La música revive en espacios reducidos - El Territorio Misiones

La música revive en espacios reducidos

Domingo 13 de septiembre de 2020 | 04:00hs.
Por Belén Spaciuk

Por Belén Spaciuk interior@elterritorio.com.ar

Volver a sentir la compañía del público. El aplauso, el coreo, la gratitud y hasta el compartir un mismo placer por la música, son sensaciones que poco a poco vuelven a experimentarse en Misiones.

Es que con la ampliación que dio la Secretaría de Cultura de la Provincia para que solistas y bandas puedan volver a tocar en vivo, se retomó el Circuito de Música Viva para los espacios gastronómicos que tenían espectáculos en vivo antes de la pandemia.

Y, aunque significó un alivio para el sector artístico de la música, que pudo volver a brillar en un escenario, el avance representa un desafío para los trabajadores de uno de los sectores más golpeados por la pandemia.

Con derechos de espectáculos, reservaciones previas o presentaciones a la gorra, las bandas volvieron adaptándose a la situación actual, respetando protocolos y reingeniando los shows.

 “Después de estar parados casi seis meses, volver a la actividad es un avance. Esta habilitación representa un verdadero alivio para los músicos”, resaltó Víctor Rivelli, secretario general del Sindicato de Músicos de Misiones en diálogo con El Territorio. De todas maneras, “no es igual que antes. Hay muchos que todavía se están adaptando a esta ‘nueva normalidad’ y eso implica para las bandas numerosas, por ejemplo, que tengan que reducir el formato y número de integrantes o que vayan rotando los participantes, que algunos queden afuera y que se tengan que repartir entre muchos lo recaudado económicamente en un espectáculo que tiene un público reducido”, aclaró, haciendo referencia a que la nueva ampliación representa un alivio ya que los músicos generan ingresos económicos, sin embargo, sirven solamente para paliar la situación que vive el sector.

Según establecen las nuevas medidas sanitarias, solamente puede presentarse un espectáculo por día. Además, sólo los cantantes tienen autorización para estar en el escenario sin barbijos. También se deben desinfectar los equipos técnicos, instrumentos y todo lo que respecte a equipamiento y soportes al ingresar y al salir del espacio. Es obligatorio respetar las distancias y no puede haber más de cuatro integrantes sobre el escenario en espacios cerrados. En tanto, en lo respecta a locales con patio o espacio al aire libre, si la capacidad del lugar lo permite, pueden compartir escenario hasta seis personas (de la banda).

“La presentación se arregla con los dueños del local, quienes son los encargados de poner en práctica los protocolos tanto para los músicos como para el público”, explicó  Rivelli al tiempo que agregó que la banda se responsabiliza por cumplir con las medidas de bioseguridad establecidas y respetar el protocolo que habilita la actividad.

Las voz de la música
Para Sr. Grey, la vuelta se dio de forma escalonada. “Veníamos trabajando mucho en las redes antes de que se habiliten los recis. Tuvimos en los últimos días de febrero la suerte de grabar algo y con eso tuvimos muchas chances de potenciarnos desde la virtualidad”, contó Javo Wurm, líder de la banda.

Después se habilitaron los ensayos y los cuatro integrantes del grupo se reunían, cumpliendo con las medidas impuestas. Porque “la periodicidad de ensayos (sí o sí una vez por semana) se refleja en la prolijidad, en los ajustes, en el desenvolvimiento y demás cuestiones en una presentación. Así que desde que se pudo volver estamos ensayando”, acotó Javo.

Una vez surgida la posibilidad de tocar frente a un público presencial, la banda fue una de las primeras del país en volver a escena: “Fue un alivio, un placer. Fue emocionante volver a tocar. Había una alegría especial en el aire, desde los chicos de la banda y el sonidista a la gente que iba llegando. Fue muy lindo”, resumió sobre esa revinculación entre el punk hardcore que estilan y la alegría de sus seguidores al verlos nuevamente en un escenario. Sin embargo, “se trata de un laburo muy pasional. No es productivo en cuanto a lo económico y tampoco es un género que nos deja mucha plata”, consideró Javo.

“La sensación no la habíamos vivido nunca, fue increíble. Estamos muy contentos”, coincidió por su parte Sergio Centenaro, líder de El Rito, que participó de la presentación del Autorreci del Parque del Conocimiento.  “Fue una locura, pero todavía no nos animamos a otro evento. No hemos proyectado ninguna presentación en vivo porque tenemos dudas de que podamos concentrar la cantidad de gente que por ahí uno espera para el show. La capacidad máxima de un lugar se reduce de hasta 15 a 30 personas, de acuerdo al lugar en el que tocamos, entonces no tenemos pensado realizar ninguna presentación en vivo”, explicó el líder de la banda que grabó su último disco en el estudio El Pie, de Alejandro Lerner y estrenó por las redes sociales El baile del loco, un tema que forma parte del nuevo trabajo.

Serenidad palpable
Es que al reducirse las capacidades para alojar personas, también disminuye la capacidad de generar rédito económico. Y a eso se suma el recorte horario: “En nuestro local la gente empezaba a llegar a las 2 de la mañana recién. Y ahora, a las 12 de la noche ya estamos cerrando”, detalló Roque Mina, propietario de La Bionda. “La vuelta de los recitales es productiva, sí, pero también es cierto que por ahí no es mucha gente la que puede entrar al local porque la capacidad está obviamente reducida y eso afecta también a las bandas porque no logran muchas ganancias”, agregó.

Es que el lugar es reconocido por hacer latir los géneros más pesados del rock y, “estar sentados en mesas para cuatro, a una distancia prudencial y sin poder hacer un pogo hace que celebremos sí la vuelta de los conciertos, pero los muchachos están muy serenos, se extraña un poco los recitales de antes”,  detalló sobre el espacio que actualmente incursiona con presentaciones de otros géneros como el blues y que cuenta con capacidad para hasta 25 personas.

De todas maneras, las reservas siempre alcanzan a copar el cupo. “La gente tiene ganas de salir. El público va. Desde que reabrimos, siempre completamos el cupo”, agregó conforme.

Lo cierto es que la música vuelve a escucharse en los rincones de la Tierra Colorada. Y, aunque resta mucho tiempo para que el sector vuelva a activarse, los artistas celebran volver a pisar el escenario y compartir junto al público en un mismo tiempo y espacio. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina