Funcionaría dentro de 20 días el paso Ituzaingó-Ayolas

Jueves 27 de junio de 2019 | 04:00hs.
Las obras ya están concluidas, pero hay que esperar el tiempo de fraguado para utilizarlas. | Foto: Matías Sánchez
En los últimos días, el ministro de Obras y Servicios Públicos de la provincia de Corrientes, Claudio Polich, estuvo presente en la conclusión de las obras del playón de acceso y egreso del Centro de Frontera Ituzaingó (Corrientes, Argentina) y Ayolas (Misiones, Paraguay), sobre la ruta nacional 120. 
El ingreso a la central hidroeléctrica Yacyretá servirá como un espacio de infraestructura que alojará las instalaciones y equipamientos de los diferentes organismos de control del paso fronterizo binacional, cuya habilitación se anunció  originalmente para el próximo 26 de julio, aunque ayer el intendente  Eduardo Burna señaló que podría adelantarse diez días.
El alcalde adelantó a Radio Dos que “la apertura formal del paso fronterizo sobre la represa Yacyretá se está trabajando contrarreloj” y detalló que “el 16 de julio es la fecha probable, extraoficialmente está pensado adelantar del 26 al 16 de julio”.
En tanto, Polich señaló que ante la creación del paso fronterizo utilizando la estructura de la represa como puente, se generó “la necesidad de readecuar y ampliar el centro de frontera existente para que cumpla con las condiciones que demanda las nuevas funciones, que son la de albergar las instalaciones  y equipamientos de los diferentes organismos nacionales de control, tales como Aduanas, Migraciones y Gendarmería, entre otras; que operarán cuando sea habilitado”.
La ampliación del playón se realizó en ambos lados de la calzada existente. Del lado este, en una extensión de 7,50 metros;  y del oeste, de 16,50, generando así un ancho total de 31 metros donde se ubicaron tres isletas con cabinas de control para los organismos nacionales.
Los trabajos comprendieron la demolición del playón y galpones existentes, que funcionaban como estacionamiento para personal de la Entidad Binacional (EBY). También se retiraron las columnas de iluminación, se niveló el terreno y se construyó en todo el espacio una base de arena cemento de 15 centímetros de espesor, sobre la que se asentó la calzada de hormigón de 20 centímetros de grosor. Ahora resta esperar el tiempo de fraguado.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina