“Salió en busca de la víctima, es como un chacal, no puede vivir en sociedad”

Miércoles 10 de octubre de 2018 | 05:00hs.
Agustín Mazo

Por Agustín Mazo fojacero@elterritorio.com.ar

El tono que utilizó durante su extenso relato fue una muestra del profundo pesar que vive Juan al ver el difícil momento que carga sobre la espalda su hija Luzmila (18).

Mientras recorre junto a su familia el proceso judicial que busca identificar al conductor de la Toyota Hilux que el domingo 23 de septiembre atropelló a su hija y a su novio, Carlos Alejandro (17), en un sector de la Costanera oeste de Posadas, el hombre salió a los medios a reiterar el pedido de justicia.

Con entereza y convicción en sus palabras, el hombre transmitió en diálogo con Radiactiva 100.7 los detalles que le confió Luzmila en relación a lo que recuerda del accidente. Además, expresó las certezas que le van dejando las pruebas y los testimonios que se han relevado hasta el momento en la investigación.

“Para mi es difícil volver hablar de esto, todo el tiempo tengo en la cabeza las cosas que ella pasó. Yo la vi mal, golpeada, le cuesta caminar. Tiene ataques de pánico. Mi hija era una chica alegre, llena de vida. Hoy por hoy es una chica que no habla, está callada, yo sé que sufre”, inició su relato Juan.

“A mi me da mucha impotencia ver a mi hija temblar y llorar. Todo esto es muy duro para ella y es una situación más que traumática”, añadió.

También sostuvo que la chica jamás se vio involucrada en conflicto alguno. Y comentó además que las cosas que se dicen en torno a que Luzmila conocía al detenido son mentira. “Ella no lo conocía y yo lo conocí ahora con todo esto”.
También se refirió a la presencia de los familiares del detenido el lunes frente al edificio del juzgado, situación que describió como un acto para amedrentar a la muchacha.

“No me genera miedo, sí impotencia. Nosotros no estamos acostumbrados a este tipo de cosas, jamas caí preso, ni una multa de tránsito tengo. Todo esto que pasó nos afectó, mucho más a ella, es duro verla día a día”, agregó.

Por otra parte, dijo que la joven continúa con la recuperación y que, a causa de los golpes en la espalda y en el abdomen, sigue bajo estricto tratamiento médico, además de recibir asistencia psicológica por parte de profesionales aportados desde la Justicia. 

“La ensucian”

En relación a algunas versiones que circularon sobre una supuesta relación que Luzmila mantenía con el hoy detenido, el hombre salió al cruce y lanzó: “La van a estigmatizar, la ensucian. Yo no puedo entender un montón de cosas. Este chico tiene 29 años pero tiene dos hijas. No entiendo cómo alguien puede ser así”.

Y luego fue más allá y cargó severamente en la actitud del detenido: “Yo creo que la persona que hizo esto es un enfermo. Salió en busca de la víctima, es como un chacal. Una persona así no puede vivir en la sociedad, no merece perdón de Dios”.

Por último, reconoció que hoy su hija está viva gracias a la acción de su novio.

“Él llevó la peor parte porque empujó a mi hija. Él le salvó la vida, por eso yo agradezco a Dios que mi hija esté viva y que Carlitos también esté vivo. Le agradezco lo que hizo por mi hija, que no permitió que la arrollara la camioneta”.

“Recuerda bien el rostro de quien lo impactó”

En el marco de las pesquisas que lleva adelante el magistrado Marcelo Cardozo, titular del Juzgado de Instrucción Uno, Carlos Alejandro (17) prestó declaración testimonial ayer y contó su versión de los hechos. 
Acompañado por su mamá, el adolescente declaró durante un largo rato, ratificó sus dichos aportados inicialmente y también dio algunos aportes sobre el vehículo implicado en el hecho.

Uno de los que dio más detalles en torno a la testimonial de Carlos fue el abogado querellante Santiago Koch. El letrado contó que: “En su declaración Carlos reafirmó, en consonancia con lo que había dicho Luzmila, contó el hecho con mucha precisión, recuerda hasta el momento del impacto, incluso las primeras letras de la patente de la camioneta y el modelo. Relató muy bien los momentos previos al siniestro y recuerda bien el rostro de quien lo impactó”, indicó en diálogo con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7.
Koch mencionó que, al día siguiente del impacto, Carlos pudo realizar un identikit, lo que le permitió a la Policía dar con la presunta persona que cometió el delito. “Es una prueba bastante contundente”, consideró el abogado.

En relación a la continuidad de la investigación, precisó que faltan algunas pruebas técnicas de la camioneta, los informes médicos de Luzmila para ver si hubo otro delito, además la División de Ciberdelito está investigando los celulares del imputado, de las víctimas y de los familiares “para ver si puede conectar algo más”.

“Tratamos de buscar una verdad, ayudar a la instrucción del caso para poder encontrar la persona que haya cometido el delito. Queremos justicia por estos dos chicos que fueron gravemente lastimados”, señaló.
Como ya informó este medio,  Luzmila (18), la otra víctima de la agresión, brindó declaración testimonial el lunes por la mañana y todo lo aportado apuntó hacia el único detenido que tiene la causa.

Tal como publicó El Territorio, la joven describió hechos, aportó datos y dejó indicios que se relacionan con el acusado.
En primer lugar, la muchacha aseguró que las características físicas del hombre que cometió el hecho coinciden con el identikit elaborado por la Policía en el marco de la investigación.

Según comentó el abogado Koch, “Luzmila está en estado de shock, con tratamiento psicológico, tiene recuerdos momentáneos, sufre ataques de pánico, todavía no puede hacer una reconstrucción completa del hecho por el cuadro que reviste”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina