El octavo día de violencia sin límites sacudió a Ceará

Jueves 10 de enero de 2019 | 09:00hs.
Los continuos ataques de bandas criminales en el estado Ceará, en el Noroeste de Brasil, son una prueba de seguridad para el recién inaugurado gobierno del presidente Jair Bolsonaro. Los criminales atacan por octavo día infraestructura pública y comercios, además de intentar explotar un puente utilizando explosivos en las afueras de Fortaleza, capital del estado. Fotografías y videos publicados en las redes sociales mostraban un hoyo en la base del puente.

Por lo menos cuatro autobuses y una obra de construcción fueron incendiados en los alrededores de Fortaleza. Las autoridades dijeron que arrestaron a 160 personas vinculadas a asaltos de bancos, estaciones policiales y otros edificios públicos.  El departamento de seguridad pública del estado reportó 180 incidentes en decenas de municipalidades.

Bolsonaro hizo campaña con la promesa de poner un fin a la creciente violencia y restaurar la autoridad estatal sobre el crimen organizado. Para ayudar a poner fin a los saqueos, su Ministerio de Seguridad Pública y Justicia desplegó a otros 100 policías, aparte de los 300 ya apostados, incluidos miembros de la reconocida Fuerza Policial Nacional. Las autoridades locales creen que los ataques son el resultado de un plan estatal para combatir el pandillerismo en las prisiones. Muchos carteles de narcotráfico pueden operar sus negocios desde las saturadas cárceles.

André Costa, quien dirige el Departamento de Seguridad Pública de Ceará, aseguró que el levantamiento fue causado por el nombramiento de un nuevo secretario para supervisar la penitenciaría estatal.

“El bandido sólo acepta la ley de la fuerza”, adujo Fernando Francischini, un legislador del sureño estado de Paraná. Francischini, miembro del Partido Liberal Social de la extrema derecha de Bolsonaro, dijo que los ataques son un acto de terrorismo.

Escape de la cárcel

Se conoció que un total de 23 presos se fugaron de una cárcel en el estado de Ceará. La fuga se produjo en la penitenciaría de Pacoti, a unos 100 kilómetros de la turística Fortaleza, la capital regional, cuando los reclusos saltaron el muro durante su tiempo de recreo y accedieron al área externa de la unidad, señaló la Secretaría de Administración Penitenciaria.



Nota Relacionada

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina