“No bajo los brazos en la búsqueda del ARA San Juan”

Martes 15 de mayo de 2018 | 06:00hs.
Hoy se cumplen seis meses del último contacto con el ARA San Juan, submarino de la Armada Argentina que llevaba 44 tripulantes al momento de su desaparición en el Mar Argentino. Entre ellos estaba la obereña Eliana Krawczyk, primera oficial submarinista, y el cabo principal Jorge Isabelino Ortiz, oriundo de Garupá.
En el sumergible también viajaba el sanjuanino Ricardo Gabriel Alfaro, suboficial segundo, esposo de la misionera Andrea Mereles (37). A medio año de aquella tragedia que conmocionó al mundo entero y puso bajo la lupa el estado crítico de las Fuerzas Armadas Argentinas, El Territorio dialogó con Mereles, quien entre sollozos resaltó que la falta de respuestas profundiza el tormento que diariamente experimentan los familiares de los tripulantes. “Es difícil no tener novedades. Es muy angustiante y doloroso no saber lo que pasó con el submarino. Yo voy todos los días a la base, prácticamente vivo ahí porque siento que es la única manera que los familiares tenemos para hacer presión y que no se abandone la búsqueda”.
La misionera además lamentó que sólo un buque esté afectado a las tareas de rastreo, y cuestionó la explicación oficial según la cual el resto de las embarcaciones no pueden realizar rastrillajes acuáticos por no estar en condiciones de navegar. “No podemos creer que sólo una embarcación los busque, y con sonares muy precarios. No hubo inversión y ahora alegan falta de mantenimiento para no buscarlos. Les debería dar vergüenza, porque por eso pasó lo que pasó. Mi esposo me comentó que tuvo siete emergencias en el submarino. Una vez quedaron a 40 metros de profundidad por un desperfecto y no pudieron subir por cuatro horas”, aseveró.
Además del homenaje que se realizará hoy desde las 14.30 en la Base Naval de Mar del Plata, para los familiares la fecha adquiere un tinte especial, ya que seis meses es el plazo que el Código Civil y Comercial demanda para iniciar el trámite que establece la figura legal de “presunción de fallecimiento” para los tripulantes desaparecidos. Al respecto, Andrea sostuvo: “Yo no voy a iniciar ningún trámite hasta que a mí no me traigan una prueba suficiente. No me voy a conformar, no voy a bajar los brazos. Siento que el Gobierno y la Armada nos están mintiendo. Ellos saben lo que pasó y nos están ocultando”.
El 15 de noviembre de 2017, el mar se tragó a los submarinistas, dejando a Mereles y a sus hijos de 17 y 8 años sin una figura paterna y con cientos de interrogantes. “A mi hijo no le puedo dar respuestas porque no sé lo que pasó. Él sigue esperando a su papá. El viernes va a ser su Confirmación y ya me preguntó si su papá va a estar”, relató la mujer dejando entrever que ella y sus hijos aún mantienen las esperanzas.
Hoy, ella y su prole estarán presentes en la base marplatense para participar de la concentración y marcha hasta la Catedral, donde a las 19 el obispo oficiará una misa en homenaje a los 44 héroes de la Patria.

Por Marina Barreyro
posadas@elterritorio.com.ar

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina