Cuenta regresiva para un riesgoso operativo de rescate en Tailandia

Sábado 7 de julio de 2018 | 22:30hs.
Se acerca la hora de la verdad para los 12 chicos y su entrenador atrapados en una cueva en el norte de Tailandia , donde la llegada de lluvias torrenciales y la falta de oxígeno aceleraron los tiempos para lanzar un arriesgado operativo de rescate en las próximas horas.

Confinados desde hace dos semanas en la cueva Tham Luang Nang Non, separada de la salida por un túnel de casi cuatro kilómetros, los chicos y su entrenador deberían ser evacuados a más tardar el martes, ya que el plazo es la "mejor ventana de oportunidad" para sacarlos de la trampa en que se está convirtiendo la gruta.

"A partir de ahora y durante los próximos tres o cuatro días [dos o tres a partir de hoy] será el momento más favorable para la operación de rescate utilizando uno de los planes de acción", dijo Narongsak Osattanakorn, líder del operativo y gobernador de la provincia de Chiang Rai, donde se localiza la cueva.

El funcionario, que no precisó qué plan usarían, añadió que los rescatistas estaban librando "una guerra contra el agua y el tiempo" antes de las fuertes lluvias de los monzones pronosticadas para los próximos días.

Además, preocupa el nivel de oxígeno en la cueva, que bajó del 21% al 15%, mientras crece el nivel de dióxido de carbono. 

Un informe del gobierno norteamericano difundido por la cadena ABC News reveló que la Marina tailandesa activaría el plan de buceo: evacuaría uno por uno a los chicos desde la gruta, y a lo largo del trayecto que los separa de la boca del túnel, acompañados por expertos en buceo.  "

La situación, ahora mismo, en lo que respecta a la salud de los chicos y los niveles de agua y aire es la mejor hasta el momento", dijo Osattanakorn.

Los ingenieros, rescatistas y otros expertos intentan localizar otro punto de acceso a la gruta, hasta ahora sin resultados luego de un constante trabajo de perforaciones explorando el terreno para ver por dónde se puede abrir una salida alternativa que permita evitar el peligro de una salida del túnel a través del buceo. "Hicimos más de 100 perforaciones, pero todavía no localizamos su posición", dijo Osattanakorn.

Las dos amenazas inminentes que conspiran contra los chicos son la falta de oxígeno de la gruta, que continúa bajando a niveles peligrosos para la supervivencia, y la crecida de las aguas, que podrían anegar ese precario refugio donde se encuentran aislados desde el 23 de junio pasado.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina