Lohrmann analiza pedir su traslado al país tras ser juzgado en Europa

Lunes 9 de julio de 2018 | 07:00hs.
Carlos Cardozo

Por Carlos Manuel Cardozo fojacero@elterritorio.com.ar

Rodolfo “el Ruso” Lohrmann (53) fue considerado por mucho tiempo como el prófugo más buscado de Argentina. Su vida, siempre ligada al crimen, estuvo bajo la lupa de miles de investigaciones y se lo relaciona a robos a bancos, asaltos a blindados, secuestros extorsivos, destacándose el del joven estudiante Christian Schaerer, ocurrido en Corrientes en 2003.

Nada se sabe del destino del joven, pero después de 14 años, el delincuente y su ladero más fiel, Horacio “Potrillo” Maidana (57), fueron aprehendidos en Portugal por diferentes asaltos a bancos. Eso ocurrió en noviembre de 2016, pero a los investigadores les llevó varios meses saber quiénes eran: como toda su vida, se manejaban con identidades falsas.

Mientras las gestiones del Estado argentino avanzan para poder extraditarlo y que finalmente sea juzgado por la Justicia Federal de Corrientes -el juez Soto Dávila fue hasta allá a interrogarlo y ofrecerle los beneficios de la Ley del Arrepentido-, tanto él como su banda son enjuiciados en el país europeo, proceso que determinará cuánto tiempo más estarán ambos allí antes de volver a Argentina. Tal y como viene informando este medio, deberán cumplir al menos la mitad de su condena allí para luego ser extraditados a Argentina, aunque hoy emerge una alternativa.

El Territorio se contactó con su abogado, el letrado Lopes Guerreiro, quien en una entrevista exclusiva expresó que el Ruso contempla la posibilidad de pedir cumplir su futura condena en Argentina, algo que aceleraría mucho más los tiempos. Dice que en un año o dos ya volvería al país.

La novedad se da a conocer después de que en la primera jornada Maidana haya reconocido los asaltos y admitiera que quiere ser condenado culpable para no venir a Argentina, debido a que considera que su vida corre peligro.

El profesional, entre otras cuestiones, dio detalles nunca conocidos hasta ahora, como en qué año llegó a Europa con su ladero. Además dijo que el Ruso no sabe dónde está Christian Schaerer, ni siquiera si está aún con vida o no.

En Argentina se sabe poco sobre el juicio a Lohrmann y Maidana. ¿Cómo ha seguido todo este tiempo?

El proceso continúa, en estos momentos estamos casi terminando. Están agendadas dos jornadas, para el 9 ( hoy) y el día 12 de julio y en principio el juicio terminará el 12. Ese día los abogados y el Ministerio Público tendremos los alegatos y después se establecerá una fecha para la lectura de la decisión. Esto podría ocurrir dentro de una semana o un mes, no hay una fecha exacta.

¿Usted defiende sólo a Lohrmann u otro acusado más?

El proceso tiene cinco acusados y yo defiendo a dos. Defiendo a Rodolfo Lohrmann y Manuel García, que es el hijastro de Lohrmann, hijo de una ex novia de él. Maidana es representado por una colega mía que también que también representa a un portugués acusado.  Y después está Christian, que es otro acusado, que es representado por otro abogado.

En la primera jornada el Ruso decidió no hablar, ¿sigue con la misma postura?

Él todavía sigue con la misma postura. Hablé con él y vamos de decir si va a hablar hasta el final del juicio. Yo todavía no decidí, porque a mi entender, por las pruebas de los robos de los que está acusado, no es bueno. Para mí la prueba es suficiente para que sea condenado, pero no hay nada objetivo.

Lo que sí hay es que uno de los acusados que se arrepintió, habló, confesó los hechos y apuntó a Lohrmann y Maidana. Pero todavía no decidí si va a hablar, en principio no lo hará, pero puedo cambiar de opinión.

Hemos visto videos de asaltos donde se lo ve al Ruso, ¿usted cree que no son concluyentes?

Las pruebas acá no son objetivas. Las pruebas más fuertes son las declaraciones de este hombre que te dije, que apuntó a Lohrmann y Maidana. Porque los otros dos acusados, el portugués y el hijastro de Lohrmann, no tienen nada que ver, no participaron en ninguno de los robos.

Cámaras de vigilancia o testimoniales que los reconocieran no existen, no son pruebas objetivas que aseguren que él estuvo en tal sitio y practicó tal robo.

¿La confesión de este detenido ocurrió durante el juicio o antes?

No, fue antes. Él confesó después de ser detenido ante la Policía Judicial portuguesa y apuntó a los otros (el Ruso y Maidana). En el juicio dijo que no quería declarar, pero sólo quería decir que Manuel García no tenía nada que ver con los robos y que el portugués no tenían nada que ver, que los robos habían sido cometidos por Lohrmann, Maidana y por él.

Fue tres o cuatro veces ante la Policía Judicial portuguesa a prestar declaraciones y también ante el Ministerio Público, que allí estaba para que tenga validez en el juicio,  contó todo, todo. Todo con detalles, dio todos los detalles. Y esta es la prueba que existe en Portugal, y es más que suficiente para condenar a un acusado.

Pero existen los tribunales superiores, que si son condenados obviamente voy a recurrir a ellos, que piensan que esta prueba -las declaraciones del acusado- tiene que tener soporte en otros elementos de prueba. Por ejemplo: vigilancia, escuchas telefónicas, otras testimoniales. Y eso no existe aquí.

¿Con respecto a las intenciones de Lohrmann de venir o no venir a la Argentina, ¿está definido?

Eso todavía no lo decidimos. En una primera base yo recusé (la aprobación de su extradición) y “gané” el primer recurso, después el Ministerio Público respondió y el proceso fue elevado al Superior Tribunal portugués y allá “perdimos”. Pero todavía estoy a tiempo de recurrir a un tribunal que existe en Portugal que es el Tribunal Constitucional. Eso estamos analizándolo con Lohrmann si lo hacemos.
Pero algo es cierto, como vos sabés y todo el mundo sabe que en Argentina, vinieron a Portugal el juez Soto Dávila y los fiscales de Argentina para notificarle de esa intención de extraditarlo, que eso aquí vale mucho. Por lo que será difícil que evitemos su ida a Argentina.

¿Lohrmann está dispuesto a aceptar los beneficios de la Ley del Arrepentido?
Sí, esa propuesta fue hecha por el juez, yo lo hablé mucho con Lohrmann sobre eso y me dijo que no puede ayudar porque no tiene esa información. Me dijo que desconoce por completo donde podría estar el chico, incluso si vivo o muerto. Si es verdad o no, la verdad no lo sé.

Pero también tengo la información de que tiene miedo de ir a Argentina porque tiene conciencia de que tiene riesgo su vida si va a una cárcel allá. Sobre todo a causa de la influencia  que el padre del desaparecido tiene en el submundo de Argentina, en las cárceles y mucho más, aunque esté exiliado en Paraguay.

Maidana también tiene miedo, porque dicen que Pedro Schaerer tiene mucha influencia en las cárceles y las chances de ser asesinados son muy grandes.

Si hay una condena en un futuro, ¿cuánto tiempo podría demorarse el traslado a Argentina?

Existen varias posibilidades. Nosotros ya intentamos hablar con el Consulado de Argentina para ver algunas cuestiones para su ida a Argentina. Esto que estoy diciendo es verdad, lo hablé con Lohrmann y es lo que me dijo. Me dijo que ya pidió más de cuatro o cinco veces que vaya el Consulado a la cárcel hablar con él para ver la posibilidad de que él vaya voluntariamente a Argentina.
La decisión de irse a Argentina, si es voluntaria, es mucho más rápida. Si yo hago un pedido de transferencia después de que sea condenado en Portugal y más tarde en Bulgaria, pasará poco tiempo, máximo un año o dos, para que sea enviado a Argentina. Hay  que ver el consentimiento del Estado portugués.

Ahora, si se opone a ir a Argentina, sólo a la mitad de la pena que le imponen podrá ser enviado para allá. Por ejemplo, si es condenado a 15 años de prisión, recién de acá a cinco años podrá ser enviado para Argentina, porque ya lleva dos años preso.

Va a depender de la condena que le den en Bulgaria y en Portugal. Pero habiendo voluntad de nuestra parte, le pedimos al Estado portugués para que vaya a cumplir la pena en Argentina. Argentina tiene que aceptar, pero como ya pidieron su extradición, tácitamente lo hizo.

Esto puede ser extremadamente rápido. Si es condenado acá y nosotros no apelamos, se va a Bulgaria, es enjuiciado allá, es condenado y vuelve a Portugal. Después podemos hacer un pedido de que cumpla la pena que le aplicaron allá - en Bulgaria - en Portugal y después, si hubiera voluntad, pedimos al Estado portugués que entre en contacto con el Ministerio de Justicia argentino para que él - por Lohrman - vaya a responder criminalmente por los hechos juzgados acá a la Argentina.

¿Lohrmann todavía no decidió, por lo que dice usted?

Todavía no, porque todavía necesito algunas informaciones. Él pidió esas informaciones al Consulado argentino hace dos meses y ellos todavía no fueron a la cárcel a hablar con él.

¿Su defendido tiene una causa por homicidio en Bulgaria?

No, son inventos de la comunicación social acá en Portugal y Bulgaria. No hay ninguna situación de homicidio, lo que tiene es una causa por robo a un camión de valores y al parecer fue él que le dio un tiro al conductor. No es homicidio, el  hombre está vivo.
Bulgaria pidió a Lohrman para juicio, ellos pidieron mucho antes la extradición que Argentina. Nosotros aceptamos que vaya a ser juzgado y condenado en Bulgaria. Ellos pidieron que se le entregue temporariamente para que sea juzgado, pero tardaron mucho con las formalidades y empezó el juicio acá.

En Argentina hubo varios años de misterio, sin saber dónde estuvieron estas dos personas. ¿Usted tiene algún tipo de información de cuándo ellos llegaron a Europa?

La información que te puedo dar es que ellos llegaron a Europa a fines de 2003.

¿Es decir que se fueron inmediatamente después del secuestro de Schaerer?

Exactamente, es la indicación que tengo. No puedo decir más, ya que son cosas que están bajo secreto profesional. Sé cuándo vinieron, sé adónde vinieron, sé los procesos por los cuales pasaron, se  volvieron y cuando vinieron otra vez para Europa.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina