Las ventas de lácteos cayeron 20% en lo que va del año en Misiones

Martes 23 de julio de 2019 | 03:00hs.
El yogurt y los postres lácteos subieron sus precios en un 30 por ciento durante el primer semestre. | Foto: Marcelo Rodríguez
Emmanuel López Del Valle

Por Emmanuel López Del Valle politica@elterritorio.com.ar

Los lácteos y sus derivados son algunos de los productos esenciales de la canasta básica, que sufrieron fuertes incrementos en lo que va del año y generaron mermas en su consumo.
Según un informe de la Secretaría de Agroindustria de Nación, la compra de leche bajó 13 por ciento, mientras que el queso disminuyó 6 por ciento y los derivados lácteos 13 por ciento en todo el país. En Misiones la merma fue aún mayor: entre 15 y hasta 20 por ciento.
A ello se suman las subas de precios que sufrió la leche durante junio en el NEA, que fue del 3,3 por ciento según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). En lo que va del año el incremento es aún mayor: 44,1 por ciento durante el primer semestre. Si se compara con junio de 2018, el aumento fue del 88,4 por ciento en estas latitudes, una de las cifras más altas según las mediciones del instituto.
Los altos precios generaron cambios en los hábitos de compra hacia segundas marcas de leche y, en el caso de Bernardo de Irigoyen, es más frecuente cruzar hacia Brasil, donde el valor del producto no supera los 40 pesos (ver Por precios...).
El panorama es distinto para el queso que, dependiendo del tipo y marca, el monto supera los 600 pesos.

Caída pronunciada
Los altos precios y la caída en el consumo es una de las principales preocupaciones de los supermercadistas.
Al respecto Lucas Keerps, dueño de supermercados en Posadas, explicó que “es una situación preocupante porque hay pocas ventas, pero es consecuencia de la suba de precios. Eso implicó en menos transacciones, que fueron entre 15 y 20 por ciento durante 2019 en Misiones”.
En diálogo con Acá te lo Contamos, por Radioactiva, indicó que la mayor caída se sintió en los postres lácteos y yogurt con cereales, cuyo incremento fue del 30 por ciento. También comentó que el queso untable tuvo una menor performance de ventas.
“Esta época de año siempre viene con bajas ventas en determinados productos lácteos, como el yogurt, y aumenta la venta del chocolate para acompañar a la leche. Pero este año hubo una particularidad. Es que las ventas ya no están influidas por las condiciones climáticas donde no se consume algo fresco, sino por los altos precios de los productos”, detalló el empresario.
Además puntualizó que, de todos los rubros comestibles, el de lácteos y derivados fue el que más cayó en los últimos meses. También comentó que cambió el comportamiento de los clientes, que dejaron las primeras marcas para comprar otras firmas, cuyos precios son inferiores.
“Hoy resulta poco rentable tener en góndola una leche de primera marca, porque no se vende y tiene fecha de vencimiento muy próxima por lo que no podemos permitir ni tampoco dar el lujo de desperdiciar el producto”, señaló.
Como consecuencia de las pocas ventas, Keeps afirmó que hubo una disminución del 15 por ciento en los precios de la leche en caja. Adujo que la caída en los valores fue ante la necesidad de sostener la cadena productiva del sector lácteo y advirtió que “no fue influida la estabilidad cambiaria la caída de los precios para la leche”.
Desde la Cámara Argentina de Supermercado (CAS) afirmaron a El Territorio que desde junio no se registraron mayores incrementos en los valores de los lácteos, aunque afirmaron que fueron los que más subieron desde los inicios de la corrida cambiaria, en abril de 2018, y que el alza fue del 75 y 85 por ciento en promedio todo el país.

En la búsqueda de lo barato
En el afán de reducir los costos en las compras, la indagación hacia lugares con precios más económicos se volvió moneda corriente para los compradores y los almacenes de barrio se convirtieron en los grandes protagonistas.
Ismael Ortigoza, presidente de la Cooperativa de Almaceneros de Posadas, expresó a El Territorio que “se observa que son varios los clientes que andan en la búsqueda de precios y acuden a los almacenes de barrio, que siempre ofrecen los productos a precios menores”.
Para el caso particular de la leche y el queso, el comerciante indicó que los valores incrementaron un 6 por ciento en lo que va de julio, una de las cifras más bajas en comparación con meses anteriores.
Agregó que tales aumentos obligaron al consumo de segundas marcas, en el caso de la leche, cuyos precios son más económicos. Indicó que el litro en sachet cuesta 40 pesos y que para la leche en caja se comercializa a 48 pesos.
Observó que aumentó la tendencia hacia la compra del pack de doce unidades, cuyo valor no supera los 500 pesos en total. “La gente lleva mucho los pack, porque se ahorra y tiene para todo el mes”, dijo.
Ejemplificó que el kilo de queso cremoso se vende a 230 pesos y el queso en barra, a 290 pesos para incentivar el consumo.
“Vimos que en julio hubo un freno en el incremento en los precios de los lácteos, que hasta junio subieron considerablemente en un promedio del 40 por ciento. Ahora esperamos que se estabilice, pero la gente no deja de comprar porque es un producto básico. Sí se volvió al rebusque cotidiano de precios”, concluyó Ortigoza.

Precios elevados
En un relevamiento que realizó este matutino en algunos supermercados de Posadas, referentes indicaron que el primer semestre del año estuvo marcado por los fuertes incrementos en los valores de la leche y de los quesos, que oscilaron entre el 40 y 50 por ciento.
En lo que respecta a la leche en caja los valores actuales de las primeras marcas oscilan entre los 58 y 71 pesos y para las segundas marcas, entre los 43 y 50 pesos. En enero, el precio del litro de leche rondaba entre los 25 y 30 pesos, recordaron.
Los quesos también sufrieron fuertes subas. Los de tipo sardo y roquefort fueron los que más se encarecieron entre enero y junio, cuyos montos alcanzaron 545 y 570 respectivamente. Inclusive, el queso tipo Chubut de una primera firma superó los 600 pesos el kilo.
En otro comercio, ubicado por la avenida López y Planes casi Lavalle, aseveraron que el queso de tipo cremoso supera los 400 pesos el kilo. “Por los aumentos, las ventas disminuyeron considerablemente y hay menos stock para evitar que se pudran los alimentos”, comentó Laura Gang, titular del comercio.


Por precios bajos cruzan a Brasil

La búsqueda de precios más económicos es una tendencia que se vive en toda la provincia. En Bernardo de Irigoyen los comercios ofrecen el litro de leche entre los $43 y $72 -dependiendo de la marca- mientras que los precios por pack superan los $500 para las firmas más económicas.
A pesar de las ofertas que ofrecen varios supermercados para incentivar el consumo, los precios son superiores a los que se puede conseguir en la localidad brasileña de Dionísio Cerqueira, donde el litro de leche se vende entre los $30 y $40. Además brindan ofertas que van entre los $25 y $30. Ello obligó a que sean varios los argentinos que pasen hacia el lado brasileño para hacer las compras del día. Inclusive, las ofertas por pack resultan más baratas cuyo el monto total por 12 paquetes no superan los $400.

En cifras

$71

Es el precio del litro de leche de una primera marca en varios supermercados de Posadas. Las firmas de segunda calidad oscilan entre los 43 y 50 pesos.

88,4%

Es el incremento que tuvieron los lácteos y derivados, entre junio de 2018 y de este año, en el NEA, según datos relevados por el Indec.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina