Todos unidos y por la épica

Domingo 20 de octubre de 2019 | 05:00hs.
Hace 74 años, en la Argentina una movilización popular y obrera, daba nacimiento a un movimiento político y social como fenómeno de masas. Se trata del movimiento peronista que desde entonces encarnó la necesidad de cambio y modificó la forma de hacer política en el país. En conmemoración a esa fecha, el último 17 de octubre, se recordó el Día de la Lealtad peronista y sonó con fuerza en distintos puntos del país, la Marcha Peronista que a su vez nació también un 17 de octubre pero de 1949 -cuando se entonó por primera vez-, es decir, hace 70 años.
El acto central concretado esta vez en La Pampa, tuvo como principales oradores a los candidatos a presidente Alberto Fernández y a vicepresidente Cristina Kirchner. Allí se recordó aquella gran movilización popular y obrera de 1945 que permitió la liberación del coronel Juan Domingo Perón.
Desde entonces además se incorporó el concepto de justicia social, independencia económica y soberanía política en la Argentina, que desde el Frente de Todos plantean que se fue perdiendo en la gestión de Mauricio Macri, por eso la fórmula Fernández y Fernández, promete recuperar. También hace 74 años, se vivía una profunda crisis política, que siempre termina afectando al pueblo.
Nadie olvidaba por entonces, ni ahora las reivindicaciones históricas hacia los trabajadores, que luego serían identificados con “los muchachos peronistas”, el nombre oficial dada a la canción interpretada de manera original por Hugo del Carril, que añadía en sus letras cómo ganar una elección: “Todos unidos triunfaremos”.
En esta oportunidad, además la fecha representó la posibilidad de que nuevamente Alberto y Cristina estuvieran juntos en un acto. Volverían a subirse a un escenario, el próximo jueves 24 en Mar del Plata, donde cerrarán la campaña previa a las elecciones del próximo domingo 27.
En el Día de la Lealtad, Cristina acusó al presidente Mauricio Macri de devastar el país y en su discurso, se mostró dispuesta a saber en qué se gastó la plata del grave endeudamiento externo de la Argentina. Durante el primer debate presidencial, Alberto Fernández también había deslizado que Macri debería explicar sobre el destino de los 57.000 millones de dólares prestados por el Fondo Monetario Internacional.
Con el acto de esta semana desde el Frente de Todos, se mostró un peronismo unido como recomienda la marcha para triunfar, cosa que desde hace años no sucedía en el país, como lo recordaría Alberto Fernández. Justamente el candidato del Frente de Todos, posibilitó la unidad sobre la que pretenden hacer base en caso de hacerse cargo de la administración nacional.
Como muestra de tal avance, los candidatos del peronismo reunieron en Santa Rosa, La Pampa, a todos los gobernadores, intendentes y líderes sindicales. Por Misiones, entre otros estuvieron presentes, el gobernador Hugo Passalacqua y el diputado provincial y presidente del Partido Justicialista, Rafael Pereyra Pigerl.
El triunfo une al peronismo que en esas condiciones es un movimiento difícil de vencer. Justamente la fórmula peronista llega como favorita para las elecciones del próximo domingo y desde Juntos por el Cambio, sueñan con conseguir algunos puntos más que les permitan forzar a una segunda vuelta. Pero la decisión definitiva surgirá el domingo 27 a través del voto de cada uno de los ciudadanos del país.
Ante la posibilidad de que el peronismo repita similar resultados o incluso mejore comparado a las Primarias, los principales y mayores ejecutivos del país hicieron un guiño a Fernández en caso de llegar a la presidencia. Fue durante el Coloquio de Idea (Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina) que es el evento del sector más importante del año en Argentina.
Allí se planteó la necesidad de un gran pacto tras las elecciones. También quedó en claro que los problemas urgentes por revertir son el hambre y la pobreza en el país. No se hablaron de muchos detalles de cómo sería un eventual acuerdo pero sí de pasar de las palabras a los hechos para superar la crisis.
Allí se mostraron dispuestos a colaborar con Fernández de llegar a administrar el país. No es un tema menor, porque es un sector que siempre estuvo más identificado con Mauricio Macri. Sin embargo, esta vez, le brindaron al aspirante a la reelección un tibio aplauso durante la video conferencia brindada por Macri. Quien intenta retener el poder, interpretó que hay mucho escepticismo y que ya le dan por perdido a las elecciones desde el círculo rojo, conformado por grupos de poder económico y mediáticos.
El presidente sigue dando pelea y las marchas que viene realizando en el país le sirven para consolidar su voto e intentar pescar de otros candidatos y sobre todo de quienes no fueron a votar en las Paso. Si bien todos los encuestadores señalan que le Frente de Todos ganaría en primera vuelta, la marcha multitudinaria de ayer en el obelisco de la ciudad de Buenos Aires, les renueva la esperanza para intentar llegar a la segunda vuelta.

Con los números en rojo
Es que la administración del Presidente sigue arrojando los peores números a pocos días de las elecciones. En el día de la Lealtad, se conocía que la inflación de septiembre fue del 5,9% mensual en septiembre y la interanual se situó en el 53,5%.
Como ya se dijo en esta columna con anterioridad, el presupuesto nacional para 2020, que para muchos economistas fue bastante dibujado, se estima que la subida de precios del próximo año rondará el 34%.
Sin embargo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la Argentina cerraría el 2020 con una inflación cercana al 40% y una caída del Producto Bruto Interno del 1,1%. Esta proyección puede llegar a cambiar en caso de modificarse el Gobierno, pero está claro que se presenta un gran desafío para la próxima administración.

El debate que viene
Como ocurrió el pasado domingo, hoy los seis postulantes a la Presidencia volverán a enfrentarse frente a las cámaras en el segundo y por ahora, último debate presidencial, siempre y cuando haya un ganador en las elecciones del próximo domingo. De lo contrario -de haber una segunda vuelta-, volverán a debatir los dos más votados antes de la siguiente elección.
Está claro que resulta difícil definir si existió un claro ganador en el primer debate presidencial, pero muchos analistas, como el caso de Federico González, coincidieron en señalar que a Alberto Fernández se lo vio con mayor aplomo, con manejo de escena y con rápida reacción para responder sobre un tema lanzado en el momento.
En ese sentido y en su capacidad discursiva, sacó ventajas. Algo similar se le reconoce a José Luis Espert, quien mejor manejó la lógica confrontativa propias de los debates. En cambio Macri, no terminó de salir de su zona de confort y pareciera limitarse a los argumentos previamente elaborado para cada situación. En definitiva no se lo vio natural y más bien estaba intranquilo.
Lo cierto es que el contrapunto más fuerte, durante todo el encuentro en la Universidad del Litoral, se dio entre Macri y Fernández. Las encuestas post debate reflejan las mismas preferencias de los electores que votaron en las Paso en cuanto a quien lo ven como ganador del debate. En síntesis, los votantes de cada uno, vieron ganador a su candidato preferido en el debate.
El consultor Gustavo Córdoba señala que los debates sirven para cosechar nuevos votos cuando las contiendas están emparejadas. Por lo tanto, un error o alguna iniciativa importante de algún contendiente pueden traer votos. Pero cuando existen tantas diferencias entre los dos espacios más votados, los debates no cambian las cosas.
El consultor mediterráneo fue de los pocos que se acercaron al resultado de las Paso, gracias a realizar encuestas domiciliarias. En su análisis sostiene que la economía y el PJ unificado son la piedra basal de lo que pareciera el triunfo de la fórmula de los Fernández el próximo domingo.
En cuanto a Roberto Lavagna, incluso en una cuestión de su competencia como la economía no supo destacarse. Quizás su estilo más pausado y con la brevedad que imponía para cada respuesta, no le permitió brillar en el escenario. Planteó que en el debate de hoy a realizarse desde las 21, en la Facultad de Derechos de la UBA, seguirá “diciendo cosas aburridas como la del hambre, de ciencia y tecnología, si eso es aburrido, no importa, soy aburrido”. Lavagna cree sacarle a Macri los votos de centro y progresistas no peronistas. Que se alejarían de Cambiemos por la derechización de su campaña.
Juan José Gómez Centurión, que parecía nunca terminar de redondear a tiempo sus ideas, habría estado trabajando para esta segunda oportunidad para darle mayor fluidez a sus intervenciones.
El dirigente de izquierda como Nicolás del Caño, cumplió con su postura y hasta por momento, tuvo excesos innecesarios insistiendo con el minuto de silencio por los muertos en la represión de Ecuador.
En el debate de hoy los tópicos a ser abordados serán seguridad, empleo, producción e infraestructura, federalismo, calidad institucional y rol del Estado, desarrollo social, ambiente y vivienda.
Se estima que quizás el primer bloque sea el menos agitado para Macri, que viene además repitiendo en campaña el plan nacional referido a la lucha contra el narcotráfico. Se cuestiona desde la oposición que en los operativos cayeron más consumidores o mulas y en este tiempo, no se pudo demostrar el desarme de una gran organización, que seguramente será cuestionado. Pero habrá seguramente muchos temas con abordajes tensos en especial el desempleo y la pobreza que agudizó este gobierno.

Pichetto en Misiones

Desde Juntos por el Cambio en Misiones, decidieron reforzar la campaña trayendo al candidato a vicepresidente de la nación Miguel Ángel Pichetto. Lo hizo nueve días después de que llegara a la provincia con el mismo fin el presidente Macri.
Quien llegó a Cambiemos con la idea de poner una pata peronista en el gobierno nacional e intentó dividir al peronismo no tuvo mucha suerte como quedó reflejado el pasado 17 de octubre. Es que en esto también se diferencian con el Frente de Todos, ya que tanto Alberto como Cristina, logran convocar multitudes en forma conjunta o separada.
En cambio, es solamente Macri quien hace actos con el “Sí se puede” para intentar al menos retener al núcleo duro de simpatizantes, pensando además en caso de no retener la presidencia en la conformación de un bloque opositor.
Pichetto, que estuvo en Posadas acompañado por el primer candidato a diputado nacional Alfredo Schiavoni y luego se trasladó a Oberá, recordó uno de los últimos grandes actos realizado ayer y que sumado a lo que vienen concretando, tienen chances de dar vuelta el resultado de las Primarias.

En el Frente de Todos
La diputada nacional, Cristina Britez que busca ser reelecta por el Frente de Todos, afirmó que los propios vecinos angustiados por la devastación provocada por el gobierno de Macri salen a militar a favor de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.
Aseguró que la gente salió a militar, como nunca se había visto, para revertir este momento donde como nunca antes todos hablan de la economía y de lo mal que lo están pasando. Afirmó que lo único que piden es que se genere trabajo, que se brinden oportunidades a los jóvenes. Cristina confía en ratificar la muy buena elección que tuvo junto a Héctor Cacho Bárbaro que está segundo en la lista.
Afirmó que el peronismo está devolviendo la esperanza a los ciudadanos y que trabajarán en ese sentido para mejorar la calidad de vida de todos y mientras tanto, tiene la esperanza que se dejen de cerrar las fábricas que dejan a miles de argentinos sin oportunidades.

En la renovación
Desde el Frente Renovador, de nuevo se pusieron al hombro la campaña tanto el gobernador saliente Hugo Passalacqua como el electo mandatario provincial, Oscar Herrera Ahuad.
Ambos con el fuerte trabajo de la militancia lograron recorrer toda la provincia acompañado por los candidatos a diputados nacionales, entre los que se encuentran Diego Sartori, Ivonne Aquino y Néstor Pitana. Desde el espacio que gobierna la provincia, estiman que la fuerte bajada territorial mejorará la postura del Frente Renovador.
En esos recorridos, explicaron a la ciudadanía la importancia de contar con legisladores propios, que no respondan a los partidos nacionales sino al interés provincial. Como muestra de la importancia de defender lo que le corresponde a esta provincia, desde la renovación se puso como ejemplo la forma en que habían actuado reclamando ante la Corte Suprema de Justicia junto a otras provincias, para que la Nación devuelva la coparticipación afectada por los decretos que disminuyeron los impuestos.
Entienden que debe ser siempre así la defensa de los intereses locales, cuando desde la Nación atentan contra los intereses de provincias empobrecidas a las que nunca otorgaron mayores beneficios y sufren los mayores índices de desempleo golpeados por una inflación anacrónica y estructural. Entienden que esto puede cambiar y ven con buenos ojos que el candidato Alberto Fernández tenga pensado darle gran importancia al federalismo, asentando esa iniciativa en los gobernadores que se muestran muy entusiasmados en tal sentido.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina