Logo El Territorio

Lil Miquela la influencer digital que está ganando dinero en publicidad

Miércoles 9 de mayo de 2018 | 01:00hs.
Hace un tiempo ya se está utilizando en los medios y redes la palabra “Influencer”. No son actores, deportistas, modelos ni periodista, pero algunos sí se convierten después en uno. Las cuentas influencers suelen ser personas con un gran éxito en redes sociales, y son apasionadas en distintos temas; moda, deportes, videojuegos, música, viajes, cocina, etc. Cada vez que publican algo sus seguidores (que son muchos) comparten, le dan like, comentan y reproducen un sinfín de veces el material. De esta manera logran crear tendencias, cambiar de hábitos y generar consumos de distintos temas y productos. Dicho esto, conviene aclarar que no solamente son personas: ahora introdujeron (y hay varios) influencers generados por CGI (Computer-generated imagery) es decir, imágenes o avatars creados por computadoras.

En esta ocasión vamos a hablar de Lil Miquela, una influencer digital, creada por CGI y con más de un millón de seguidores en Instagram. Lil tiene 19 años, de origen hispano-brasileño, vive en Los Ángeles y ya apareció en revistas de moda y varias marcas muy conocidas como Prada o Channel. La cuenta de la influencer fue abierta en abril de 2016 y la gran pregunta es ¿cómo una chica virtual creada en 3D logra tener tantos seguidores y alcance? La respuesta es compleja, pero para resumir podemos decir que la cuenta empatiza y crea cierta fascinación con los usuarios. Miquela usa las últimas tendencias en moda, escucha música, va a recitales, se saca selfies en el espejo y se junta con sus amigos para comer o tomar algo. En resumen: lo que quisieran hacer muchos, pero por conformismo, pereza, dinero, falta de tiempo o miles de excusas más, no pueden.

Los creadores del personaje digital son especialistas en robótica, inteligencia artificial y marketing de la empresa Brud, radicada justamente en Los Ángeles. Cuentan que fue creada para una campaña de publicidad que diera a conocer la empresa, pero que luego el negocio pasó a un segundo plano, ahora logran ganar dinero promocionando distintas marcas que usa y recomienda Lil Miquela, por ejemplo ella ocupa camperitas Diesel, camisetas Coco Channel o Adidas y hasta zapatillas gigantes de Balenciaga. El uso de las distintas tendencias y el alcance de sus fotos dan como resultado que en el último año hayan conseguido financiación por varios millones de dólares.

Además de Lil existen otras cuentas de Instagram de avatars también creados por computadora, como la de Shudu Gram, que dice ser la primera supermodelo digital del mundo, creada por el fotógrafo Cameron-James Wilson y cuenta con 110k seguidores (ciento diez mil).

Hay dos cuestiones para destacar, la primera es que las grandes marcas buscan a los influencers para que utilicen sus productos. Los consumidores ya no van a comprar algo por la publicidad en sí de dicha marca o porque un famoso lo utiliza, ahora las personas lo investigan en google buscando recomendaciones y comparaciones de dicho producto, y ahí aparece el papel de las cuentas con influencia. La segunda cuestión es el replanteo de nuevos trabajos que aparecen y otros viejos que, no van a desaparecer, pero sí serán modificados. Los modelos, en general, en el futuro podrían ser solamente digitales, pensando también en la tecnología y avances de proyecciones y hologramas, se utilizarían para pasarelas y cuentas en las redes sociales. Los de carne y hueso seguirán existiendo a la par, pero con un poco más de competencia.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina