Salvavidas

Sábado 12 de enero de 2019
María Marta Fierro

Por María Marta Fierro mfierro@elterritorio.com.ar

Vacaciones es tiempo de salir en búsqueda de agua, río, arroyo, playas y naturaleza. Desgraciadamente, la tragedia también está allí, potencialmente, precisamente por las características de estos espacios, maravillosos, llenos de diversión, pero también de peligros.
Y en ese sentido, el 2019 ya dejó dolorosas pérdidas en los pocos días que lleva de transcurrido.
Los festejos por la llegada del primer día del año se llevaron la vida de Kevin Yesa, de 16 años, en un camping no habilitado de Eldorado. Atravesada por el dolor de la pérdida, su tía Tatiana reflexionó, pocos días después de la desgracia, respecto a la importancia de acudir a bañarse únicamente a los lugares habilitados. Señaló que a pesar de la inhabilitación, el predio estaba lleno de gente.
Américo Andrés Navas también murió ahogado pocos días después tras rescatar a sus dos hijos, de 7 y 11 años, y a otro niño de 8, que comenzaban a ser arrastrados por la corriente del río Paraná, en un balneario del paraje Santa Tecla, en Ituzaingó, Corrientes.
Rosina Pérez, su esposa, lo recordó quebrada por el dolor y con muchísimo amor. Orgullosa de su entrega y su valentía, que le costó la vida pero que permitió salvar a tres niños. Con desesperación recordó que en el lugar no había salvavidas, que en medio de la emergencia alcanzaron a arrojarle un flotador. Y ella también, como la tía de Kevin, pidió a los veraneantes que a la hora de elegir un sitio para vacacionar tengan en cuenta las condiciones de seguridad.
Como los lugares en los que perdieron la vida Kevin y Américo, hay cientos en la región, y más en Misiones, una provincia rodeada de ríos y surcada por arroyos. Entre tantas opciones, hay alternativas habilitadas para el baño público. Esto significa –entre otras cosas- que, ante una contingencia, el lugar debe contar con elementos de seguridad y personas preparadas para el rescate. Elegir balnearios seguros para refrescarse y divertirse es una decisión cuyo valor cobra otra dimensión ante el dolor de la pérdida ajena.
Misiones cuenta con una ley de seguridad acuática. La norma exige -entre otros puntos- que todos los espacios turísticos, deportivos y recreativos en los que se desarrollen actividades acuáticas cuenten con el servicio de guardavidas habilitados. La iniciativa fue redactada e impulsada por los familiares de las ocho víctimas de la tragedia del Paraná, de la que el próximo martes se cumplirán nueve años. Velar por su cumplimiento es también, de alguna manera, honrar a esos otros héroes.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina