Es adicta, dejó a su beba con una vecina y hace cuatro días no saben de ella

Martes 12 de febrero de 2019
Por Daniel Villamea

Por Daniel Villamea Corresponsalía Oberá

La pequeña sonríe, se para en el regazo y festeja todos los mimos. El jueves su mamá la dejó en la casa de una vecina, en Villa Stemberg, y no regresó por ella. Lamentablemente, Cecilia (20) ya pasó por lo mismo con otros dos hijos y reconoce que no los puede tener.
La joven padece una grave adicción a las drogas y actualmente está en situación de calle. Hace años que su familia no puede con ella y las autoridades judiciales, municipales y policiales conocen perfectamente su caso, aunque nunca estuvo internada ni fue sometida a tratamiento alguno.
Derrumbada por los vicios, en los últimos cuatro años dio a luz tres hijos y, según allegados, estaría nuevamente embarazada. A pesar de su estado, hasta el jueves pasado estaba a cargo de su beba de 4 meses, con quien alternaba en casa de parientes y vecinos. 
“Ese día al mediodía la crucé, la llevaba a la beba y vi que estaba bastante mal, entonces le pregunté dónde iba con la criatura, que yo le cuidaba si quería, y me la dio como si nada. ‘Más tarde vuelvo’, me dijo, pero no volvió hasta hoy (por ayer)”, comentó M. S., la mujer que está a cargo de la pequeña.
Como la joven no volvió, a las 48 horas, la vecina se contactó con la madre de Cecilia, quien le manifestó que no puede hacerse cargo de la beba.
“Ella ya cría a la segunda hija de Ceci, de 2 años, y tiene otros menores, por eso dijo que no puede quedarse con la beba. No quiere saber nada de su hija ni la nieta. Incluso dijo que, si es por ella, que la manden a un hogar de niños”, manifestó M. S.

Puja judicial
Al diálogo con El Territorio también se sumó la pareja que desde hace tres años y medio está a cargo de la crianza del hijo mayor de Cecilia, quienes también se mostraron interesados en hacerse cargo de la beba.
En tanto, lamentaron que están inmersos en una maraña burocrática y hasta el momento ni siquiera obtuvieron la custodia del nene de 4 años.
“Cecilia se droga desde los 11, 12 años y la familia nunca pudo con ella. Toma pastillas con alcohol, cocaína y se inyecta. También tiene ataques de furia y se corta, por eso tiene cicatrices en los brazos. Ella dice que no quiere a los hijos, que le molestan, por eso los da. Nosotros tenemos al mayor, la madre tiene a la segunda y ahora está la beba, que estamos dispuestos a criar”, manifestaron.
De todas formas, más allá de la buena voluntad expresada por la pareja, lo cierto es que afrontan una puja judicial que hasta el momento no arrojó resultados favorables.
Al respecto, indicaron que “pasan los años y el juzgado no nos da una constancia de que el nene está con nosotros y eso nos genera un montón de problemas, desde llevarlo al hospital hasta salir a pasear, porque no somos los padres, pero somos quienes lo estamos criando desde los 6 meses”.
Incluso, contaron que el pequeño nació con sífilis, enfermedad que lograron revertir con un intenso tratamiento. “Para colmo, ahora la abuela dijo que la beba tiene sida, pero no sabemos si es cierto ni si le hicieron los análisis. Nosotros queremos hacernos cargo, cuidarla y que esté con su hermano”, remarcaron. 

Acciones administrativas

Ante la consulta de este matutino, la jefa del Departamento de Niñez y Familia de la Municipalidad, Alejandra Montero, confirmó que intervino personalmente en el caso y que la beba quedará al cuidado de la misma pareja que actualmente está a cargo de su hermanito mayor. De esta forma, descartó que la pequeña sea ingresada en el Hogar Mitaí, como temía la familia que la cuidó el fin de semana. “Hoy (por ayer) a primera hora fuimos a ver tanto a Z. (la pequeña de cuatro meses) como a L., el otro hijo de Cecilia que está al cuidado de una prima. Hicimos un socioambiental y se determinó que la misma familia se haga cargo de la beba”, explicó la funcionaria. Asimismo, remarcó que el Juzgado de Familia está al tanto de la situación. Por otra parte, Montero indicó que “ahora hay que asistir a Cecilia, que también necesita ayuda”, respecto a la difícil situación que atraviesa la madre de los menores.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina