Hija de dos grandes

Miércoles 16 de mayo de 2018
Criada entre locaciones cinematográficas, sets y escenarios, Miranda de la Serna (18), hija de Rodrigo de la Serna y Erica Rivas, vivió una infancia diferente a la de otros niños. En su casa desfilaban actores, directores y guionistas y sus viajes familiares incluyeron Marsella por los premios Platino con su mamá y Barcelona para visitar la filmación de Yucatán, donde actuaba su papá. A los 11 años actuó en Antes del estreno, de Santiago Giralt, junto a sus padres, a los 15 pisó las tablas por primera vez como actriz en La Burbuja, una comedia bizarra que terminó de enamorarla de la profesión. Luego llegaron dos películas, filmadas en 2017: Bruja junto a su mamá y Amor urgente, sobre la exploración adolescente del amor y el sexo, estrenado en el Bafici.

¿Cómo se vivía la actuación en tu casa?
Para mí es lo más natural del mundo, tenía que explicarle a mis amigos que en casa era así, estaban compenetrados en una escena a los gritos, no es que estaban locos, era el guión. Mis papás siempre que podían me llevaban a sus trabajos, sentí siempre el escenario y las cámaras como un lugar cálido, blandito y gentil, parecido a un segundo hogar. No me es difícil habitarlo y me siento cómoda. Aparte siempre te cruzás con la misma gente, de ahí eso de que el espectáculo es una gran familia. Realmente es así. Me crié con ellos, conozco muchos actores, actrices, directores desde que soy bebé. Mi padrino es Diego Topa, se conocen con mi mamá desde chicos, salían a repartir fotos juntos por las productoras para ver si los llamaban.

¿Cuáles son tus sueños por cumplir?
Escribir algún día una película, producirla, actuarla y dirigirla. Probablemente de terror, que es un género que me encanta. Ese terror psicológico, tipo David Lynch. Viajar mucho, quiero conocer India, África, China... me encantaría hacer una película en otro idioma, hablo bien inglés porque fui a un colegio bilingüe muchos años, conocer gente diferente, hacer amigos en otras partes del mundo.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina