Lunes 29 de mayo de 2017

Día Mundial del Sueño: 8 de cada 10 personas duermen mal

Viernes 17 de marzo de 2017 | 13:45hs.

Foto: Imagen Ilustrativa

Una reciente encuesta de FLENI realizada por la Universidad Abierta Interamericana (UAI) entre 700 habitantes de la Ciudad y el Gran Buenos Aires arrojó que el 85% de los consultados considera que duerme mal. Cuatro de cada 10 admitieron tener dificultades para conciliar el sueño, mientras que el 34% reconoció que le cuesta permanecer dormido toda la noche como mínimo tres veces por semana.

 

Pero las complicaciones para conciliar el sueño y mantenerlo no son las únicas anomalías que pueden registrarse.  Están aquellas que se solucionan con simples cambios de hábitos y otras que requieren tratamientos más complejos. La importante, destacan los especialistas, es estar atentos a los síntomas y no subestimarlos ya que estas patologías pueden impactar en la salud cardiovascular, en la atención, en el humor, y hasta pueden incrementar el riesgo de sufrir accidentes. En los chicos, los efectos no son menores: alteraciones en el aprendizaje, memoria y comportamiento, son algunos de ellos.

 

Pero, ¿qué significa “dormir bien”? “Es tener un descanso reparador, que dure las horas suficientes para encarar el día alertas y con energía. Afecciones que fragmentan la continuidad del dormir como los movimientos periódicos de miembros inferiores o las apneas obstructivas del sueño atentan contra ello. No debe tomarse al ronquido como un signo de buen dormir, en gran número de casos sólo es el indicador de obstrucciones respiratorias. Un paciente que las padezca, que no tenga diagnóstico y tratamiento, tiene riesgos de desarrollar hipertensión arterial, insuficiencia cardíaca, infarto de miocardio y ACV, afecciones no menores más allá de la somnolencia”, explica Claudio Podestá, jefe de la Unidad de Medicina del Sueño de FLENI.

 

Más de la mitad de los consultados duerme entre seis y siete horas (52,6%), y un tercio (33,6%) entre cuatro y cinco. “No hay un número estándar de horas necesarias, hay pacientes que se benefician con siete y otros que necesitan nueve —dice Podestá—. Hay cortos y largos dormidores y ello viene seteado para cada uno de nosotros. Por ende, importa la calidad sobre la cantidad. Las horas sugeridas son las necesarias para obtener un buen nivel de alerta durante la jornada”. Un 6% de las consultas en las unidades de medicina del sueño corresponden al síndrome de sueño insuficiente, que consiste en dormir menos tiempo del necesario. Los estudios practicados a los pacientes suelen arrojar resultados absolutamente normales.

 

Hay casos en los que se indican siestas reparadoras (que no deben ser prolongadas) para complementar horas de sueño nocturnas insuficientes, apunta la especialista del italiano.

Fuente:www.TerritorioDigital.com

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

 
Guía de compras y servicios