Un paso que motiva

Sábado 27 de junio de 2020 | 02:00hs.
El protocolo permite cinco jugadoras por cancha y una entrenadora; así se vio ayer en Centro de Cazadores. | Foto: Natalia Guerrero
El deporte colectivo regresó en formato individual-físico. Un visto bueno muy esperado para la Asociación Misionera de Mami’s Hockey que ya comenzó a reactivar los entrenamientos bajo estricto protocolo sanitario, pero que también busca modificar algunas condiciones para seguir avanzando hacia la normalidad.
“El protocolo de la asociación va en concordancia con el de la federación misionera de hockey. En líneas generales, como la mayoría de las disciplinas, tiene un marco general que contempla las medidas de biodiversidad que venimos manejando desde el principio de la pandemia relacionadas a la higiene, el distanciamiento, el uso de tapabocas; pero también manifiesta cuestiones particulares que tienen que ver con la disciplina”, remarcó la presidenta la asociación, Nadia Rosa Labandera, en diálogo con El Territorio.
“La asociación solicitó dividir la cancha de hockey oficial en 18 cuadrantes para que en cada uno haya una jugadora practicando. Eso no fue permitido, solamente admiten cinco jugadoras, aunque estamos en una instancia donde solicitamos que revean esa decisión porque nos parece un poco incongruente en cuanto a la superficie que tiene cada jugadora. En otras disciplinas como el fútbol de salón o el básquet, que tienen superficies mucho más chicas en dimensiones, se posibilitó la misma cantidad de jugadores que hoy nos permiten”, remarcó.
“La institución considera que para cada una de esas 18 parcelas tenemos más o menos 5 por 15 metros por jugadora, entonces estamos hablando de más de 30 metros cuadrados que es mucho más de lo que el aislamiento requiere. De cualquier manera esta autorización viene bien como para comenzar la nueva modalidad e ir tomando un poco de ritmo. Hay equipos, como Centro de Cazadores, que ya comenzaron los entrenamientos”, agregó Labandera.
Hoy las Mami’s de la tierra colorada cuentan con 21 equipos distribuidos en Posadas, Garupá y Apóstoles; alrededor de 350 jugadoras afiliadas a la asociación y un crecimiento considerable producto de una estructura consolidada.
“Nuestro interés es que se nos apruebe la presencia de más cantidad de jugadoras por cada entrenamiento. Pero vamos a respetar la normativa que decreta el gobierno y el municipio, para nosotros esto igualmente es un comienzo”, recalcó la presidenta, haciendo hincapié en la vuelta con protocolo. “Hay equipos de Mami’s que se unían para entrenar desde casa vía Zoom. La posibilidad de entrenar en las canchas es algo distinto a hacerlo en un patio”.
“Hoy la asociación no tiene una cancha propia, depende de cada club la habilitación para entrenamientos. Por supuesto que el traslado también es de manera particular, el ingreso a cada lugar tiene que estar protocolizado con la toma de temperatura e higienización. Las normas generales de funcionamiento dependen de los clubes y de cada jugadora”.
“Se utilizan los elementos de práctica (palos, bochas y conos) con protocolización. El palo es de uso personal, y el cono y las bochas lo maneja el entrenador cumpliendo con la higiene de cada entrenamiento. También cada jugadora puede llevar todos los elementos y no compartirlos”, señaló.
Pensando a futuro, Labandera remarcó que “nuestro objetivo principal es volver a la competencia, es un poco lo que seduce a todas las Mami’s, y poder estar un poco más cerca de las compañeras, juntarnos después de los partidos; ojalá podamos reprogramar un torneo antes de fin de año”.


EL DATO

Los equipos de Mami’s están formados por jugadoras con una edad mínima de 30 años cumplidos o por cumplir en el año calendario y que acrediten no haber practicado antes el hockey federativo o competitivamente. También forman parte las ex jugadoras mayores de 60 años que ya integren los equipos con una trayectoria de 10 años continuos en Mami’s hockey y hasta dos jugadoras invitadas o ex jugadoras (pueden ser federadas pero que al menos hayan dejado de practicar profesionalmente diez años).

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina