Un añejo barbacuá de piedra itacurú posiciona a Mártires

Viernes 9 de noviembre de 2018
Victoria Bergunker

Por Victoria Bergunker interior@elterritorio.com.ar

Luego de un año del hallazgo arqueológico subterráneo en Mártires, en el departamento Candelaria, a tan sólo 70 kilómetros de Posadas, el equipo de investigación coordinado por la arqueóloga Lorena Salvatelli, llegó a las primeras conclusiones funcionales en cuanto a la estructura lítica encontrada.
Se trata de un secadero de yerba con sistema barbacuá de 15 metros, y así lo confirmaron a este medio. Además, hallaron más conductos en tierras de otras familias, en un radio de unos siete kilómetros.
En una entrevista exclusiva con El Territorio, el equipo técnico de Salvatelli explicó que todo comenzó a fines de 2017, cuando Ciro Mann de Mendonca, propietario de una chacra privada en cercanía de la costa del Yabebirí, en la localidad de Mártires, difundió el tesoro con el que convivía hace años.
Fue entonces cuando intervino el municipio y luego el Equipo Científico de la Subsecretaría de Cultura, que se hizo presente en el lugar e inició las tareas arqueológicas.
“El año pasado hicimos un primer acercamiento para ver de qué estructura estábamos hablando y este año logramos llegar al primer trabajo de campo (...) Llegamos a la conclusión de que se trata de un barbacuá de los primeros períodos de utilización, confeccionado en piedra itacurú”, afirmó Salvatelli.
Desde esta perspectiva, aclararon que no se trata de un túnel -en el sentido de una vía de comunicación o de escape- sino de un conducto en forma de Y, construido específicamente para la elaboración de la yerba mate.
María Victoria Roca, integrante del equipo de investigación, detalló: “La piedra itacurú es un material que tiene propiedades refractables, es decir, que emite mucho calor y por eso tiene mucho sentido que se haya utilizado para este sistema barbacuá. El calor entraba por la boca del conducto subterráneo y salía por las dos boquillas, lo que contribuía con el proceso de secado de la yerba mate”. 

Trabajo de campo
El trabajo arqueológico es muy minucioso, definieron,  ya que se trata de una actividad científica. Mónica Alegría, otra de las investigadoras que participó, dijo que “es un trabajo muy metodológico en el que cada intervención es documentada, registrada y analizada”.
Si bien no se hizo una excavación profunda, se realizó más bien una limpieza y un relevamiento de aquello que iban encontrando, mediante fotos, mediciones, análisis de los materiales e interpretación a través de los documentos.
“Hicimos perfiles estratigráficos viendo las capas de ceniza y la ocupación de esa estructura desde esa funcionalidad de quema de materiales. Hay un montón de indicadores que llevan a la conclusión de la funcionalidad”, precisó Alegría.
Sin embargo, la temporalidad de la estructura aún no pudieron determinarla. “Podemos decir que fue hace mucho tiempo, más de 100 años seguro, pero necesitamos trabajar mucho más para saber con exactitud”. 

Significancia identitaria
Desde el punto de vista social y cultural, este descubrimiento logra posicionar a Mártires en el mapa arqueológico de la provincia y revivir su identidad, ya que es la primera vez que se realiza una actividad científica de este tipo. “Es un rescate patrimonial, de tradiciones y cuestiones identitarias”, reflexionó Roca.
Asimismo, añadió: “La relevancia de este lugar es la yerba mate, nosotros aportamos nuestros conocimientos desde la arqueología, pero es un producto que se remonta a los guaraníes, estamos hablando de muchos años de consumo con diferentes modalidades y procesos de producción que permitió el sustento del sistema reduccional de los guaraníes”.
Además resaltaron la importancia del uso comercial que le dieron los primeros colonos que llegaron al lugar. Desde este punto de vista, el foco de la investigación está no solamente en la cuestión arqueológica sino en el rescate de antiguos saberes y cultura de la región.
En tanto, según precisaron, aún no saben cuándo culminará el trabajo. “Ahora enviamos material para analizar en la Universidad Tecnológica Nacional de Rosario, a un equipo especialista en análisis de metales y vamos a ver qué resultados nos da eso. Pero la conclusión final puede llevar meses o años”, concluyó Salvatelli.
Hoy desde las 15 se darán a conocer los primeros avances de las investigaciones realizadas en el marco del Segundo Fogón Intercultural Misionero Guaraní en Mártires. Además, durante todo el fin de semana hasta el domingo se realizarán distintas actividades religiosas y culturales con el acompañamiento de músicos regionales.

Opinión
Explotación de los yerbales naturales

Esteban Snihur Historiador

El hallazgo de un antiguo conducto de combustión de un barbacuá en Mártires nos permite entrever un interesante período de la historia de Misiones, el de la explotación yerbatera de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Cuando en 1865 las tropas aliadas en la Guerra de la Triple Alianza expulsaron a los paraguayos de los puntos que ocupaban en la banda oriental del Paraná, comenzó inmediatamente la ocupación de ese territorio que se extendía entre las alturas de la divisoria de aguas de la actual Misiones y el río Paraná. Muchos de los empresarios yerbateros, en su mayoría brasileños y correntinos que habían tenido sus molinos e ingenios entre Garruchos y San Javier, decidieron trasladarse hacia la cuenca del Paraná, atraídos por extensos yerbales silvestres principalmente en la cuenca del Yabebirí. Tan sólo en el período transcurrido entre 1865 y 1880 se establecieron más de 50 ingenios y molinos de yerba en el Departamento Candelaria. Los vestigios del barbacuá muy cerca del cauce del Yabebirí son parte del acervo patrimonial histórico de aquella etapa pionera del poblamiento y la explotación yerbatera. Evaluar en su justa dimensión el hallazgo implica aún un largo camino de investigación histórica y de trabajo de prospección arqueológica que permita dimensionar aquel antiguo establecimiento. No es el único sitio de explotación yerbatera detectado.

 


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina