La responsabilidad parental, eje del debate de Nocturnidad

Lunes 16 de abril de 2018 | 02:00hs.
El Código de Nocturnidad es una cuenta pendiente que todavía resta saldar en Posadas. Es que pese al intenso debate que tuvo en el Concejo Deliberante local, todavía el municipio no posee una normativa que contenga las herramientas necesarias para atender la cuestión.  Por eso, y tras el veto a la ordenanza aprobada en 2016 (Ver Polémica, aprobación y veto), el recinto legislativo se prepara para volver a hacer ruido con un tema que trae mucha tela para cortar: los adolescentes y la noche.  En ese marco, en diálogo con El Territorio, el presidente del Concejo Deliberante, Fernando Meza, brindó detalles sobre el análisis que se dará y el nuevo proyecto que tendrá tratamiento en las bancas. 

Los padres responsables
Afirmó en primer lugar que el eje de la ordenanza será la responsabilidad parental y el rol de la familia en el contexto actual.  Este punto ya había sido planteado en el primer proyecto, estimando multas a los tutores de los jóvenes que infringieran las normas, uno de los motivos por el que la ordenanza generó polémica. “Con el proyecto se buscaba generar espacios acordes a los adolescentes que se ajusten a una ciudad que creció mucho, pero teniendo en cuenta ese aspecto. Lastimosamente no se entendió eso y se pensó que respondía a un fin recaudatorio, por eso estamos en un proceso de revisión”, distinguió.  Asimismo, remarcó que “el eje del debate es que la responsabilidad no solamente sea del Estado, sino que sea de los padres también. Y si el impedimento de la normativa era la cuestión económica, pensemos en otro tipo de sanción, trabajo comunitario o tareas sociales”.

Debate con los actores
Para llevar adelante el tratamiento del proyecto, Meza tiene en vista convocar a los distintos sectores competentes, como escuelas, padres, jóvenes, empresarios de la noche, legisladores provinciales, profesionales de distintas ramas, entre otros.  “La idea es retomar el debate desde un punto de vista más ampliado e integral.

Poder dialogar con aquellas personas que nos puedan aportar al análisis, así como ocurrió cuando se trató la tolerancia cero de alcohol al volante”, dijo. 

Además, de acuerdo a lo que adelantó el edil, se buscará conformar una normativa que no sea prohibitiva, sino más bien que fomente la escuela de valores. 

“Hay que tener en cuenta que estamos transitando por cuestiones fundamentales. Primero que estamos en una sociedad extremadamente consumista y las campañas publicitarias no se separan en edades, las cosas de la moda obligan a transgredir barreras. El ejemplo es cuando un joven no puede entrar a un boliche pensado para gente mayor”, especificó. 

Añadió que “la sociedad hoy es muy permisiva”, y que en ese aspecto muchas veces incluso los padres son los cómplices de sus hijos, al ayudarlos a saltar límites.

Causa y consecuencia 
Meza delineó aspectos importantes del debate y remarcó que es necesario no mover el foco de atención, que es el adolescente. Instó a pensar en boliches sectorizados por edad o en un sistema de turnos para que cada fin de semana los menores tengan un lugar seguro para poder divertirse. 

“Cuando un joven no tiene contención, ni acompañamiento de los padres, tampoco un lugar donde ir, empiezan a proliferar las fiestas clandestinas, en lugares no acondicionados, sin puertas de seguridad, muchas veces ni los padres saben. Por eso es necesario retomar el debate, lograr la adhesión y que todos sumen su aporte”, manifestó. 

A su tiempo, sostuvo que “es necesario hacer el cambio hoy para lo que se viene, generar el estudio en el recinto sin olvidar la importancia de la responsabilidad parental y de los valores que provienen de la primera escuela de los jóvenes, que es la casa”.

Polémica, aprobación y veto
El 2016 fue un año difícil para el Concejo Deliberante de Posadas en lo que respecta al análisis de ciertas ordenanzas. El Código de Nocturnidad no fue la excepción, generando discrepancias entre los bloques políticos y motivando una extensa discusión. En agosto de ese año, la ordenanza, cuyo autor era el ex edil Julio Vivero, sufrió ciertas modificaciones, aunque fue aprobada.

Entre los cambios, estaba el rechazo opositor a las multas previstas para los padres cuyos hijos menores ingresaran a boliches para mayores.Fue por la omisión de ese artículo que el Ejecutivo vetó totalmente la norma.Ahora, el Concejo buscará poner en agenda nuevamente el polémico tema.

El Código como herramienta en los municipios misioneros
Varios municipios de Misiones cuentan con Códigos de Nocturnidad como una manera de contener a los jóvenes y tener herramientas ante ciertas situaciones.  

En Eldorado, el año pasado se realizó una consulta popular para avanzar en una posible modificación. Sin embargo, como indicó la jueza de Faltas Nora Ortiz a El Territorio, “antes de cambiar algo, creo que es mejor aplicar las normas que ya se tienen y asegurarse de su cumplimiento”.

“Los cambios se quedaron allí, no avanzaron, pero porque los vecinos entienden la necesidad de una responsabilidad solidaria, sobre todo cuando hay menores implicados”, sentenció.  Por su parte, desde Oberá, el presidente del Concejo Deliberante, Ariel Chaves, se refirió al tema explicando que “más allá de algunas quejas por ruidos molestos que fueron atendidos por el municipio, no me llegaron más reclamos al Concejo, por lo que vemos que se encuentra funcionando bastante bien”, expresó. 

En el caso de Santa Ana, el concejal Leonardo Acosta contó que a fines del año pasado se aprobó la nueva normativa.  “Fue un trabajo entre todos y vemos con satisfacción el resultado.

Nos ayuda a mantener ordenada la ciudad, que era algo que hacía falta”, detalló.  Mientras tanto, el edil Silvio Novelino, de Bernardo de Irigoyen, explicó que en su municipio “no tenemos Código, pero sí ordenanzas que los vecinos respetan y hacen que no necesitemos insistir en algo nuevo. Si se respeta, cumple con los objetivos”.  

Por Nazarena Torres
torresnazarena@gmail.com

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina