¿Cómo se trata a los familiares de un caso positivo de Covid-19?

Sábado 1 de agosto de 2020 | 11:00hs.
El Lacmi procesa parte de las pruebas que se realizan en Misiones
Damián Cunale

Por Damián Cunale Jefe de Redacción Web

El contacto estrecho con un paciente positivo de Covid-19, transforma a todos los de su entorno en pacientes sospechosos de haber contraído el virus. Esto debido al alto nivel de contagio que viene demostrando la enfermedad, desde su aparición como un nuevo coronavirus en diciembre pasado.

Pero, desde el día uno de la enfermedad a hoy, que han pasado casi ocho meses de investigación y propagación, la forma de tratar a esos contactos estrechos fue cambiando. Básicamente se pasó del testeo masivo a todos los contactos en un primer momento, a un testeo seleccionado a los más cercanos después, hasta llegar al día de hoy donde a los contactos más estrechos, aquellos que comparten vivienda, se los aísla y solo se los testea si tienen síntomas.

Estos cambios los dispuso, con el pasar del tiempo y el conocimiento adquirido, el Ministerio de Salud de la Nación, que es el organismo que comanda el control de la pandemia en la Argentina.

La aparición de casos positivos en Andresito durante esta semana, y las situaciones que se produjeron con sus familiares más estrechos, donde algunos dieron positivo, otros negativos y otros arrojaron, en un primer momento, resultados no concluyentes, despertaron la inquietud sobre como se procede con el entorno de los pacientes que dan positivos.

Como se tratan los contactos estrechos

La manera en la que se debe tratar con los contactos estrechos la dispone, como ya se dijo, el Ministerio de Salud de la Nación, quien creo un algoritmo de manejo para estos casos (ver imagen al final), al cual se puede acceder a través del sitio web de la cartera (https://www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus-COVID-19/Identificacion-y-seguimiento-de-contactos).

En resumen, lo que algoritmo indica es que tenemos dos posibilidades en lo que respecta a los casos estrechos familiares. Por un lado aquellos que tienen síntomas claros de la enfermedad, y por otro los que no lo tienen.

Con los que tienen los síntomas, el protocolo indica que se los debe testear por laboratorio con el sistema PCR. Si da positivo se le da el tratamiento correspondiente. Si el resultado no es concluyente, porque los reactivos no pueden reconocer aún al virus en el paciente, el testeo se volverá a realizar.

Y si es negativo, algo que sucedió por ejemplo con una de las hijas de la mujer de 85 años de Andresito, el paciente, de todos modos, pasará a situación de aislamiento por 14 días, sin la necesidad de más test pero si con un monitoreo constante por parte de las autoridades sanitarias.

Pero ¿Qué pasa si un contacto estrecho no tiene síntomas? En esta situación es en la que más cambiantes son las cosas desde el día uno de la enfermedad. Para no marear a nadie vamos a evitar repasar que se hizo hasta acá y vamos a pasar directamente a que hay que hacer al día de hoy, siempre según el Ministerio de Salud de la Nación. Al contacto estrecho sin síntomas se lo aísla y se lo monitorea. Nada más. No hay hisopado, no hay análisis de laboratorio y no hay nada más que revisión clínica sintomatológica y seguimiento durante los 14 días del aislamiento para ver si no aparecen los síntomas. Esto quiere decir que esta en cierta forma persona nunca sabrá con certeza si tuvo o no la enfermedad, pero será controlada y deberá mantener los cuidados como si la tuviera.

Descripción de la foto

¿Porqué?

En el sitio de Salud Pública no se aclaran los motivos de esta decisión, pero se puede ensayar la explicación desde al menos dos ángulos. Por un lado la cuestión de insumos, sabemos que la velocidad con la que la enfermedad apareció y se desparramó por el mundo hizo colapsar no solo los hospitales, si no también los laboratorios de análisis y de fabricación de reactivos y sistemas de testeo. Reactivos y sistemas que, por otra parte, debieron inventarse a la par de la aparición de la enfermedad. Entonces, los kits de testeos son escasos en todo el mundo, y una forma de asegurarse tenerlos cuando se los necesita es usándolos únicamente cuando realmente se requiera saber fehacientemente si se está ante la enfermedad o no.

Atado a eso, el alto nivel de contagio de la enfermedad que se puede dar por sentado que quien pasó un tiempo prolongado muy cerca de una persona que dio positivo está contagiado. A la vez, al no existir tratamiento alguno para terminar con la enfermedad, ya que todos los tratamientos implementados a hoy solo logran mitigar los síntomas mientras la enfermedad cumple su ciclo, no hay proceso que implementar en quien no tiene los síntomas.

Cabe aclarar que el proceso de esta enfermedad es muy dinámico, y que todo esto que hoy se implementa, mañana podría cambiar por disposición del Ministerio de Salud de la Nación. ¿Qué lo haría cambiar? Los últimos estudios que están comenzando a aparecer.

Esta semana se conoció un estudio que fue publicado por John Kinnear, Director de la Escuela de Medicina de la Universidad Anglia Ruskin (Reino Unido). El artículo fue publicado en The Conversation, y según lo que indica los asintomáticos muestran secuelas de la enfermedad, más allá de no haber mostrado síntomas durante el tránsito de esta.

Según los datos que maneja la Organización Mundial de la Salud (OMS) los asintomáticos son entre el 40% y el 45% de los contagiados. El estudio sobre ellos, sobre porque no muestran síntomas y sobre las consecuencias a futuro que puede dejarles la enfermedad, aún está en proceso. Como casi todo lo relacionado con el nuevo coronavirus que en diciembre pasado sorprendió al mundo provocando una nueva enfermedad, el Covid-19.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina