Taiko: sonidos que afianzan la cultura japonesa y la integración

Miércoles 6 de junio de 2018 | 06:30hs.
Por Silvia Godoy
sociedad@elterritorio.com.ar

Este domingo Posadas será sede del primer festival de invierno Fuyumatsuri, un evento de tradición japonesa que reúne el milenario legado de esta cultura. 
La fiesta de taiko, danzas típicas, artes marciales, artesanías y gastronomía es organizada por la Asociación Japonesa de Posadas y tendrá lugar en el edificio de la entidad, avenida Blas Parera 3914 -casi avenida San Martín- desde las 17 y con entrada gratuita.

Los miembros de la asociación relataron que la festividad “es una oportunidad de celebrar la cultura y de abrirnos a la comunidad para que más personas conozcan las tradiciones japonesas y que sepan que tenemos las puertas abiertas”. 

Masayi Nakamura, presidente de la asociación, relató sobre los orígenes de este espacio de integración para la colectividad: “Nació como un lugar para mantener la lengua materna, los saberes de los ancianos. Cuando yo era niño, las abuelas eran las que voluntariamente nos enseñaban el idioma y gracias a eso muchos pudimos hacer la universidad en Japón, porque un requisito es saber el idioma”.

Además, una de las estrellas  es el taiko dojo, sin dudas el atractivo que acerca a niños y adultos -con ascendencia japonesa o no- a la filosofía de vida oriental.
El taiko, un gran tambor elaborado en madera dura y con parche de cuero se hace sonar con los bachi, baquetas de madera. La música es armoniosa y alegre o también puede representar drama como un duelo, batalla o una tormenta.

“Todo depende de la pieza que se interpreta y de la fuerza del golpe entre otras cuestiones técnicas”, precisó Melissa Imamura, una de las encargadas de las clases junto con Yuki.

Y detalló que “no es que sea una maestra o sensei, eso es mucho más profundo, estamos todavía en la fase de aprendices y a la vez, enseñamos a los chicos el taiko, que define a la vez al instrumento; y la música es algo relativamente nuevo si tenemos en cuenta la milenaria tradición del Japón. Pero por otro lado, con la percusión de taiko se rescata este instrumento que estuvo presente en la historia del país, primero en las guerras, en las ceremonias sagradas; y en la actualidad en las festividades sale a las calles, aunque por sus grandes dimensiones es muy pesado”.

Al golpear el bachi y sacarle al tambor su sonido, el ejecutor hace mucho más que música. “Es una disciplina que además de arte enseña sobre el trabajo en equipo, la solidaridad, la disciplina, la coordinación, estás haciendo música pero tenés la conciencia de que no estás solo, sos parte de un grupo y tu rol es importante y complementa al resto”. En tiempos de vértigo y exitismo, el tambor japonés y la danza marcan un ritmo diferente. “La riqueza del taiko está en el poder de comunicar, en su expresión: que no se da de forma individual, es colectivo”, concluyó Imamura.


Para agendar

La primera edición del Fuyumatsuri será este domingo desde las 17 en la Asociación Japonesa, con entrada gratuita.
Habrá venta de comidas y bebidas típicas.
Junto con el grupo de Taiko tocarán los Grillos Sinfónicos.
Los tambores los fabrica, en Jardín América, el luthier Naritoshi Daiko.


 




El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina