La era Bolsonaro

Domingo 6 de enero de 2019
Brasil, desde el primer día de enero, comenzó a vivir la era de Jair Messias Bolsonaro. El nuevo presidente del país, apenas asumió, aprobó una batería de decretos y prometió regirse por la consigna que promueve el país de orden y progreso, al argumentar que ninguna sociedad se desarrolla sin respetar esos preceptos. Estrenó un gabinete de 22 ministros, de los cuales siete son militares retirados, y se comprometió a llevar adelante sus promesas electorales. Esto implica enfrentar la crisis económica, el aumento en los niveles de criminalidad y una corrupción que penetró en las más altas esferas del Estado. Así, se mostró decidido a avanzar hacia la recuperación de la mayor economía de la región y de los valores conservadores. Avanza hacia una drástica disminución del tamaño del Estado, ajuste fiscal y una ola de privatizaciones que comenzó con el sistema de transporte.
Gran parte de su campaña estuvo centrada en el odio por el legado que dejó el Partido de los Trabajadores (PT) de Lula da Silva y Dilma Rousseff. Afirmó que su gobierno representará una oportunidad única de rescatar al país, que es la novena economía del mundo, de las amarras ideológicas. En el actual gobierno se habla de enterrar el comunismo, entendido como la izquierda. El viraje ideológico es hacia la ultraderecha, luego de quince años de gobiernos socialistas. Justamente la ausencia de los diputados del PT en la ceremonia hace presagiar que la polarización existente va a tener fuertes batallas en el Congreso.
Reafirmó que fortalecerá las Fuerzas Armadas y honrará los que sacrifican sus vidas en nombre de la seguridad, además de flexibilizar la portación de armas para que los ciudadanos tengan medios para defenderse. Los que temen son las minorías en relación a conquistas en el plano de los derechos humanos y ambientalistas. Por ahora, los primeros en estar en alerta son los trabajadores, ante el polémico proyecto de eliminar la Justicia laboral, ya que el nuevo mandatario del país vecino considera que hay un exceso de derechos para los trabajadores.
El ex capitán del Ejército dejó en claro que es partidario de una política económica liberal y que abrirá el mercado para el comercio internacional. Ello, además de anticipar que se consolidaría la alianza con Estados Unidos, ante la relación que comenzó a mostrar con Donald Trump.
Los países de la región están preocupados de que avance hacia una revisión de las relaciones comerciales contenidas en el Mercosur. No formaría parte de sus prioridades, lo que dejaría en una situación incómoda al resto de los socios de esta alianza de países en la que se encuentra la Argentina.

Filtraciones que preocupan
La siempre ordenada y prolija política en Alemania se enfrenta desde hace unos días al peor ataque de piratería informática. Todo indica que un hacker aún no identificado y que se presentaría como “investigador de seguridad y sátiro”, se encargó de difundir vía Twitter centenares de documentos y datos personales de políticos alemanes. Entre los afectados se encuentran la canciller Ángela Merkel y el presidente de la nación, Frank Walter Steinmeier.
Fueron develados documentos personales, incluyendo mensajes privados, información de tarjetas de crédito, direcciones, cartas y facturas de los afectados. Las primeras investigaciones que se han llevado a cabo lograron detectar la existencia de una plataforma cuyo operador podría estar ubicado en la ciudad de Hamburgo, aunque varios medios señalaron la posibilidad de que los ataques se hayan efectuado desde Rusia o China. Servicios secretos extranjeros tratan de determinar la procedencia de los ataques, que genera preocupación en la dirigencia política alemana.

La economía no afloja
En la Argentina, la economía sigue siendo el tema de agenda en el inicio de este 2019, tras un año marcado por números en rojo, tal como lo reflejan recientes reportes. Apenas concluyeron las fiestas de fin de año, se conoció que las ventas minoristas cayeron 9,9% en diciembre de 2018 frente a igual fecha de 2017. El dato más preocupante fue que los comercios cumplieron doce meses consecutivos en baja. El informe oficial lo difundió la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), presidida por el misionero Gerardo Díaz Beltrán.
Un día después se conocía otro trabajo, el del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav), que concluía que los productos de la canasta básica de alimentos habían aumentado hasta 15,5 puntos porcentuales más que la inflación en el último año. La causa principal, se explicó, fue el exorbitante salto cambiario, que aún no se trasladó de manera completa a los precios. Según el trabajo, los alimentos traccionaron la inflación del último mes de 2018 y establecieron un piso alto para el índice de precios de diciembre. Añadía un par de datos más, por un lado lo que llaman el desbarajuste inflacionario de 2018, que tuvo una magnitud difícil de predecir un año atrás, y a raíz de ello, concluyen que el año que terminó fue el de mayor aumento de precios desde 1991.
Todo indica que en el nuevo año, no será fácil al gobierno doblegar el aumento de los precios. El Relevamiento de Expectativas de Inflación (REM) que realiza el Banco Central todos los meses entre consultoras presentó en diciembre un valor menor al estimado por tercer mes de manera consecutiva. De acuerdo al REM de noviembre, las expectativas de inflación para los próximos doce meses se ubicaron en el 28,7 por ciento en promedio. El mismo informe prevé un dólar para fin de 2019 en 48,3 pesos. De todas formas, hay que decir que al parecer desde el Gobierno no se dan con los números. Todos los pronósticos fueron errados. Los cálculos fueron hacia abajo, mientras la realidad demostraba que todo subía –menos la calidad de vida o el bienestar de los argentinos- como concluyó el 2018. Además, los recientes aumentos que operarán a lo largo de todo el año, como el caso de la luz, gas y otros productos y servicios como el transporte al subir el costo del boleto, meterán fuerte presión a la inflación. De allí el malestar de los ciudadanos que salieron a manifestarse en todo el país contra los tarifazos.

El dólar y riesgo país aflojaron

En el arranque del año electoral, la primera semana trajo un poco de alivio al gobierno nacional, con la baja del riesgo país, que retrocedió más de 10% en la semana. En los últimos días de 2018 había llegado a 840 puntos pero tras un fuerte descenso se ubicó al finalizar la semana en 730. Además subieron las acciones y bajó el dólar. La divisa bajó 9 centavos, a 37,37 pesos, y acumuló una caída de 33 centavos en la semana, con lo que completó un ciclo de tres retrocesos semanales consecutivos y se acercó al límite de la denominada zona de no intervención dispuesta por la autoridad monetaria.
Los que juegan con las estrategias electorales de Cambiemos están convencidos de que el dólar estable o con leve baja juega a favor de ellos. Según los focus group que realiza sistemáticamente el gobierno, el dólar en Argentina es una cuestión de humor social. Por eso Macri sueña con tenerlo controlado para aumentar sus chances reeleccionista.

Macri, en los cuadernos del escándalo

El llamado escándalo de los cuadernos entregados a la Justicia por el chofer Oscar Centeno tuvo un nuevo capítulo esta semana. Se conoció que el empresario Franco Macri, padre del presidente de la Nación, no está en condiciones de declarar en la causa por supuesto pago de sobornos en la obra pública. Según el informe médico, es por deterioro cognitivo y por lo tanto, Franco Macri no tiene capacidad de comprensión como para enfrentar una indagatoria. El padre y el hermano del mandatario nacional, Gianfranco, fueron citados a declarar por supuesto pago de sobornos en los corredores viales a los cuales estaban asociados.
La abogada, dirigentes justicialistas y familiares del reciente fallecido ex canciller Héctor Timerman salieron a cuestionar nuevamente a la Justicia que denominan adicta al poder central. Esta vez la queja se debe a que Timerman no corrió la misma suerte que Macri. Con el deterioro de su salud por un cuadro agresivo de cáncer, tuvo que cumplir con todas las declaraciones impuestas por Bonadio en la causa por el memorándum con Irán. La letrada Graciana Peñafort, que acompañó a Timerman hasta sus últimos días, tuvo un filoso cruce de opiniones con el periodista Joaquín Morales Sola. El columnista de La Nación acusaba a Cristina por el uso político de la muerte del ex canciller y la abogada salió con los tapones de punta a ponerlo en su lugar. El contrapunto entre ambos fue muy comentado en los ambientes políticos y en las redes sociales.

Frenar al ajuste
Desde la oposición no creen que el camino elegido por el Gobierno sea el correcto. Al contrario, plantean que resulta injusto el ajuste que se está haciendo, como los nuevos aumentos anunciados de manera oficial en la luz, gas, transporte, entre otros servicios esenciales, que volverán a pegar fuerte en el bolsillo de los usuarios durante todo el año. El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, se comprometió a trabajar para frenar los aumentos anunciados, advirtiendo que adoptarán una posición muy dura para frenar la suba, recurriendo al Congreso y a la Corte. Además del tigrense, varios dirigentes de la oposición están estudiando presentar un proyecto en el congreso para frenar las subas. También las dos CTA y camioneros se pusieron en pie de lucha con el objetivo de parar el ajuste. Por lo que se ve, el verano será muy movido.

Proteger a los usuarios
El gobierno nacional no solo dispuso nuevos aumentos en los servicios públicos, que en el caso de la luz ronda el 55 por ciento y el transporte 40 por ciento, sino que hizo efectiva para estos servicios públicos la finalización de los subsidios a partir del 1 de enero. De trasladarse de manera íntegra al usuario, se dañaría enormemente a la ya golpeada economía de los ciudadanos.
Contemplando tal situación, desde el Gobierno de Misiones, se avanzó en un importante acuerdo con los prestadores de servicios de transporte público y se resolvió restablecer los subsidios de la luz a los sectores de menores recursos. Para las arcas del Gobierno de Misiones implicará una erogación anual de 1.100 millones de pesos. De ese total, se destinarán 500 millones al transporte y 600 millones a la luz.
La resolución la adoptó el gobernador Hugo Passalacqua, tras aclarar que tomó tal decisión porque en Misiones hay un Estado activo, presente, solidario, sensible y cercano. Pero que ello no podría ser posible si la provincia no tuviera una situación financiera equilibrada, producto de una administración austera y ordenada, ya que el subsidio para la energía y absorber parte del costo de los colectivos se financiaba con recursos propios de la Provincia. De esta manera, al no derrocharse el dinero de la recaudación, vuelve a los ciudadanos en obras, aumentos salariales y paliativos para frenar las excesivas subas en los servicios públicos.
De esta manera, Misiones se distingue por ser la única provincia que cubre con fondos propios los aumentos nacionales de colectivos y energía eléctrica. Otras continúan endeudándose. Quizás esta diferencia en la forma de administrar la provincia hace que las encuestas nacionales ubiquen a Passalacqua entre los mejores gobernadores. Se destaca el no haber caído en la grieta y el acierto político en cuanto a la relación y el manejo de los temas con Macri, de ser un gobierno opositor pero constructivo y dialoguista. Cercanos al Gobierno destacan que fue un proceso evolutivo genuino que permite que Misiones tenga uno de los mejores gobernadores del país.

Transporte
Volviendo al tema de asistencia, en el caso de transporte se buscó limitar el costo de los pasajes con el aporte por parte de la Provincia del 50 por ciento del total quitado por la Nación, que se comprometió a cubrir otro 25 por ciento. Sin este subsidio provincial, las empresas de transporte anticiparon que el boleto debería costar por encima de los 40 pesos, pero a raíz de esta asistencia se ubicó sólo en 20 pesos.
En cuanto a la luz, Misiones cubrirá 50 por ciento del subsidio quitado por Nación a la tarifa social de la energía eléctrica destinado a los consumidores de menores recursos económicos y con bajo uso de la energía. Al dar a conocer la determinación de mantener el subsidio desde la gestión provincial, detallaron que con esta ayuda de la provincia un usuario que consume 200 kilovatios de energía y que paga 202 pesos, va a empezar a pagar 482 pesos y no los 976 pesos que pagaría si la provincia no subsidiaba la luz. Se destacó que las prioridades del misionerismo están fijadas en lograr el bienestar de los misioneros, y cuando la situación económica es difícil, se busca herramientas para cuidar el bolsillo de los misioneros.

La primera en acordar salario
Otro hecho positivo de la semana se dio con respecto a los salarios estatales. Misiones se convirtió en la primera provincia en acordar suba salarial a los empleados públicos. Desde la administración comandada por Passalacqua se anunció un 23 por ciento de aumento salarial a los activos y pasivos de la administración pública.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina