Trump puja con la Opep para que no caiga la producción de crudo

Jueves 6 de diciembre de 2018
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presionó ayer a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) a no restringir la producción de crudo. Aseguró que el mundo “no quiere ni necesita un aumento de los precios”.
“Esperemos que la Opep mantenga el flujo de crudo tal y como está, sin restricciones. El mundo no quiere ni necesita un aumento del precio del petróleo”, adujo el mandatario norteamericano.
A instancias de Arabia Saudita y Rusia, los miembros de la Opep y sus principales aliados, tienen previsto reunirse hoy y mañana en Viena con el objetivo de alcanzar un acuerdo para restringir su oferta para así apuntalar los precios del crudo.
En los últimos días Trump lideró una campaña contra el incremento del precio del petróleo, que el lunes, no obstante, repuntaba casi un 4 por ciento y se vendía a 60,64 dólares por barril, en buena medida debido a la tregua comercial pactada por Estados Unidos y China.
La reunión de la Opep busca controlar estas oscilaciones generadas por los factores externos.
Los expertos advierten que una falta de acuerdo podría causar un considerable desplome de los precios y reconocen que la situación es compleja, con diversos desafíos, entre los que destacan el auge de la explotación de “petróleo de esquisto” en Estados Unidos.
La primera potencia mundial y ya productor de crudo número uno del planeta es el principal rival de la alianza que, apodada “Opep+”, se forjó hace dos años entre la organización y otros productores para lograr la recuperación de los precios, tras el desplome de cerca del 80 por ciento que experimentaron entre 2014 y 2016.
En noviembre, el barril de la Opep, una mezcla de quince tipos de crudo, uno por cada país miembro, se vendió a una media de 65,33 dólares, un 17,7  por ciento menos que el promedio de octubre (79,39).

Merma 
 Con la última modificación, el barril de la Opep acumula un encarecimiento de casi el 5 por ciento en dos jornadas.
En los últimos días el valor del crudo levemente por la decisión de Estados Unidos y China de acordar una tregua en su guerra comercial.
Por otro lado, se conoció que la diminuta y rica en hidrocarburos nación árabe de Qatar anunció que se retirará de la Opep en enero, en un reproche al grupo  petrolero dominado por Arabia Saudita, mientras prosigue el boicot contra el gobierno catarí por parte del referido reino. 
De concretarse la declaración, Qatar podría ser la primera nación de Oriente Medio en abandonar la agrupación  desde su fundación en 1960. De nuevo se involucra la política en una organización que durante mucho tiempo ha insistido en que no es partidista, robando titulares justo cuando el  grupo delibera recortes de producción para detener una caída en los precios mundiales del petróleo crudo.
Aunque solo aporta una fracción de la producción total de la Opep, la decisión de Qatar también pone en tela de juicio la viabilidad del grupo.   
La Opep, que antes era lo suficientemente fuerte como para detener a Estados Unidos con el embargo de petróleo de la década de 1970, necesitó que países que no eran miembros, como Rusia, llevaran a cabo un recorte de la producción en el 2016, después de que los precios cayeran por debajo de los 30 dólares por barril. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina