Un digno adiós

Miércoles 16 de mayo de 2018
Oberá Tenis Club (OTC) cayó anoche como local 83 a 66 ante Libertad de Sunchales, Santa Fe, en el cuarto partido por uno de los cruces semifinales de la Conferencia Norte de la Liga Argentina de básquet. 
Con este resultado, el representante misionero perdió 3-1 la serie y quedó eliminado de la competencia hasta la próxima temporada. Más allá del resultado, el Celeste redondeó una gran campaña y el equipo fue despedido con el aplauso agradecido de sus hinchas. 
Desde el inicio del partido el rival fue intenso en defensa y Bruno Barovero comandó la ofensiva, respaldado por el venezolano Miguel Ruiz que tomó varios rebotes en ataque, más los puntos de Ariel Zago. 
OTC tardó en entrar en partido, tal vez condicionado por el hecho que sólo le servía ganar.
José Fabio se adueñó de la pintura y estuvo intratable en ataque, con 13 puntos en el primer cuarto. El interno obereño se asoció con Lamar Roberson para hilvanar lo mejor del Celeste en ofensiva. Así, el primer cuarto fue 18-17 para el dueño de casa. 
En el segundo cuarto el local entró en una laguna individual y colectiva, liviano en defensa y errático en ataque. Del otro lado, los ex OTC Nicolás Copello y Andrés Landoni aportaron en ataque y se despertó Augusto Alonso, con 8 tantos en el parcial. 
El DT Sebastián Torre rotó el banco buscando alternativas, pero el equipo no entró en sintonía y Libertad fue estirando la ventaja. 
El dueño de casa padeció en la lucha bajo los cristales, sobre todo cuando descansaba Fabio, el único pivote definido contra tres del rival. El parcial fue 23-15 a favor de la visita.
Tras el descanso largo Libertad entró más enchufado y, para colmo, Barovero calentó la mano. En menos de cinco minutos sacaron 15 de ventaja (40-55).
El local ajustó en defensa y entraron un par de triples, primero Rupil y luego Gornatti, para achicar a 45-56 con dos por jugar. 
En el último cuarto, Libertad -el mejor equipo de la temporada- sacó a relucir todas sus virtudes y pulverizó las chances del Celeste, que no tuvo argumentos para resolver un partido que le fue esquivo desde el inicio y perdió sin atenuantes. 
Ahora será tiempo de análisis y conclusiones. De cara al futuro habrá cosas para corregir, aunque nadie podrá reprochar la entrega de un plantel que se conformó para participar y sorprendió llegando a semifinales, incluso con dos meses de atraso en los sueldos. 

Por Daniel Villamea
deportes@elterritorio.com.ar

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina