Destacaron la iniciativa de llevar el Inym a las chacras

Martes 12 de junio de 2018 | 20:45hs.
Alejandro Minigozi, intendente del municipio de Garruchos, en la provincia de Corrientes, manifestó que "llevar el Inym a las chacras es una excelente iniciativa", luego de participar de una capacitación que el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) brindó a productores en el lugar, y que se completó con el acercamiento de la oficina móvil del Registro de Yerbales y Productores.


Los productores de Garruchos aprendieron y compartieron sus experiencias en cosecha de yerba mate junto al ingeniero agrónomo Néstor Munaretto, primero con charlas sobre suelo, planta y manejo de la tijera electrónica en el Salón Comunitario y luego con demostración de técnicas en una chacra.


“La cosecha de yerba mate o tarefa es una poda”, resumió esta tarea tan importante Munaretto en la jornada convocada por la Asociación de Productores Yerbateros Chimiray. “Para hacerla -continuó- necesitamos contar con podadores y para lograr podadores, tenemos que capacitarnos”.


Bajo la atenta mirada de los productores, el ingeniero agrónomo explicó, entre otras cosas, la importancia de contar con herramientas adecuadas y elegir bien las ramas a la hora de realizar la poda de la planta de yerba mate. Esto significa “serruchos y tijeras de calidad y afilados” y realizar el corte en las ramas maduras (de dos años) y únicamente el 50 % de la planta cada año. “La planta debe quedar con un alto porcentaje de material verde sobre ella. Este material significa una futura cosecha, protección, reserva y sustentabilidad”, destacó.


El intendente local, por su parte, evaluó como positivo que el INYM acerque capacitación y el Registro de Yerbales y Productores hasta su municipio. “”Llevar el Instituto a la chacra es una excelente decisión porque resuelve el trámite de regularización de la condición de productor y del yerbal, y además, como en este caso, se brinda información útil que, si se aplica, permite mejorar el rendimiento del yerbal”, dijo Minigozi.


En ese marco, el jefe comunal contó que tanto en su municipio como en los vecinos de Garabí, Colonia Liebig, Gobernador Virasoro y San Carlos, “la mayoría de los productores tienen entre 5 y 25 hectáreas, y constituyen, juntos, una parte importante de la economía en el nordeste de Corrientes”.


Nelson Dalcolmo, director por la Producción en el INYM e integrante de la Asociación de Productores Yerbateros Chimiray, precisó que de acuerdo al registro que tiene la entidad, "en este punto de la zona productora (norte de Corrientes) son 650 pequeños agricultores que se dedican a la yerba mate, y enfrentan los mismos problemas que los que están en Misiones”, destacando el aporte de la jornada técnica para cuidar la fertilidad del suelo y la productividad de la planta. En esa línea, ponderó el Programa de Tijeras Automáticas que lleva adelante la institución yerbatera “ya que permite la incorporación de tecnología a las chacras y realizar mejores cortes en las cosechas”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina