Marcha de los días: La Argentina pos pandemia

Domingo 31 de mayo de 2020 | 05:00hs.
Foto: Por Latree
Desde los países más poderosos y con más razón los que tienen sus economías más frágiles, siguen arrodillándose ante las consecuencias del coronavirus. En Estados Unidos el virus para la salud de la población como para los empleos resultó letal. Quedaron eliminados 40 millones de empleos en diez semanas. Sucede algo similar en Europa, donde se registraron más ajustes en horas de trabajo antes que suspensión temporal; pero también se observa que unos 21 millones de personas reciben el seguro por desempleo. Al hablar en Misiones de los efectos de la pandemia en el mundo, el presidente Alberto Fernández afirmó que no sólo se cuentan los muertos por la pandemia, sino de muchas empresas muertas. Ello para concluir que es el efecto de una economía que se cayó de un modo tremendo. La Argentina impuso una dura cuarentena, desde el 20 de marzo. La postura decidida de parte del gobierno de Alberto Fernández le otorgó reconocimiento local e internacional, comparado a lo que está sucediendo en países como Brasil, que está batiendo todos los récords de contagiados y muertos, como también la creciente preocupación observada en Chile. A pesar de ello, hay sectores que agitan a diario levantar totalmente la cuarentena y ponen en la balanza la situación de la economía del país. Quienes lo hacen parecen olvidar que antes de asumir Alberto Fernández, en diciembre del año pasado, ya el país estaba en recesión, con alta inflación, caída de las reservas monetarias y esperando por entonces -como ahora-  de qué manera se resolvería el pago de la deuda externa.
No debe olvidarse que el Fondo Monetario Internacional ya en febrero de este año declaraba que los niveles de deuda externa de la Argentina eran insostenibles. Lo planteaba el FMI, un mes antes de que apareciera con su efecto devastador el Covid-19. De esta manera la administración de Alberto Fernández se enfrenta a dos desafíos y uno es establecer acuerdos con los acreedores. En tal sentido, la Argentina sigue en la búsqueda de una resolución que permita reestructurar alrededor de 66.000 millones de dólares de deuda bajo legislación extranjera. Casi al finalizar la semana, dos grupos de bonistas presentaron una nueva oferta que comenzó a ser analizada por las autoridades económicas.  Lo cierto es que el jefe de Estado estando en Misiones dejó en claro que cualquier acuerdo con los deudores, no será a costa de más sacrificios para los argentinos. Como se dijo, este es uno de los puntos en proceso de resolución, aunque el presidente advirtió que el país se tomará el tiempo que sea necesario para llegar a un acuerdo. El otro punto a definir es un plan pos pandemia. En tal sentido, Alberto Fernández planteó en la tierra colorada que esta crisis sanitaria puede representar una nueva oportunidad para replantear la estructura económica en el país. De paso en sus primeras visitas oficiales a las provincias, en medio de la pandemia, como lo hizo primero en Santiago del Estero, luego Tucumán y esta semana en Formosa y después Misiones, advirtió que el gobierno no está pensando en perseguir a nadie ni quedarse con empresas, como vienen agitando sectores ligados a la oposición. Más bien, planteó que es necesario redefinir el país en el que queremos vivir y para ello tiene el acompañamiento de los 24 gobernadores, mientras los que están con otros intereses -en el otro extremo- fogonean la grieta. Al contrario, para Fernández una mayor inclusión es uno de los objetivos primordiales, al observar que la crisis por la pandemia dejaron expuestas las debilidades del país, como los 10 millones de argentinos que no estaban registrados y hoy cobran ayuda del Estado. Así como observó el alto nivel de injusticia, al detectar a miles de ciudadanos con necesidades de asistencia del gobierno, también consideró que esta crisis sanitaria puede ser una oportunidad para rediscutir la injusta distribución de la coparticipación, como lo viene señalando de manera histórica la provincia de Misiones. 
La visita oficial a Misiones y en forma previa en Formosa, le permitió al jefe de Estado mostrar al resto del país que hay otras realidades, más allá de la situación de pandemia y cuarentena. Es que hay provincias como las visitadas, que están en plena actividad con empresas y comercios en funcionamiento, tomando los recaudos sanitarios correspondientes. 
En Posadas habló con feriantes y conoció la producción misionera; además, dejó habilitado un moderno pabellón para atender a los inimputables.

Desigualdades
Como se indicó, el presidente de la Nación reconoció las desigualdades existentes en el país. Por tal razón pidió concluir con la extensión del gasoducto NEA en Formosa. Aunque también se analiza respecto de su extensión a Misiones, es una cuestión que, por ahora, sólo está para el análisis. Lo cierto es que por estas carencias históricas y por ser una provincia que como pocas logró sostener la biodiversidad y ser una provincia muy relegada desde la citada carencia de gas a otros factores, Misiones había pedido reconocimientos económicos en base a sólidos informes elaborados y presentados a la administración nacional. El mandatario nacional, al hablar sobre los pedidos de compensación planteados por Misiones y la escasa coparticipación, recordó que antes de que Oscar Herrera Ahuad fuera electo gobernador y en conjunto con el presidente de la Legislatura provincial, Carlos Rovira, les habían planteado el desequilibrio que padece Misiones en materia de coparticipación. Un tema que luego abordarían a solas, Alberto Fernández, Herrera Ahuad y Rovira. Además, se hablaría más adelante, que tras la pandemia, se debería pensar en rediseñar un país más inclusivo, incluyendo un nuevo sistema de repartos.

Los acuerdos
Alberto Fernández, estando en Misiones, firmó convenios con el gobernador Oscar Herrera Ahuad, que permitirá poner en marcha varias obras viales, hídricas y de hábitat. En la Residencia Oficial del gobernador, Fernández realizó una conferencia de prensa. Allí se lanzó el Plan Nacional Argentina Hace con una inversión de 900 millones de pesos para obras en 20 municipios de Misiones. Está destinado a mejorar las condiciones de vida de los habitantes y generar puestos de trabajo a nivel local. A su vez se concretaron varios convenios, como financiar obras de expansión de la red de agua potable y la construcción de cinco nuevos accesos y colectoras sobre la ruta nacional 12, entre otras iniciativas.
El presidente Alberto Fernández enumeró además la asistencia desde la Nación tanto mediante el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), como a las pymes y grandes empresas del país que recibieron la Asistencia para el Trabajo y la Producción (ATP). Para concluir, asumió el compromiso de ayudar a Misiones para sobrellevar la situación. Allí el jefe de Estado detallaría el enorme esfuerzo de Nación, que se hizo cargo con dos puntos del PBI para brindar asistencia y concluir que esta pandemia debe también ser entendida como una oportunidad para construir una nueva Argentina. Hasta aquí, lo que se hizo público. Pero las reuniones continuarían en privado.

Encuentro a solas
Mientras los ministros nacionales, con sus pares de Misiones terminaban de firmar y detallar los acuerdos en un espacio al aire libre acondicionado para tal fin, dentro de la residencia comenzaba otra reunión privada. En el primer espacio y en contacto con los funcionarios de Misiones y algunos intendentes, se notó la ausencia del secretario de Energía Sergio Lanziani. Sí estuvo su jefe directo Matías Kulfas, que se reunió con el ministro de Energía de Misiones, Paolo Quintana, con quien habló de varios proyectos energéticos para la provincia. Pero a pocos metros de allí, dentro de la residencia, se sentaron a dialogar por más de una hora con el presidente de la Nación, el gobernador Oscar Herrera Ahuad y el conductor de la renovación, Carlos Rovira. Así como hizo público y destacó ante la prensa la innovación implementada por Misiones en materia de Educación, se conoció que el jefe de Estado volvió a destacar este avance incluida la incorporación de la robótica. Ello además de cómo Misiones fue fortaleciendo el sistema de salud. Un capítulo aparte mereció el elogio hacia la obra del pabellón de inimputables. Pese a su ajustado tiempo y cuando la organización había suspendido la inauguración, Alberto Fernández no quiso dejar de recorrer el lugar hecho con recursos propios de la Provincia y destacó como un ejemplo a replicar en todo el país. De hecho, fue una de las pocas obras que el mandatario nacional inauguró tras iniciarse la pandemia. Se supo que el diálogo entre los tres resultó fluido y se incluyeron temas profundamente políticos, evidenciando una relación más fuerte, entre el gobierno nacional y provincial. Se entendió como un claro pacto de gobernabilidad, porque además habrían aprovechado para hablar de algunas designaciones pendientes que se tratará en esta misma columna, además de convenios de colaboración de leyes a impulsarse. En ese marco se nota el protagonismo del gobernador Herrera Ahuad que junto a los legisladores nacionales de Misiones están en pleno diseño de políticas públicas nacionales que apunten a reparar las injusticias que padecen provincias como Misiones, como lo admitió en conferencia el jefe de Estado. 

Esperando definiciones en la EBY
A mediados de semana, en la web, El Territorio detalló que con la llegada de Alberto Fernández se podía empezar a develar el misterio acerca de la conducción de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY). Si bien la visita no dejó anuncios concretos al respecto, sí dejó mucha tela para cortar. Lo más concreto fue lo dicho por el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, quien afirmó que en los próximos días habría definiciones concretas sobre quién será el nuevo titular y demás cargos de la entidad. Cabe recordar que por estos días continúa al frente el elegido por Mauricio Macri, Martín Goerling, a quien todavía no se le aceptó la renuncia, por no haberse decidido un sucesor.
Acerca del nombre del sucesor, también quedaron gestos importantes que hacen picar en punta al mencionado de esta semana. El nombre del empresario Ignacio Barrios Arrechea surgió a mediados de la semana como un nuevo candidato para el cargo, el quinto desde el 10 de diciembre pasado. La visita presidencial dejó gestos que lo involucran, y que hacen pensar que a diferencia de los otros candidatos, éste corre con algunas ventajas.
A Barrios Arrechea se lo vio junto a Wado de Pedro en las visitas programadas de la comitiva presidencial. También estuvo en la Residencia del gobernador y trascendió que estuvo unos minutos reunido con el presidente Alberto Fernández. Con esto ya consiguió mucho más que los otros cuatro candidatos al sillón de Yacyretá.
Sobre el mencionado, se puede decir que es hijo del ex gobernador de Misiones Cacho Barrios Arrechea.
Ignacio Barrios Arrechea es empresario y con experiencia en la EBY, tiene llegada directa a Cristina Fernández, en realidad a la familia Kirchner en general, y según se asegura, es el propio Máximo Kirchner el que lo propone para ocupar el cargo.
Misionero, conocedor de los movimientos internos de la EBY y cercano a los Kirchner, estos serían los motivos que lo impulsan con más fuerza para ocupar ese lugar. A eso debe sumarse que cuenta también con el visto bueno del Frente Renovador de la Concordia. Como siempre en estos casos manda la prudencia y la última palabra la tienen en la Casa Rosada. Allí se decidirá, tal vez en los próximos días, si este candidato es finalmente el elegido o si pasa a engrosar la lista de los que fueron propuestos, pero no lograron hacerse con el mando de la entidad, que de momento sigue en manos de un dirigente de Cambiemos.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina