Fotomultas: Montecarlo inició acciones judiciales y hay quejas en Posadas

Jueves 27 de junio de 2019 | 06:00hs.
La polémica desatada en Montecarlo por el sistema de fotomultas encendió el alerta en otros municipios, como ser Posadas. La semana pasada los vecinos de la Capital de la Orquídea hicieron oír su malestar ante el Ejecutivo Municipal y el Concejo Deliberante por la notificación de la sanciones económicas por cruzar el semáforo en rojo. El malestar se originó debido a que a principios de año se colocó una cámara en los semáforos lindantes a la estación de servicio -ubicada sobre las avenidas El Libertador y Oscar Eugenio Darú-, el segundo ingreso a la localidad, y no hubo difusión previa ni señalización del dispositivo en cuestión. 
Las multas rondan los 4 mil pesos y según el membrete, son expedidas por la Dirección de Monitoreo Vial dependiente del Ministerio de Gobierno de la provincia. Si bien en el documento figura la dirección de la capital misionera, para hacer reclamos (en Jujuy 2332), los conductores damnificados plantean que no hay instancia para realizar un descargo, sólo un número de cuenta para hacer el depósito y con un porcentaje de descuento. Es decir, no existe Juzgado de Faltas que medie en estos casos específicamente. 
Lo más grave termina siendo que, de no acceder a pagar por la infracción, el conductor genera antecedentes en el Registro de la Propiedad del Automotor que bloquea sus derechos como por ejemplo, renovar la licencia de conducir.
La situación derivó en que el Ejecutivo de Montecarlo asuma acciones judiciales para llevar tranquilidad a la comunidad. La representación legal del municipio le exigió a la Dirección de Monitoreo Vial que disponga la nulidad de las multas efectuadas, ya que “el municipio hasta la fecha no se suscribió al Convenio de Gestión de Cobranzas Interjurisdiccionales”, se detalla en la carta documento con fecha del 7 de junio. 
A lo expuesto -que por cierto no obtuvo respuesta- se suma una nueva carta documento con fecha de ayer. En el escrito el intendente, Jorge Lovato, reiteró el pedido de nulidad y solicitó: “Procédase a retirar el equipo de filmaciones de fotomultas en un plazo de 24 horas hasta no contar con la autorización legal de las autoridades municipales”. 

En Posadas 
El sistema de fotomultas, de acuerdo a las autoridades provinciales consultadas, se enmarca en un convenio con la Agencia Nacional de Seguridad Vial. El problema se desprende de la confusión que impera, teniendo en cuenta que los municipios aseguran no haber suscripto a este acuerdo. En Posadas el panorama es similar al de Montecarlo. En la Dirección de Tránsito Municipal reciben cientos de reclamos y consultas con respecto a la multa generada por los radares. “Diariamente recibimos muchas quejas de conductores que se acercan a reclamar por la fotomulta pero no podemos hacer nada más que derivarlos a la Dirección de Monitoreo ya que la multa no responde a nuestra jurisdicción, no la emitimos nosotros”, explicó Omar Talavera, director de la Dirección Municipal de Tránsito, en diálogo con El Territorio.   
Además, el titular de tránsito destacó que el municipio no recibió ninguna notificación formal respecto de la instalación de los radares y fotomultas en Posadas. Los dispositivos están instalados en zonas urbanas muy concurridas por los conductores pero están ubicados sobre rutas nacionales o provinciales, sendas en las que la Agencia Nacional de Seguridad Vial y Dirección de Monitoreo Vial dependiente de la Policía de la provincia tienen jurisdicción para intervenir. Caso contrario, la jurisdicción le corresponde al organismo municipal de tránsito. 
 Las sanciones no son juzgadas por el Tribunal de Faltas del municipio, porque en Posadas, según  manifestó Talavera, “no se ha firmado ningún convenio con Nación para la instalación de estos dispositivos. Tampoco fuimos notificados al respecto. Nos enteramos de la instalación de los radares cuando los conductores se acercan a reclamarnos la multa, pero nosotros no las imponemos. Es algo que nos excede”. 
En consonancia, el concejal de Posadas, Miguel Ángel Acuña, expresó en diálogo con este matutino: “Hemos tenido muchos reclamos. La gente llega al Concejo y se le manda al Juzgado de Faltas, pero el municipio no tiene injerencia y la persona debe terminar pagando la multa en la Dirección de Monitoreo Vial”. 
 Lo que viene pasando con las fotomultas es que las actas  labradas no pasan por el Juzgado de Faltas. Es decir, no hay una instancia de descargo. “Te llega la comunicación con un número de cuenta en donde tenés que pagar la multa. Son válidas porque fueron autorizadas por la Agencia Nacional de Seguridad Vial. Pero en Misiones, no hay un juez que pueda dirimir la cuestión. Porque la mayor autoridad es la Dirección de Monitoreo Vial que es un comisario, abogado. Pero no es juez. Por lo tanto, no tiene poder jurídico”, denunció el funcionario municipal. 
 En contraposición, Juan Carlos Cuenca, presidente del Consejo Provincial de Seguridad Vial, aseguró que “hace exactamente dos años, el Consejo Nacional de Seguridad Vial cedió a la Provincia  un total de ocho radares para proceder como medida preventiva contra los excesos de velocidad, cuatro de ellos son fijos y están ubicados en la entrada al Parque Nacional Iguazú, Garupá, Campo Grande y Colonia Victoria. Los demás son móviles y circulan por toda la provincia. La Policía de Misiones tiene la  potestad de actuar en rutas nacionales y provinciales”. Por eso, los radares están instalados en esas sendas.
Incluso, contradiciendo a la postura municipal, Cuenca resaltó que “Posadas fue el primer municipio en firmar convenio por la instalación de radares”.  
Otra de las versiones que se contraponen en la polémica de las fotomultas es la cuestión jurídica de las sanciones impuestas. Al respecto, Cuenca confirmó que “hay un Juzgado de Faltas provincial, creado por ley que tiene altas potestades para resolver cada multa o acta de infracción”. Y agregó: “Hay maneras de revertir la multa. Si la persona está en posibilidades ciertas de que no existe la señalización adecuada de la existencia de los radares; si está dentro de los máximos de velocidad permitidos, que es el 10 por ciento en las zonas urbanas; y teniendo en cuenta algunas otras cuestiones, se puede considerar en un descargo correspondiente. Hay un Juzgado de Faltas provincial que da diez días para responder a esa situación y un juez al cual uno puede acudir para hacer el descargo formal”.   
Finalmente, en relación a la polémica desatada en Montecarlo y las acciones judiciales que inició el municipio contra la Agencia Nacional de Seguridad Vial, manifestó: “No hay radares fijos allí, sino que funcionan dispositivos móviles. Es decir, son aquellos que circulan en toda la provincia”. 

Nación afirma que sólo controla radares en ruta

Desde la Agencia Nacional de Seguridad Vial advirtieron que ese organismo oficial sólo autoriza y controla los radares que toman fotomultas en las rutas nacionales que atraviesan la provincia de Misiones y que no tienen facultades sobre otras infracciones tomadas por cinemómetro ubicados en caminos municipales o rutas provinciales. Según explicaron a El Territorio fuentes oficiales de la Agencia Nacional de Seguridad Vial “las provincias y los municipios de todo el país mantienen la potestad para regular el uso de radares en corredores provinciales y municipales”. Esto significa que si estos aparatos que captan infracciones están colocados sobre caminos que son de jurisdicción municipal o provincial, como por ejemplo la intersección de dos calles dentro de Posadas o una ruta provincial que una dos localidades misioneras, dependen del municipio o de la provincia. En cambio cuando los radares se encuentren ubicados sobre algún kilómetro de una ruta nacional, entonces -según las explicaciones de la Agencia Nacional de Seguridad Vial- “se trata de dispositivos tecnológicos autorizados por la ley de Tránsito numero 24.449 y la ley de Seguridad Vial número 26.363”.


Se inauguró la Escuela Municipal de Tránsito

La escuela de tránsito se ubica en el Parque de la Ciudad.
Un anhelo posadeño que data de hace varios años se concretó ayer con la inauguración de la Escuela Municipal de Tránsito. Anteriormente, el municipio utilizaba el autódromo Rosamonte como espacio físico de la escuela de manejo. 
El nuevo edificio funciona en el predio del Parque de la Ciudad, sobre la ruta nacional 12. En las intalaciones se realizará el examen teórico y práctico para adquirir la licencia de conducir. 
Las nuevas instalaciones cuentan con un edificio central en el que se podrá rendir la evaluación teórica, en una sala con capacidad para unos 40 aspirantes. También,  para rendir el exámen práctico, el predio cuenta con una pista simuladora para prácticas: estacionamiento, manejo en la curva,  semáforo, rotonda y senda peatonal, entre otras. 
El intendente Joaquín Losada presidió la inauguración del predio y destacó en diálogo con El Territorio: “La ciudad tiene su casa propia y aquí vamos a llevar adelante los cursos para obtener la licencia de conducir”. 
Asimismo, el director de Tránsito de la ciudad, Omar Talavera,  manifestó: “Para nosotros es un gran logro contar con nuestra casa, la casa propia de Posadas. Estamos muy contentos y agradecidos”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina