Federal A: Crucero cortó la mala racha en casa y venció a Sportivo Belgrano

Domingo 13 de octubre de 2019 | 23:17hs.
Fútbol | Foto: Sixto Fariña
Crucero derrotó 1 a 0 a Sportivo Belgrano y cortó una racha negativa de dos derrotas al hilo en Santa Inés. El gol lo marco Miguel Comes en el segundo tiempo.

El triunfo le permitió al Colectivero cosechar su segunda victoria al hilo y quedar muy cerca de los puestos clasificatorios en la zona A del torneo Federal A.

El calor agobiante no imposibilitó el desarrollo de un primer tiempo entretenido. El Colectivero tomó la iniciativa con el buen despliegue del brasileño De Souza y la destacada pero ardua tarea de los laterales, que siempre fueron a buscar el desborde.

Tras dos insinuaciones, la más clara llegó a los 25’ en la cabeza de Bareiro, quien aprovechó un centro preciso de Urquiza para sacudir un testazo que el arquero, ya casi sin margen de achique, supo resolver a puro reflejos. Para colmo el rebote no pudo ser aprovechado por De Souza que eligió un nuevo centro y vio como la pelota cruzó el área chica sin encontrar destino.

La visita, que venía de ganarle a Chaco For Ever, apostó un interesante 4-2-3-1 en cancha, siempre buscando explotar los espacios libres en alguna contra. En esa tarea el eterno Juan Pablo Francia manejó los hilos de los contragolpes con colaboración de Avaro por derecha, el sector elegido para los pocos desbordes que no inquietaron a Argüello.

El cansancio hizo lo suyo y en el mejor momento del Colectivero la lesión de Tello obligó a quemar un cambio pisando los 33’. Tello, jugador que venía siendo indispensable en el armado de juego, fue reemplazado por Comes, hombre posicional y de corte.

Ya en el complemento se produjo el retorno de Álvaro Klusener para darle oxígeno y experiencia a la ofensiva de Crucero. En tanto que la Verde se animó a avanzar unos metros sin salirse del libreto.

El calor no dio tregua dando paso al cansancio. Y en ese escenario todo se resumió en la tan querida pelota parada.

Sobre los 21’ un disparo de Comes despertó al público y minutos más tarde fueron Sain y De Souza los que se perdieron dos claras situaciones. El arquero Vijande estaba siendo la gran figura…hasta que llegó el grito esperado.

Pisando los 30’ Beto tomó un rebote cerca del área grande y fulminó al uno para quitarle la capa de héroe y generar el desahogo. Fue revancha para Comes, el gol revitalizador, el de la confianza.

Sportivo Belgrano, víctima del cansancio, intentó con pocas ideas y así se fue la historia.

El triunfo le permitió a Crucero cortar la racha negativa de dos derrotas al hilo en casa y seguir encaminado en la zona A. En la próxima fecha visitará a Gimnasia de Concepción del Uruguay, pero esa será otra historia. Se vienen días tranquilos en Santa Inés.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina