Declaró el acusado de agresión mortal en pleno microcentro

Jueves 19 de septiembre de 2019 | 00:05hs.
El hecho ocurrió el domingo a la madrugada en Posadas. | Foto: Marcelo Rodríguez
El ex aduanero posadeño Germán Rosas (61), acusado de matar a su cuñado, el ingeniero forestal Roberto Ríos (60), frente a la casa de la madre en pleno centro de Posadas, ratificó que fue golpeado primero por lo que la estocada mortal fue en acto de defensa y, por otro lado, aseguró que iba a entregarse en la Jefatura de Policía cuando fue interceptado al mando de su camioneta Renault Oroch por calle Entre Ríos, descartando la supuesta intención de fuga.
La declaración se dio en la instancia indagatoria, concretada ayer a la mañana, ante el titular del Juzgado de Instrucción Tres, Fernando Verón, y su abogado defensor José Luis Rey. Fue imputado formalmente por el delito de homicidio simple.
Fuentes confiables informaron que Rosas se explayó en profundidad sobre la relación que tenía con la víctima, pero sobre todo rememoró las últimas horas que compartió con su cuñado desde el sábado a la noche -cenando junto a otros amigos que tienen en común- hasta el domingo pasadas las 4 de la madrugada, cuando le asestó la puñalada letal en la vereda de la casa de calle Sarmiento.

Discusión y muerte
Coincidió con el testimonio del joven que escuchó un tramo de la discusión pero aseguró que no se inició frente a la casa, cuando llegaron, sino que fue antes y que en ese recorrido comenzó a ser agredido físicamente. 
Por ello, terminó con un corte en el mentón y otras lesiones más leves que fueron certificadas por el médico que elaboró el informe incluido en el expediente en las últimas horas.
También refirió que desde hace muchos años sufre un problema cardíaco por lo que shockeado por la situación subió al automóvil y comenzó a manejar hasta la sede central de la Policía de Misiones. 
Con el cuerpo cubierto de sangre por el corte en el rostro, se detuvo en un semáforo y en esa instancia se cruzó con otro automovilista que frenó para asistirlo. Entonces -dijo- se bajó, tomó pastillas sublinguales por su patología y en ese lugar esperó a las autoridades. Dijo que nunca pensó en escaparse.
Después de escucharlo, el magistrado determinó que siga detenido en la misma comisaría hasta tanto se anexen otros informes referidos a las pericias que se ordenaron sobre el cuchillo y los teléfonos celulares hallados en la camioneta. La defensa, en tanto, analiza un pedido de excarcelación. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina