La Fiesta de las Carpas se vive a pleno en Itacaruaré

Sábado 5 de enero de 2019 | 07:00hs.
Agustina Rella

Por Agustina Rella sociedad@elterritorio.com.ar

Las nubes del viernes no lograron opacar la algarabía que se vivió en el Festival de las Carpas de Itacaruaré.
Si bien desde el 1 de enero ya había algunos entusiastas instalados en el camping municipal a la espera de la tradicional fiesta, ayer el movimiento se volvió más intenso y los visitantes comenzaron a poblar todo el predio.

Pasado el mediodía, Eliana Meza -de Posadas- se instaló con su familia y contó que se tomaron unas pequeñas vacaciones y aprovecharon para conocer el festival.

“Escuchamos por las noticias y queríamos conocer y ver cómo es el ambiente” dijo, al tiempo que enumeró que son seis integrantes, incluidos algunos nietos, que llegaron desde la capital provincial en colectivo.

Lejos de acobardarse a la hora del baile, lanzó: “Yo estoy presente aunque sea descalza”.
De este modo, mientras algunos llegan atraídos por todo el combo de vida al aire libre, competencias deportivas y shows; otros se acercan exclusivamente para vivir las noches de música y baile en el balneario.

De la misma manera hubo quienes se organizaron para cocinar, tirar algo a la parrilla y los más relajados optaron por comprar las comidas al paso que se ofrecen en el lugar o aprovecharon el modo vacaciones para sentarse en el restaurante.

A última hora los jóvenes serían los protagonistas atraídos por las bandas que llegaron para la Noche de la Juventud. En esta línea, Aixa Aquino -de Concepción de la Sierra- hace tres años que con amigos de Formosa no se pierde la fiesta. “Venimos todos los años, es muy hermoso la verdad, conocés gente nueva, bailamos, la pasamos con amigos y nos quedamos hasta el lunes o martes”, explicó.
Asimismo, Florencia de Andrade y Ariel de Cerro Corá se animaron a llegar en moto y también ponderaron el baile a la hora de elegir el festival como opción de escapada de fin de semana.

A diferencia de la joven parejita que se estrena en la capital de las carpas, Michel Alvarenga de San Javier hace cinco años que viene con amigas, aunque desde muy chica venía con su familia. Así, destacó: “Creo que se volvió una tradición y soy infaltable, con la idea de compartir con amigos y disfrutar las vacaciones lejos de casa”. Avezada en el tema del campamento, lidera la organización de carpas y comida y confesó que la clave es llegar un día antes para encontrar la mejor ubicación.

Como una tradición entre familia o amigos, el festival se sucede año a año y en esta 27ª edición que va hasta mañana, no faltan el baile, los juegos y el relax en el arroyo con o sin chaparrones. “No nos para nada, ni la lluvia. Si llueve, ponemos lonas sobre la carpa, nos cubrimos y seguimos igual”, cerró Michel exponiendo el verdadero espíritu que se vive en Itacaruaré.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina