En Uruguay quieren producir más marihuana

Jueves 14 de junio de 2018
Laura Andrade salió de la farmacia maldiciendo e insultando a viva voz. Tuvo que desplazarse más de cuatro kilómetros desde su casa porque en su barrio no hay ningún comercio que venda marihuana, pero al llegar no pudo comprar. La farmacia reparte números para adquirir la droga y a Andrade le correspondía esperar un día más.
“Se supone que tengo que volver mañana”, lamentó la uruguaya, que es sommelier. “Yo trabajo, no puedo venir acá todos los días. Hoy tendré que comprar a un vendedor ilegal. ¡No me queda otra! Este sistema es una porquería, no sirve para nada. En otras farmacias, que no dan número, he tenido que hacer dos horas de cola en la calle. Los vecinos te dicen de todo. ¡Una vez nos tiraron agua desde un balcón!”. Apenas 14 de las más de 1.200 farmacias de Uruguay han aceptado vender marihuana. En Montevideo, una ciudad de más de 1,4 millones de habitantes, apenas siete se adhirieron al mercado legal de cannabis que el país creó en 2013.
El gobierno busca aumentar la cantidad de farmacias que la venden y tiene en carpeta que otro tipo de comercio se sume al sistema. También baraja de qué modo aumentar la producción legal de marihuana, ya que la demanda multiplica muchas veces la oferta, lo que provoca que parte del mercado siga siendo abastecido por narcotraficantes.
“Hay más demanda que la capacidad productiva que tenemos instalada. Es un desafío que tenemos que atacar”, dijo a The Associated Press Diego Olivera, secretario de la Junta Nacional de Drogas. Según Olivera, en Uruguay se consumen entre 20 y 25 toneladas anuales de marihuana. Sin embargo, estudios académicos elevan esa cifra a casi 30 toneladas y el sistema legal instalado está lejos de cosechar esas cifras. Aquí existen tres mecanismos autorizados para producir marihuana, según la ley que hizo de Uruguay el primer país en regular todos los aspectos vinculados al consumo de la hierba. Dos empresas cultivan la marihuana que se vende en las farmacias, pero también se lA puede plantar en casa y hay cultivos colectivos en clubes cannábicos de entre 15 y 45 socios. Las dos empresas que abastecen a las farmacias fueron autorizadas por el gobierno para producir hasta dos toneladas al año, lo que da un total de cuatro. Los 8.570 autocultivadores registrados tienen permitido cosechar hasta 480 gramos anuales cada uno. Además, hay 90 clubes cannábicos con 2.529 socios. Sumando todas las posibilidades, el sistema estaría produciendo 9,3 toneladas anuales. Sin embargo, las cifras reales de producción son aun menores. La razón principal es que las empresas que abastecen a las farmacias han estado lejos de producir las dos toneladas anuales que tienen licenciadas. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina