La defensa pidió la excarcelación de la madre de Rocío Aylhén

Martes 22 de octubre de 2019 | 04:00hs.
El deceso de la joven se produjo el 11 de octubre en el departamento donde residía junto a su madre
Por Daniel Villamea

Por Daniel Villamea Corresponsalía Oberá

La defensa de Teresita del Rosario M. (37), detenida en el marco de la investigación por el deceso de su hija discapacitada, Aylhén Rocío Mattos (18), solicitó la excarcelación extraordinaria en base a los antecedentes psiquiátricos de la imputada. 
El expediente 134592/2019 se tramita ante el Juzgado de Instrucción Dos de Oberá y está caratulado como abandono de persona doblemente agravado por muerte y el vínculo, delito que contempla una pena de hasta 20 años de prisión.
La víctima era ciega, sorda y autista, cúmulo de discapacidades que la hacía absolutamente vulnerable y requería la permanente atención de terceros. 
Por ello, la situación de la progenitora se agravó cuando el informe de autopsia confirmó que la joven falleció a causa de una desnutrición severa y paro cardiorrespiratorio. 
Asimismo, en el sumario policial algunos vecinos de la familia declararon que Aylhén Rocío pasaba mucho tiempo encerrada en el departamento de avenida Andresito, donde el pasado 11 de octubre fue hallada sin vida.  
En tanto, si desde un primer momento la Justicia avanzó sobre la presunta responsabilidad de la madre, también se confirmó que 35 días antes del fatal desenlace una trabajadora social presentó un informe socioambiental ante el Juzgado de Familia alertando sobre el deplorable estado de salud en que se hallaba la joven discapacitada. 
Ahora, desde la defensa también reclamaron que se preste atención sobre “la especial situación de vulnerabilidad” de la imputada, quien padece trastorno límite de la personalidad (TLP). 

Intentos de suicidio
En un contexto de múltiples aristas complejas, en la víspera la defensa de Teresita del Rosario M. solicitó la excarcelación con el argumento de su patología, al tiempo que subrayó que dicho beneficio no entorpecería el proceso.
En el escrito se detallaron los síntomas del trastorno psiquiátrico que padece y la medicación que toma a diario. 
Incluso, subrayaron duros capítulos de su historia personal, como abuso intrafamiliar reiterado, intentos de suicidio y falta de contención de su familia. 
Además, tal como la semana pasada publicó en exclusiva El Territorio, mencionaron que el estado estaba al tanto de la situación de vulnerabilidad de Aylhén Rocío. 
“La encartada padece TLP, dicho trastorno de la salud mental impacta en la forma que piensa y siente la persona que lo padece acerca de sí mismo y de los demás, lo que causa problemas para insertarse en la vida cotidiana. Comprende patrones de relaciones inestables, intensas, una distorsión de la propia imagen, emociones extremas e impulsividad. Lleva varios años de tratamiento, siendo su médico psiquiatra el doctor Nicolás Gauna y toma diariamente clonazepam, quetiapina y foxetín”, se cita en el escrito. 
En otro párrafo, se destaca “ha sido víctima de abuso sexual intrafamiliar y a la fecha ha tenido tres intentos de suicidio, ello sumado a la grave condición que padecía su hija Aylhén Rocío Mattos, a la difícil situación económica que atravesaba, a la falta de contención por parte de su familia y a la ausencia de las instituciones que debieron darle apoyo”.  

Libertad con restricciones 
En consecuencia, a entender de la defensa, el hecho de permanecer privada de la libertad mientras se desarrolla del proceso “devendrá inexorablemente en un deterioro progresivo de su salud física y mental, siendo en definitiva S. S. (su señoría) el responsable de velar por la salvaguarda y bienestar de la imputada, solicitamos por los motivos expuestos se otorgue los beneficios de la excarcelación”. 
Dicho beneficio estaría sujeto a medidas como la obligatoriedad de presentarse periódicamente al juzgado que tramita el expediente, no concurrir a determinados lugares y evitar el contacto con ciertas personas. 
Consideran que no existe peligro procesal alguno, debido a que la mujer cuenta con arraigo en Oberá, donde residen sus otras dos hijas, de 13 y 5 años, además de su actual pareja, la única persona que la visita y le brinda contención en su lugar de detención, precisaron. 
Tampoco tendría medios para darse a la fuga, puesto que antes de ser detenida se desempeñaba como empleada doméstica y hace varios meses abandonó los estudios de derecho por problemas económicos. 
Por otra parte, en la continuidad de la causa sería inminente la inhibición del juez de Instrucción Dos, Horacio Alarcón, puesto que un familiar se hizo cargo de la codefensa de la imputada. En consecuencia, el expediente deberá pasar al Juzgado de Instrucción Uno, a cargo de Alba Kunzmann de Gauchat.
En tanto, entre otras medidas de prueba, la defensa solicitó la ampliación de la declaración testimonial de Hugo Samuel K., pareja de la encartada, como también que se libre oficio a su médico psiquiatra para que informe respecto a su historia clínica.
Ayer se cumplieron ocho días de su detención en la Seccional Segunda y hasta el momento ningún familiar la visitó, ni siquiera su madre, quien residía con ella y los fines de semana  viajaba a Posadas, donde tiene su propia casa.

Acciones del STJ
Los detalles del trágico caso de Aylhén Rocío Mattos generaron innumerables y diversas opiniones en la comunidad, con el foco puesto en la responsabilidad de la madre y en las autoridades judiciales que oportunamente recepcionaron un informe donde se dio cuenta de la gravedad del cuadro de la joven discapacitada, aunque no se activaron los mecanismos para asistirla. 
En tal sentido, fuentes del caso mencionaron que el Superior Tribunal de Justicia (STJ) habría solicitado un pormenorizado informe sobre las actuaciones realizadas por el Juzgado de Familia, a cargo de José Moreira, organismo que el 6 de septiembre pasado recepcionó un escrito de la trabajadora social Laura Bida en el marco de una demanda por la tenencia de la hermana más chica de la víctima.
En ese informe se dejó constancia del “alto riesgo de vida” de Aylhén Rocío, al tiempo que sugirió la intervención de organismos pertinentes. 
“En un momento de la entrevista la perito ingresó al dormitorio de la joven Aylhén, donde se encontraba durmiendo en posición fetal tapada con una colcha. La abuela se acerca y destapa su cabeza, despertándose la joven y tratando de sentarse, con dificultad motriz aparentemente. Se pudo observar su extrema delgadez, en un estado de salud física, a simple vista, deplorable que impresionó a la perito. Situación que lleva a solicitar a V.S. (Vuestra Señoría) una intervención urgente para salvaguardar la vida de la joven”, remarcó la licenciada Bida.
Como contrapartida, para el juez Moreira la trabajadora social debió denunciar el hecho y consideró que “el trabajo fue deficiente y nos puso a nosotros en la mirada de la sociedad como culpables de una situación en la que una niña, al cuidado de su abuela materna y de su madre, terminó falleciendo por vivir en condiciones infrahumanas”. 

“Mataste a tu hija”

Desde su detención, Teresita del Rosario M. sólo recibió la visita de su pareja y su estado de salud decayó debido a la angustia por el deceso de su hija. Ya la semana pasada, Gabriela Stefani, directora de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Derechos Humanos, confirmó que solicitarán informes al Juzgado de Familia y al Juzgado de Instrucción para avanzar en alguna medida de protección de la madre.“Del informe (de los medios) surge que si bien hubo un alerta, desde la Justicia no se agotaron las instancias y por ende la solución no debería ser criminalizar a la madre”, reflexionó Stefani. Asimismo, consideró que “ahora hay que luchar por la libertad de esta mujer que también tiene problemas psiquiátricos, una cuestión muy importante a tener en cuenta”. La postura de la funcionaria dista de la conducta que habrían exhibido algunas mujeres policías que están a cargo de la custodia de la imputada, lo que motivó el reclamo de la defensa.“Hay alguna que le dice “mataste a tu hija”, lo que no corresponde porque los policías no son jueces. Además es una acusación que afecta mucho”, opinaron.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina