Un adolescente perdió la vida en el arroyo Mártires

Viernes 8 de noviembre de 2019 | 04:00hs.
Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

“Esta agua mata”. Así de crudo fue el comentario de un joven que ayer a la tarde observaba desde lejos el procedimiento de rescate de un adolescente de 13 años que se ahogó en aguas del arroyo Mártires, transformándose así en el segundo caso de este tipo registrado en menos de una semana en el mismo cauce. 
De acuerdo a lo consignado por fuentes policiales, la reciente víctima fue identificada como David Lencina (13), un adolescente que residía en cercanías  a la costanera del Acceso Oeste.
Por lo que se pudo reconstruir hasta el momento, Lencina se encontraba en compañía de al menos otros dos menores de edad hasta que decidieron ingresar al arroyo para refrescarse, pero el divertimento culminó en tragedia en cuestión de minutos. 
Las fuentes indicaron que los menores se encontraban en un muelle ubicado a pocos metros del puente de la avenida Chacabuco, una zona no habilitada como balneario, hasta que ingresaron al agua para refrescarse pero en determinado momento Lencina comenzó a pedir ayuda en forma desesperada y a los pocos minutos desapareció de la superficie. 
Vecinos de distintas partes acudieron al lugar y alertaron del hecho al sistema de emergencias 911, tras lo cual una patrulla de la Comisaría Séptima acudió a la escena y se iniciaron las correspondientes labores. 
En el lugar también trabajaron rescatistas de Bomberos de la Policía y efectivos de la Prefectura Naval Argentina (PNA) que recorrieron el cauce a bordo de una embarcación y los buzos tácticos se sumergieron en varias oportunidades para localizar al adolescente. 
El trabajo en la escena se extendió durante varios minutos, hasta que cerca de las 16.30 se confirmó lo peor y el cuerpo del joven fue hallado en cercanías al muelle desde donde se había arrojado. 
El hallazgo del cuerpo trajo consigo escenas de dolor y drama en la costanera, que incluyeron recriminaciones entre conocidos de la víctima. 
“Este arroyo es muy peligroso.  Tiene todas las complicaciones que se puede tener. Es hondo, el fondo está lleno de vegetación, tiene pozos y encima tiene mucha corriente. Muchos piensan que sólo con saber nada alcanza, pero  acá hay que tener mucho cuidado”, describió un rescatista consultado. 
Y el testimonio cobra mayor sustento cuando se toma en cuenta que el último antecedente de este tipo se registró hace exactamente una semana. 

El antecedente
Es que el último viernes por la tarde, Víctor Machuca (38) había ido a pescar en el arroyo Mártires junto a su hermano Claudio (36), pero mientras navegaban por el cauce la canoa se dio vuelta y ambos cayeron al agua. 
El desesperado grito de auxilio de los hermanos fue oído por un primo y un vecino de ellos que  los estaban esperando en la costa, quienes de inmediato fueron al rescate. 
En esa instancia Claudio alcanzó a ser socorrido, pero cuando quisieron ir por Víctor ya era tarde porque el hombre había desaparecido de la superficie. 
El hecho fue alertado a la Policía y de inmediato se montó un operativo de búsqueda, aunque en esta ocasión los resultados recién llegaron al día siguiente, cuando el cuerpo del pescador fue encontrado por los rescatistas.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina