“Están robando mudas de yerba mate y pasando de contrabando al Brasil”

Martes 2 de junio de 2020 | 06:00hs.
La sospecha es que en Campo Ramón se acopia yerba robada y que es pasada al vecino país por pasos ilegales.
Por Daniel Villamea

Por Daniel Villamea Corresponsalía Oberá

A las limitaciones que plantea la cuarentena por la pandemia de Covid-19, los productores de la zona Centro afrontan serios perjuicios por el robo de yerba mate, una situación que persiste a pesar de los reclamos del sector primario. 
Cristian Klingbeil, secretario de la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (Apam), precisó que en las últimas semanas se incrementó el contrabando de materia prima al Brasil por pasos clandestinos a través del río Uruguay.
“Están robando mudas de yerba y pasando de contrabando al Brasil. Tengo información de que en la zona de Campo Ramón hay gente que está acopiando y pasan al Brasil por pasos ilegales. También hay gente que hace su muda y vende en el otro lado, pero el problema es el robo”, remarcó el referente agrario.
Dicho testimonio está en consonancia con el insistente reclamo del intendente de Campo Ramón, José Márquez Da Silva, quien viene alertando por el paso irregular al Brasil, con el riesgo que ello implica para el contagio de coronavirus.
En diálogo con El Territorio, Klingbeil precisó que en el mercado local cada muda de yerba se comercializa a un promedio de 20 pesos, un monto considerable teniendo en cuenta que cada hectárea implica unas 2.000 mudas. 
En ese contexto, mencionó que “en la zona de Campo Ramón hay colonos que tuvieron que poner serenos para custodiar las plantas de yerba, pero igual tienen miedo porque los ladrones andan armados y los serenos usan sólo machetes. Entonces es una desventaja muy grande”. 
Fue más allá y denunció que “hay zonas liberadas, porque en los municipios hay un solo móvil por comisaría y falta personal. Mientras tanto, los delincuentes andan en 4x4 y es una lucha desigual”. 
Enorme perjuicio 
Asimismo, recordó que a principios de febrero, referentes del sector se entrevistaron con autoridades de gobierno, quienes comprometieron incrementar las medidas de prevención, aunque los operativos fueron esporádicos.  
“El robo de yerba se frenó un poco porque empezó a haber mayor circulación de gente en las chacras preparando todo para la primera cosecha. Pero el problema del robo es cíclico porque la cosecha es cíclica, por eso necesitamos una solución de fondo”, remarcó.
En tanto, comentó que más allá del robo de mudas, persiste el robo de hoja verde de yerba.
Incluso, el referente agrario indicó que “entran a robar en yerbales que ya fueron cosechados y se llevan los brotes, lo que genera un daño enorme a la planta”. 
Precisamente, además del perjuicio económico, en general el hurto de yerba mate genera un importante daño en las plantas porque los malvivientes cortan las ramas sin utilizar herramientas de corte adecuadas.   
“Lo que menos se usa es tijera porque estragan de cualquier forma la planta y eso lleva años para recuperar”, explicó. 
En general, los hurtos de yerba se realizan en horario nocturno y son concretados por cuadrillas integradas por personas con conocimiento en el rubro. 
Sin ocultar su malestar, Klingbeil recordó que a fines de marzo, cuatreros asesinaron a Rodolfo Weber (61), productor de Santiago Liniers. 
“Parece que las autoridades no dimensionan la gravedad del problema o están esperando que un productor mate a un delincuente para hacer algo. Como que la vida de los colonos no vale nada”, lamentó.  
Además, instó a la solidaridad del sector y a estar atentos ante movimientos de extraños en las chacras.
Reiterado reclamo
A fines de enero, el reconocido dirigente agrario Carlos Zuberbuhler calificó como “grave, triste y lamentable” la situación que padecen los productores del departamento Oberá, sobre todo en los municipios de Campo Viera, Campo Ramón, Los Helechos, Guaraní y Florentino Ameghino, donde reside.
Por ello, subrayó que “antes de empezar a matar chorros queremos respuestas de las autoridades”.
Según el productor, en los diferentes municipios la Policía investiga y muchas veces logra detener a los sospechosos, pero “no pasan 48 horas y todos quedan liberados, hasta los vehículos, porque para la Justicia no es robo sino que pasa por hurto, que no es tan grave”. 
Al respecto, indicó que “algo hay que hacer porque nuestras leyes amparan al delincuente. Salís con la moto y no tenés el seguro al día, te cobran una multa más cara que la moto. En cambio, el chorro no paga impuesto, le ponen un defensor oficial y el tipo sale en menos de 48 horas”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina