Devastadores incendios forestales continúan consumiendo el Amazonas

Jueves 22 de agosto de 2019
El pulmón verde del planeta está en peligro. Sólo en lo que va del año hubo casi 75.000 incendios en el Amazonas.
Una agencia oficial del gobierno brasileño reportó un aumento récord de incendios forestales en el país este año, y el presidente brasileño Jair Bolsonaro insinuó ayer, sin aportar pruebas, que las organizaciones no gubernamentales podrían estar provocándolos para hacerlo ver mal. 
El Instituto Nacional para la Investigación Espacial, la agencia federal que monitorea la deforestación y los incendios, informó que este año ha habido una cantidad récord de incendios forestales en Brasil: 74.155. Eso es un incremento de 84% en comparación al mismo período del año pasado. Bolsonaro asumió la presidencia el 1 de enero.
 “Quizás y no lo estoy afirmando, estas (personas de las ONG) están llevando a cabo acciones criminales para atraer la atención en mi contra, contra el gobierno de Brasil”, dijo Bolsonaro en un video publicado en su cuenta de Facebook. “Esta es la guerra que estamos librando”. Cuando los reporteros le preguntaron si tenían alguna evidencia, el presidente respondió que no tenía ninguna. Los estados que han sido más afectados este año son Mato Grosso, Pará y Amazonas (todos en la región amazónica) y representan el 41,7% de todos los incendios. Bolsonaro, quien una vez amenazó con retirar a Brasil del acuerdo climático de París, ha atacado repetidamente a las organizaciones ambientales no lucrativas, a las que ve como obstáculos de su plan para aprovechar todo el potencial económico del país, incluso las zonas protegidas.
El presidente brasileño y el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, son cercanos al poderoso grupo de legisladores rurales en el Congreso y han estado abogando por más oportunidades económicas y desarrollo en la región amazónica, a la que consideran demasiado protegida por las leyes actuales.
Algunas ONG, ambientalistas y académicos responsabilizan a las políticas a favor del desarrollo de Bolsonaro por el alto incremento de deforestación en la Amazonia, como indican los últimos datos que dio a conocer el Instituto Nacional para la Investigación Espacial. 

Los agricultores y los ganaderos están en la mira

Tras 16 días en llamas, en las últimas horas Brasil ha decretado el estado de emergencia por los incendios forestales en el Amazonas. Según datos oficiales del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (Inpe), el cual recuenta los incendios por vía satelital, entre enero y la primera quincena de agosto han habido 72.843 focos detectados, lo que muestra un aumento del 83% respecto al mismo período del año pasado. Según denuncian algunas ONG, los incendios forestales por lo general son comunes en la estación seca, pero también son provocados deliberadamente por agricultores que deforestan ilegalmente tierras para la cría de ganado.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina