Schoenfisch declaró ante la Justicia pero no pudo brindar muchas precisiones

Viernes 29 de mayo de 2020 | 05:00hs.
Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

Exactamente dos semanas después del ataque que casi le costó la vida, el ex intendente de Santiago de Liniers, Arnoldo Schoenfisch (59), se presentó ante la Justicia para prestar declaración testimonial en el marco de la causa que tiene a su hijo como único sospechoso del hecho en el que además fue asesinada su madre. 
La audiencia había sido programada inicialmente para el miércoles pero fue el propio Schoenfisch quien pidió un día más de margen para poder prestar declaración ante las autoridades del Juzgado de Instrucción Uno de Eldorado, a cargo del magistrado Roberto Saldaña.

De esta forma, la comparecencia del hombre finalmente se dio ayer a la mañana y Schoenfisch llegó a sede judicial cerca de las 9.30, en compañía de su hijastro y actual intendente de Santiago de Liniers, Miguel Szumkoski.

La expectativa de todos los pesquisas se concentraban en esta testimonial ya que confiaban en obtener un relato en primera persona de lo sucedido durante esa madrugada del 14 de mayo cuando él y su esposa, Faustina Antúnez (56) -que después falleció-, fueron atacados a tiros dentro de su propia habitación.

Sin embargo, las fuentes señalaron que el ex intendente no pudo aportar mucha información respecto a lo sucedido, a tal punto que aseguró no recordar cómo ni quiénes lo trasladaron malherido desde su casa hasta el hospital Samic de Eldorado, donde fue atendido inicialmente después del ataque.

Al margen de las expectativas puestas en esta declaración, para las autoridades esta falta de memoria era algo esperado y hasta entendible, teniendo en cuenta la gravedad del hecho sufrido y las consecuencias que le generó en su salud.

Después del hecho el ex alcalde permaneció nueve días internado en el hospital Madariaga a raíz de una herida de bala que, literalmente, le atravesó la cabeza a la altura de la sien y le dañó severamente sus nervios ópticos, cuadro que muy probablemente le deje como secuela la pérdida de la visión.

Ante este contexto, las fuentes señalaron que una vez cumplida la formalidad de ayer se aguardará un tiempo considerable para que Schoenfisch siga recuperándose y pueda volver a presentarse ante la Justicia en mejores condiciones, fundamentalmente anímicas. 

Causa avanzada

Mientras tanto, los pesquisas seguirán a la espera del resultado de las distintas pericias ordenadas a realizar, entre ellas, el examen de dermotest que pretende detectar restos de pólvora en las manos de Pablo (18), el hijo de las víctimas y único imputado por el caso.

Este punto es importante dado que en primera instancia las pruebas de guantelete de parafina le dieron negativo, aunque las fuentes siempre recalcan que este tipo de resultados son meramente “orientativos o indiciarios”, por lo cual el informe de dermotest es el análisis que concentra toda la atención.

Por otra parte, también aguardan el resultado de distintas pericias científicas practicadas sobre elementos secuestrados en la escena del hecho y también en poder del detenido, principalmente prendas de vestir que presentaban manchas que podrían ser de sangre.

Al margen de este panorama, la causa se encuentra bastante avanzada, a tal punto que ya se concretaron varias testimoniales consideradas de importancia. 
Entre ellas se destacan las declaraciones aportadas por varios familiares que dieron cuenta de la mala relación que últimamente llevaban las víctimas con su hijo como consecuencia de malos comportamientos y desobediencias.

Incluso, el otro medio hermano detenido declaró ante la Justicia que esa madrugada después del ataque interpeló al detenido y el muchacho le confirmó que él fue quien atacó a sus padres.

Además, en los últimos días también se confirmó el hallazgo de varios tickets de extracciones de cajeros automáticos que el implicado habría efectuado después de hurtarles la tarjeta a sus padres. El dinero extraído ascendería a los 38.000 pesos, aproximadamente.

Todos estos elementos tendidos sobre la mesa no hacen más que comprometer aún más al muchacho detenido, quien hace unas semanas se abstuvo de declarar y fue imputado por “homicidio agravado por el vínculo y tentativa de homicidio agravado por el vínculo”, delito que  prevé una pena de prisión perpetua. Desde ese momento, el joven está alojado en la Unidad Penal III de Eldorado.

Arnoldo Schoenfisch estuvo internado en el hospital Madariaga desde el 14 hasta el 23 de mayo, cuando los galenos le dieron el alta y pudo regresar a su vivienda en Santiago de Liniers.

Tanto él como su esposa Antúnez, que después falleció, fueron atacados a tiros y sufrieron heridas de balas calibre 38 que provocaron orificios de entrada y salida. 
La autopsia practicada al cuerpo de la mujer estableció que el disparo fue efectuado a corta distancia, a tal punto que algunos consideran que el arma hasta pudo haber sido apoyada en su cabeza. 

En cifra

$38.000

Entre los elementos encontrados al joven detenido hay tickets de extracciones por $38.000 de cajeros automáticos que hizo tras hurtarles la tarjeta a sus padres.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina