El riesgo país y las inversiones tras el G20

Jueves 6 de diciembre de 2018
La euforia del G20 se disipará en pocos días. Resulta risible leer titulares de diarios sosteniendo que la reunión del G20 “ya ha empezado a dar frutos para la Argentina” por el mero hecho de que el riesgo país bajara un solo día. De acuerdo: la organización de la cumbre salió de maravillas, pero eso no resuelve (ni remotamente) los problemas de fondo que tiene la economía argentina. La tendencia global en las tasas de interés sigue su curso alcista y los bonos emergentes siguen perdiendo su valor.
Entre lo más destacado que dejó el G20, tenemos una treintena de acuerdos con China. Entre ellos sobresalen el regreso de las exportaciones de aceite de soja, el envío de arándanos y aportes para extender el Ferrocarril San Martin Cargas y terminar la ruta nacional 5. Que alguien por favor explique por qué estos acuerdos deberían afectar positivamente al riesgo país.
Pero, ¿qué hay del swap de monedas con China que consiguió el BCRA? ¿No es eso un gran logro? No: es puro maquillaje. Para el que no entiende bien en qué consiste esta operación, aclaramos que no es más que un truco contable de cierta sofisticación. Pero podrán también entender que, por arte de magia, las reservas no se van a fortalecer. Mucho menos, pensar que China nos va a regalar dólares para que eso suceda.
Para que baje el riesgo país tiene que aumentar la capacidad de la Argentina de generar dólares de forma genuina. Las inversiones que puedan hacer posible esta generación serán las que reduzcan el riesgo país. Para esto, las inversiones en energía (con especial énfasis en Vaca Muerta) y en minería (litio, plata, oro, cobre, uranio) son las que el país debería motivar. Y las inversiones vendrán cuando sea atractivo invertir en la Argentina. Lamentablemente, aunque hayamos brindado un excelente espectáculo en el Colón, eso no atrae un solo dólar.

Por Miguel Ángel Boggiano
CEO de Carta Financiera

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina