Payet cometió el peor error

Jueves 17 de mayo de 2018
Nunca hay que tocar la copa antes de jugar una final... Al menos eso es lo que dice una de las tradiciones más conocidas del fútbol, ya que hacerlo puede traer mala suerte. Y creer o reventar, esta situación se hizo presente en la final de la Europa League. Dimitri Payet, capitán del Olympique de Marsella, tocó el trofeo mientras ingresaban los equipos a la cancha. Y no sólo el Atleti se puso 1-0 a los 21 minutos con un gol de Griezmann, sino que el propio Payet tuvo que salir a los 30 por lesión. Se fue al banco llorando. La copa no se toca...

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina