Robaron más de 200 peces de un estanque escolar de San Javier

Jueves 11 de octubre de 2018
Los estudiantes y profesores del IEA 12 de San Javier no salen del asombro, tras constatar que desconocidos se llevaron más de un centenar de peces de un estanque de la institución. El pasado 6 de octubre, los alumnos que llevan adelante un proyecto de piscicultura como parte de la currícula fueron a realizar una biometría a los peces (medición, peso y devolución), y se encontraron con que sólo quedaban 20 ejemplares de pacúes, boga y sábalos de los más de 200 que contenía la alberca.
 En ese marco, el profesor Leonardo Rodríguez manifestó su desazón en diálogo con El Territorio. “Con mucho pesar debemos comunicar que nuevamente personas de escasos valores morales, ventajistas y cuanto adjetivo calificativo se le puede anexar a alguien que toma algo que no le pertenece, se hicieron de nuestros esfuerzo. Con este robo se perdieron meses de trabajo y de registros, meses de muchos sacrificios para mantener los peces, quedamos nuevamente en cero. Hubo mucha inversión tanto económica como en tiempo. Lamento por los chicos que deban vivir una experiencia tan desagradable ”, resaltó.
Según señaló el docente, los peces formaban parte de un proyecto escolar llevado adelante por alumnos de 5º y 6º año y habían sido donados por la Estación de Hidrobiología y Piscicultura “El Puma”. En esa línea, comentó: “El jueves con mucho entusiasmo encaramos la biometría. Al pasar la red se encontró sólo una pequeña población de peces. Teníamos 200 pacúes juveniles, así como también 30 bogas y 30 sábalos. Fue muy triste para nosotros porque sólo pudimos ver menos de 20 peces, ahí nos dimos cuenta que nos robaron los pescados. En realidad robaron el proyecto de las alumnas de 5° y 6° año, porque ellas llevaban las estadísticas de crecimiento, peso, densidad del agua y todo lo que implica, sin contar el gasto económico que llevó mantener y criar esos peces”.
Al respecto, Rodríguez precisó que la bolsa de alimento balanceado cuesta 780 pesos y desde el inicio del programa se habían empleado 26 bolsas, alcanzando una inversión de 20.280 pesos, que la institución pretendía recuperar con la primera venta de peces. “El kilo de pacú ronda los 190 pesos, nosotros ya teníamos de la última biometría de los pacúes que rondaban los 2 kilos promedio a más. Con la venta de ellos íbamos a reinvertir en nuevos alevinos y mejorar el estanque de cría con maquinaria y hacer más ensayos exactos con más precisión. Acá existe mucho trabajo extracurricular, que es comprar con propios recursos elementos de medición, usar nuestro propio vehículo para buscar los peces o los alimentos balanceados y los registros del proyecto de las alumnas que se perdieron todos”, apuntó. 
Finalmente, el profesor señaló que una de las medidas que pretender realizar para evitar futuros robos consiste en iluminar el predio, razón por la cual apeló a la solidaridad de vecinos, funcionarios y empresarios. “Espero alguien se solidarice y nos ayude a revertir esto aportando luminarias ya que estuvimos en contacto con psicultores de la zona y nos han  indicado que hay que iluminar el lugar como primera medida. Luego reveló que los alambrados que delimitan el sitio fueron hallados rotos y aplastados, por lo que es menester reforzar la seguridad. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina