Bajó la pobreza estructural en Posadas según informe del Ipec

Jueves 27 de junio de 2019 | 00:05hs.
Los asentamientos y las construcciones precarias son cuestiones primordiales para seguir disminuyendo la pobreza estructural.
Antonio Villalba

Por Antonio Villalba avillalba@elterritorio.com.ar

El índice de pobreza multicausal o multidimensional en hogares del cuarto trimestre de 2018 en el aglomerado Posadas fue del 33,1 por ciento y el índice de indigencia en hogares del 16,6 por ciento, según los últimos datos aportados por el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec). 
Desde el Ipec aclaran que con los datos del actual índice no es posible inferir la cantidad de personas pobres e indigentes, ya que la unidad de análisis del índice multidimensional es el hogar. “Esto quiere decir que el 33,1% de los hogares del aglomerado Posadas son pobres y el 16,6% son indigentes”. 
Si se tiene en cuenta el anterior informe correspondiente al tercer trimestre del año pasado, disminuyó 1,7 puntos porcentuales la pobreza en los hogares, la cual ascendía a 34,8%. 
También se observó una merma de la indigencia (2,2 puntos porcentuales) comparada al tercer trimestre de 2018, que había registrado 18,8 por ciento. 
De esta manera, de acuerdo a los datos oficiales, en el cuarto trimestre de 2018 en el aglomerado Posadas la cantidad de hogares pobres ascendía a 39.217 y la cantidad de hogares indigentes se elevaba a 19.612.
El Ipec, cuya directora ejecutiva es la contadora Silvana Dea Labat, destaca que respecto del primer trimestre del año pasado, la cantidad de hogares pobres disminuyó en 2.168, “lo que implica que esos hogares pasaron de ser hogares pobres a ser hogares no pobres”.
El otro dato es que, de 2.717 hogares considerados indigentes, con este nuevo resultado se concluye que “pasaron a no serlo”.
En resumen, por lo informado por el Instituto, “en el cuarto trimestre de 2018, la pobreza medida en estos términos disminuyó 1,7 puntos porcentuales con respecto al tercer trimestre del 2018; por su parte, la indigencia también lo hizo en 2,2 puntos porcentuales en el mismo período”.
Desde el Ipec también se explica cómo se trabajó para el informe conocido ayer que refleja el descenso de la pobreza multicausal entre el tercer y cuarto trimestre del año pasado. 
Explican que el método de la pobreza e indigencia multicausal es un indicador que abarca tres tipos de pobreza: “La absoluta, la relativa y la estructural”. Y que el informe dado a conocer ahora “es el resultado de tres efectos totalmente separados, unos de otros”.

Pobreza absoluta
Explican que la pobreza “absoluta”, en la que se aplica el método indirecto unidimensional (MIA),  compara el ingreso familiar de los hogares con un umbral determinado por una canasta básica total, del tercer al cuarto trimestre, por lo que se vislumbra un aumento de la pobreza.
“La canasta básica total se incrementó de un trimestre a otro un 14,8 por ciento y los ingresos promedios de los hogares cayeron 1,1 por ciento”. Con ello concluye que “la pobreza absoluta aumentó”.

Pobreza relativa
A su vez, el Ipec reveló la llamada pobreza “relativa”. Explicaron desde la dependencia oficial que este indicador “mide la distancia o la brecha del ingreso de los miembros de los hogares respecto al ingreso mediano”. Esto refiere al ingreso que al menos el 50% o menos de los miembros de los hogares obtienen mensualmente.
Profundizan la explicación que en este caso no se efectúa una comparación respecto del consumo de bienes y servicios, “sino únicamente la distancia que existe entre los ingresos percibidos por los integrantes de los hogares y su ingreso mediano”. 
En esta línea explican que el ingreso per cápita familiar mediano de los hogares crecieron un 3,8 por ciento, al pasar de 8.000 pesos a 8.300 pesos. 
A su vez añaden sobre los ingresos promedio de los miembros de los hogares más vulnerables. Esto es que el 10 por ciento de los hogares con menores ingresos cayó un 8,4 por ciento, al pasar de 2.503 pesos a 2.202 pesos. 
“Esto significa que creció la brecha o distancia de los ingresos de los hogares con el ingreso mediano de los mismos”. Finalmente, con estos números desde el Ipec concluyen que “la pobreza relativa aumentó”.

La pobreza estructural
Sobre la pobreza estructural, que tuvo una notable incidencia en cuanto a los resultados finales, primero presentó una reducción del 1,2 por ciento entre los trimestres citados. 
Lo que se tuvo en cuenta en este submétodo, según se explica desde el Ipec, fueron ciertos umbrales, como las condiciones de las viviendas, acceso al agua, si está dentro de la casa o fuera del terreno. Además, las condiciones de acceso a los baños, si mantienen la letrina o son compartidos. A su vez, si las viviendas están ubicadas cerca de basurales, zonas inundables o en villas de emergencia, entre otros aspectos.
Lo que mejoró y empeoró
 “La mayoría de los umbrales han mostrado una mejoría, es decir, hay menos hogares pobres”, concluyen. Sostiene el informe del Ipec que “hubo una caída del 9,1 por ciento en los hogares en las que sus viviendas no tienen cielorraso/revestimiento interior”. 
Detalla además que hay un 36,8 por ciento menos de hogares que tienen letrinas y hay un 40 por ciento de hogares menos que tienen el desagüe del baño a hoyo/excavación en la tierra. 
“Hay un 70,8 por ciento menos de hogares en que la vivienda estaba en zona inundable y un 44,4 por ciento menos de hogares en villas de emergencia. Con ello, el hacinamiento cayó en un 1,5 por ciento”, manifestaron.
Entre los aspectos que empeoró, el trabajo refleja que en un 19,5 por ciento más de hogares tienen el baño compartido con otros hogares de la misma vivienda y el incremento en 476 hogares donde utilizan para cocinar aún kerosene, leña o carbón. Se señaló que hubo un retroceso, debido a que estos aspectos negativos ya “no existían en los hogares en el tercer trimestre de 2018”.
No obstante, entre lo que mejoró y empeoró, “el efecto final de los diferentes umbrales fue una reducción de la pobreza estructural entre el tercer y cuarto trimestre”.
En consecuencia, como efecto final comparando el tercer y cuarto trimestre del año pasado, hubo “una reducción de la pobreza multicausal, principalmente por la intensidad del efecto de la baja de la pobreza estructural”.

En cifra

33%

De los hogares del aglomerado Posadas son pobres, según datos aportados por el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos de Misiones.

16,6%

Son indigentes en el aglomerado Posadas. Se aclara que siempre se toma en cuenta -en este informe- que se toma como referencia a los hogares.


Es sólo para la ciudad Capital

En el informe el Ipec aclara que el índice de pobreza e indigencia multicausal o multidimensional (Ipim) corresponde a los hogares radicados en el aglomerado Posadas a partir del relevamiento de periodicidad trimestral de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH). Dejan en claro que con el Ipim “no es posible extrapolar e interferir la cifra obtenida para el aglomerado Posadas a toda la provincia”. Se explica además que el concepto de indigencia, se asocia con la de “carencia severa” que surge de dividir el ingreso total de cada hogar por el total de miembros relevados en la EPH del Indec. En cuanto a la EPH, toma como referencia a cuatro miembros del hogar, dos adultos y dos menores. La primera persona del hogar que posea el 25 por ciento o menos de la mediana del ingreso per cápita familiar es considerada indigente. Para un hogar compuesto por cuatro personas, el umbral de carencia severa (indigencia) y de carencia (pobreza) fue de 8.217 pesos y de 15.438 pesos, respectivamente para el cuarto trimestre de 2018.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina