Seguro automotor: más clientes buscan ahorrar bajando su cobertura

Viernes 10 de agosto de 2018 | 07:00hs.
Victor Piris

Por Victor Piris vpiris@elterritorio.com.ar


La incidencia de la inflación también está promoviendo cambio de hábitos para mantener un automóvil. Además del ahorro posible en las cargas de combustible, los propietarios también consultan más y están tendiendo a bajar la cobertura de sus seguros. Así, dependiendo de la antigüedad del coche, se observan bajas de los seguros para todo riesgo que pueden cotizar cerca de los 2.700 pesos a pólizas de terceros completa con un costo que ronda los 1.200 o 1.600 pesos. En otros casos también hay quienes piden la baja hasta la póliza contra terceros (la más básica y obligatoria), que puede rondar los 600 o 700 pesos. 

La cuota y el riesgo
“Por la inflación y la mayor cotización del dólar, todo el valor de los automóviles y sus repuestos subió. Y también los costos de los seguros, que deben seguir esos valores. Por esto la gente busca diferencias de precios en las coberturas que puede contratar”, explicó Santiago Horianski, director comercial de la aseguradora Horianski Broker.
Y detalló: “Dentro de este escenario, nosotros tratamos de ofrecer productos a empresas, que les pueden bajar los costos. Y lo que les recomendamos a todos los clientes es que en lo posible no se arriesguen a bajar a una cobertura básica que no cubre los daños o el robo que puede sufrir su vehículo”.
Horianski explicó, como ejemplo, que en las consultas los clientes evalúan las coberturas y las rebajas de precios que pueden tener. “Dentro de las coberturas todo riesgo con franquicia, a mayor franquicia, menor es el costo de la cuota mensual. En esos casos, el cliente asume el riesgo de que si llega a tener un siniestro, deberá afrontar una inversión mayor en la reparación de su vehículo”.
Se recordó que en los costos de los seguros, hay una diferenciación entre tener un auto en la capital provincial o tenerlo en una localidad del interior.
“Las pólizas suben porque también el valor de los autos subió mucho en el último año”, se coincidió desde otra empresa aseguradora local.
Y se apuntó que lo más frecuente entre los clientes es analizar los valores y quedarse con un seguro que al menos cubra robo, rotura de parabrisas y daños por granizo. Esta última ronda los 1200 pesos.
“En general la persona busca estar protegida, porque no hay tanta diferencia entre tener cobertura por robo y daños, que no tener nada. En general prefiere pagar más y saber que al menos tiene algo de protección”, se comentó.
Otro punto evaluado por los clientes es el uso intensivo del vehículo. A mayor uso, se trata de mantener la categoría de seguro.

El coche, un costo creciente

Según un reciente relevamiento de Iprofesional, el costo de mantenimiento de un auto familiar mostró un rápido ascenso este año. Si a esto se le suman las recientes subas en combustibles (que ya superan el 33% en el año) y peajes, entonces los gastos asociados al auto pueden superar los 12.000 pesos en el caso de los modelos más económicos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba). En el caso de Posadas el valor bajaría hasta unos 8.000 pesos, no teniendo que afrontar costos de garaje, peajes, haciendo services básicos y un seguro económico. Claramente este valor crecería en el caso de que el automóvil, tenga un uso intensivo, deba afrontar el cambio de batería, cubiertas o un arreglo mécanico.


Más preferencia por los usados

El mercado de autos se convulsiona con la disparada del dólar desde fines de abril. La primera consecuencia de la abrupta devaluación del peso fue la fuerte suba del precio de los 0 kilómetro. Según Ámbito Financiero, en lo que va del año los vehículos nuevos se incrementaron alrededor del 40%. Algunos modelos, incluso, perforaron ese techo. Un dato clave es que la mayor parte de ese incremento se produjo en los últimos tres meses.
Por ejemplo, en mayo, algunas marcas llegaron a aplicar tres aumentos en el mes para acumular un alza del 14%. Esto provocó que a partir de entonces comenzaran a caer las ventas, que venían en constante crecimiento desde comienzos de 2016. Sólo en julio los patentamientos tuvieron un retroceso interanual del 17% y las entregas de fábricas a concesionarias se derrumbaron el 30% mientras contra junio de este año bajaron un 16%.
En los primeros siete meses del año se registraron 115.589 operaciones de compraventa de autos usados; un 8,2% más que en el mismo período de 2017 cuando totalizaron 106.813 transferencias.
“En julio el mercado volvió a crecer, tras una leve caída el sexto mes del año. El principal motivo de la suba de operaciones se debe a que los precios de las unidades usadas están competitivos; los aumentos del dólar no fueron trasladados en su totalidad a los usados y eso dinamiza el mercado”, dijo Germán Scaramuzza de la Cámara de Comercio Automotor. Asimismo, señaló como positivo que las transferencias rozaron las 18.000 unidades y es la mayor cifra registrada en lo que va del año. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina