Comenzó en España el debate oral por el asesinato de una niña de Candelaria - El Territorio Misiones

Comenzó en España el debate oral por el asesinato de una niña de Candelaria

Domingo 20 de septiembre de 2020 | 05:00hs.
El estremecedor caso de Nahiara Briones (8), la pequeña misionera que fue asesinada luego de sufrir una gran cantidad de torturas físicas propinadas por el hermano de su padrastro, en julio de 2017 en la localidad española de Sabiñánigo -cercano a Zaragoza- donde vivía junto a su mamá y su nueva familia, conmocionó a todo la provincia. Y más aún a todos los vecinos del barrio Santa Cecilia de Candelaria en donde la niña creció y vivió durante un tiempo y que a pesar de los años siguen sin entender tan cruento final.

A más de tres años de este brutal suceso, en el Juzgado de Huesca, en España, comenzó a principios de esta última semana el esperado juicio oral contra Iván Pardo Peña (33), único y principal sospechoso en el asesinato.

De acuerdo a lo que comentaron voceros judiciales consultados por este matutino, el proceso podría derivar en la pena máxima dictada en el departamento de Aragón -donde queda la ciudad- y que representaría además la primera vez que esto ocurre desde su aprobación en 2015.

En el marco de las primeras jornadas ya declararon varios  de los 32 testigos que están citados a presentarse ante el tribunal. Además de familiares y personas del entorno cercano a la víctima también fueron citados varios médicos, forenses y personal policial que intervino durante la etapa de instrucción del caso.

Dolor de padre
Si bien por la emergencia sanitaria por el Covid-19 en todo el mundo no puede estar de forma presencial en el debate, Manuel Briones Sanz (33), padre de Nahiara, pudo aportar su testimonio días atrás a través de videoconferencia.

Entre sus pedidos más fuertes a la Justicia española resaltó su urgente necesidad de pronto castigo para el imputado y para todas aquellos que fueron sus cómplices durante los distintos episodio de maltrato físico y psicológico que habría padecido Nahiara.

En un breve diálogo con El Territorio, desde Chile donde se encuentra radicado desde hace ya varios años, Briones Sanz dijo sentirse muy nervioso y ansioso por el veredicto del tribunal y por el esclarecimiento de lo ocurrido con su hija. “Estos días casi no dormí. Quiero que no sólo Iván Peña pague por la muerte tan atroz de mi hija sino también sus cómplices, incluida Mariela, madre de mi hija. También la madre de Iván, entre otras personas que sabían lo que pasaba con mi hija y no hicieron nada para salvarla”, dijo emocionado el hombre.

Por otro lado aprovechó para responderle a su ex pareja, Mariela Benítez, quien durante el juicio lo describió como “un mal padre”.

Sobre esto respondió: “Yo ahora estoy haciendo una denuncia por omisión de homicidio y le vamos hacer una demanda por falso testimonio y daños y perjuicios a la moral mía porque no corresponde para nada lo que dice está diciendo en el juicio. Ella está mintiendo y está desviando el tema”.

Cabe mencionar que el padre de la criatura es representado  en el juicio por el abogado penalista Marcos García Montes.

Por su parte, la mamá de la víctima también tuvo su oportunidad de dar su versión de los hechos el último jueves ante los jueces, mismo día que habló Manuel.

Durante un largo y detallado testimonio defendió al hermano de su actual pareja y negó todas las graves acusaciones en su contra. 

Se espera que mañana continúe el juicio con la declaración de más testigos y no se descarta que en los próximos días se pueda conocer el veredicto de los jueces.

La peor tortura
De acuerdo a los distintos estudios hechos durante la investigación, entre los cuales se hallan las conclusiones de la autopsia, se pudo establecer que la criatura presentaba una gran cantidad de severos golpes en la cabeza, además de marcas de ataduras en pies y muñecas y rotura de tibia.

Según reconstruyó el diario El País de España el único detenido que tiene la investigación fue quien llamó a emergencias el jueves 6 de julio de 2017 y le dijo a los profesionales que la niña se había caído por las escaleras.

El hombre estaba también al cuidado de sus dos hijas de 12 y 15 años, quienes habrían participado también de las torturas y apoyaron la coartada.

Finalmente fue una de las “primas” quien terminó confesando la verdadera secuencia, a lo que también le siguieron su hermana y su padre. El hombre fue detenido esa noche y al día siguiente Naiara falleció a causa de las graves heridas.

“La suegra de Mariela despreciaba a Naiara. La llamaba despectivamente argentina y negra e incluso le pegaba. Un día la niña no se quería comer pulpo, porque nunca lo había visto, y le estampó la cara contra el plato. El hermano de Carlos  (padrastro de la criatura) tampoco la quería porque no era de su sangre”, citó el mismo periódico a un familiar que –según la publicación- prefiere mantenerse en el anonimato.

Todas las actuaciones judiciales por este aberrante hecho fueron llevadas adelante por investigadores del Juzgado 2 de Jaca, quien durante un tiempo decretó el secreto de sumario ante la gravedad de los hechos que se investigaban.

En cifra

32

Es la cantidad de testigos que fueron citados por el Juzgado de Huesca para el juicio. Entre ellos están familiares de la víctima, médicos, forenses y policías.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina