Jugar de local

Domingo 2 de diciembre de 2018
Una recesión, solo una, había terminado con la brillante carrera política de George H.W. Bush, el ex presidente de Estados Unidos fallecido en la noche del viernes a los 94 años. No pudo ser reelecto en su momento, aunque años más tarde la familia Bush volvería al poder de la mano del hijo del ahora fallecido dirigente y con el mismo nombre. George W. Bush.
El presidente número 41 de Estados Unidos, George H. W. Bush, ejerció el poder entre 1989 y 1993. Este republicano llegó con honores, al haber sido veterano de la Segunda Guerra Mundial, empresario exitoso, embajador, diputado, director de la CIA y vicepresidente de Ronald Reagan. Durante su mandato cayó el muro de Berlín y se desintegró la Unión Soviética, convirtiendo esta situación al presidente como líder de la única superpotencia en pie. Su popularidad llegó al 90 por ciento, aunque no fueron las intervenciones militares ni los conflictos mundiales los que impidieron que no fuera reelecto. Fue la economía, pero fundamentalmente no haber cumplido con la palabra empeñada. En momentos de ser ratificado como candidato republicano, prometió no más impuestos, y al no cumplir su promesa, otro político distinto tocando un saxo, Bill Clinton, llegó al poder.

Entre la política y el fútbol
La Argentina demostró esta semana que puede jugar de local. Por ahora, en la política, no en el fútbol. Sobre los dos temas de los que más hablan los argentinos, las organizaciones demostraron que tienen capacidades diferentes para resolver conflictos. En el fútbol, hay una señal de rendición en lo organizativo. Así quedó demostrado respecto a uno de los partidos históricos, el River-Boca, que quedará en la historia no por el resultado sino la imposibilidad de resolver de local la inseguridad implantada por un grupo minúsculo de violentos. Al parecer, ganaron los agitadores y perdieron los amantes del deporte sin violencia. En consecuencia, con excepción de una minoría, la gran mayoría deberá ver por televisión al equipo que se consagre campeón en el estadio del Real Madrid. Es decir, muy lejos del país.
Es verdad que el lugar elegido para disputar el encuentro es un destino típicamente argentino. En España residen unos 300 mil argentinos, el mayor número de connacionales en suelo extranjero. La responsabilidad por lo tanto se decidió trasladar más allá del Atlántico, donde con mucha antelación comenzó a diagramarse el dispositivo de seguridad. Madrid comienza a blindarse y nadie se escandaliza. Pero también a último momento River hizo presentaciones en contra planteando que más de 60 mil hinchas esperaron con absoluta paciencia en dos oportunidades y de quedar firme se abandonaría a los que aprecian una competencia sana. Por ahora, todo parece indicar que jugar de local el Superclásico está casi descartado.

Contradicciones
En el viejo continente, tienen previsto para el Superclásico desplegar un operativo con unos 3.000 efectivos, como suelen hacer en una final de la Champions League o ante sospecha de atentado en el país europeo. Está claro que no piensan escatimar en materia de seguridad, como tampoco lo hizo la Argentina, pero esta vez con unos 2.500 agentes sólo para bloquear con vallas metálicas las calles adyacentes a la céntrica avenida 9 de julio. Esto último fue para evitar que miles de argentinos se manifestaran contra la cumbre del G20. En la protesta pacífica marcharon contra el ajuste y en grandes pancartas se expresaron contra el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el FMI. En gran parte las protestas quedaron opacadas, por los casi 30.000 efectivos de seguridad locales e internacionales que blindaron Buenos Aires.
Esto muestra, una vez más, la típica contradicción argentina. Es decir, está claro que se puede montar un serio operativo de seguridad, como en este caso para proteger la integridad de una veintena de presidentes de los más poderosos países del mundo. Más allá de un pequeño temblor sísmico, más algunos arrestos en el marco del cumplimiento de las reglas de seguridad, no se registraron mayores preocupaciones ni escándalos de inseguridad durante el desarrollo del G20. Es verdad que el país contó con refuerzo y colaboración de cada una de las fuerzas de seguridad del mundo, que llegaron para proteger a sus líderes, pero muestra la otra cara y resultado, cuando se hacen serias previsiones, que al parecer en el fútbol no se hicieron o no fueron suficientes.

Por primera vez
En cuanto al G20, la Argentina se convirtió por primera vez en organizador y anfitrión de este evento que comenzó como un foro de ministro de finanzas y presidentes de bancos centrales en 1999. A raíz de la crisis financiera internacional, comenzó a incluirse, desde el 2008, a los presidentes, hasta llegar a la veintena. Como logros afirman que se consiguieron fondos en aquella crisis de hace una década y en cada encuentro, como el actual, hay abordajes específicos sugeridos por el país donde se desarrolla el evento. En este caso, los temas abordados fueron futuro del trabajo, la infraestructura para el desarrollo y un futuro alimentario sostenible. Es lo que debatieron los representantes de las 20 economías más potentes y emergentes del planeta, con la extraña presencia de la Argentina, que se codea con los grandes teniendo una economía en crisis.
La Argentina comenzó a integrar el G20 de una manera singular, fue por el sistema cambiario instalado por el gobierno de Carlos Menem (1989-1999). En ese momento se había anclado el peso al dólar y esa paridad temporal puso al Producto Bruto Interno argentino en las grandes ligas, y pese a que luego se derrumbaron el esquema y la economía, nunca más salió el país del grupo y sigue siendo miembro activo del G20. También ayuda que el país sea uno de los mayores exportadores de alimentos del mundo.
Si fuera por los números actuales, estaría lejos de pertenecer a este selecto club, del que no forman parte ni Suiza ni Holanda ni España, que es solo invitado permanente. La Argentina es el socio con la economía más inestable, con la segunda inflación más alta del mundo y registra el récord de rescate económico más grande de la historia por parte del Fondo Monetario Internacional. Lo cierto es que tal situación, ante el cambio de política exterior impulsado por Macri, permitió a la Argentina ser sede y codearse con los grandes, entre ellos algunos polémicos invitados como el presidente ruso, Vladimir Putin, al chino Xi Jinping y al príncipe heredero saudita Mohammed bin Salman.
Macri planteó que haber sido elegido para organizar el evento es un gesto de apoyo y reconocimiento al desempeño de la Argentina en el escenario global tras tanto tiempo de aislamiento. A su vez agradeció a mandatarios como Donald Trump por facilitar el acceso al préstamo otorgado por el FMI. Entre los acuerdos, se puede citar el realizado por el gobierno argentino con China para aumentar las compras de soja, y otra iniciativa para fomentar la paridad de género en el país.
El encuentro se concretó en medio de un ambiente de tensión por el conflicto entre Rusia y Ucrania y la guerra comercial entre Estados Unidos y China.En el marco del G20, hasta se produjo la cancelación de un encuentro vía Twitter. Es lo que hizo Donald Trump, al cancelar mediante redes sociales un encuentro programado con su par ruso Vladimir Putin, en respuesta a las detenciones de buques de Ucrania por parte de Rusia en el mar Negro.

El Mercosur relegado
Una vez más, el Mercado del Cono Sur (Mercosur) quedó relegado y sin poder concretar un tratado comercial con la Unión Europea. Era uno de los grandes anhelos del presidente Macri, aunque su par francés, Emmanuel Macron, planteó con todas las letras que más allá de las buenas relaciones con la Argentina hay diferencias que impiden tal acuerdo. Es el Reino Unido el que busca nuevos mercados y observa al Mercosur, según pudo saberse desde el entorno de Theresa May, primera ministra del Reino Unido, con quien no se habló de la situación de las Malvinas, porque no estaba en agenda.
Lo cierto es que Buenos Aires fue testigo de cómo se firmaba otro acuerdo comercial pero para los países del norte. Fueron los presidentes de Estados Unidos, México y Canadá quienes firmaron un nuevo tratado de libre comercio. Bautizado T-MEC por los mexicanos, el pacto reemplaza al TLCAN, que regía el comercio entre estos tres países desde 1994 y que fue derribado por Donald Trump.
Se concretó además la noche de gala en el Teatro Colón, con la presencia de los mandatarios para ver a más de 80 artistas en escena que al finalizar la función terminaron coreando por la Argentina. Y como en el tango, se vio a un Macri emocionado y hasta se le piantó un lagrimón.

Cuando el río suena
Aquel conocido refrán de que cuando el río suena, agua trae, vuelve a ser una certeza. Había hace tiempo rumores de aprestos en el peronismo y adelantamiento de elecciones. Las dos cosas terminan cristalizándose. Juan Schiaretti, que se presenta como opción en el peronismo alternativo, decidió adelantar las elecciones a gobernador en Córdoba. Serán el 12 de mayo y eso generó el enojo de algunos dirigentes de Cambiemos, como el caso de Mario Negri, a quien el peronismo lo dejó fuera del Consejo de la Magistratura y ahora no quiere quedar excluido de la competencia de la gobernación. Para lograrlo, primero debe lidiar con su primer competidor en la UCR, Ramón Mestre.
El objetivo declarado de Schiaretti es apartar la elección cordobesa de las turbulencias de la campaña nacional e intentar demostrar peso propio jugando con reglas locales. Obligado por los tiempos electorales, también movieron sus fichas los cuatro partidos que integran Cambiemos en esa provincia y adelantaron que la elección interna de candidatos se hará mediante un acto comicial el 24 de febrero de 2019, y entre otros avalan el ya citado Mestre.
Otros distritos anunciarán en los próximos meses el adelantamiento de las elecciones, con el objetivo que se pongan en consideración los destinos de las provincias y no caer en la contaminación nacional. Lo que llama la atención es que también provincias gobernadas por Cambiemos, evalúan votar en el primer semestre para despegarse de la mala imagen del gobierno nacional.

En la Legislatura
La semana culmina con variadas actividades desarrolladas en la Cámara de Diputados de Misiones, desde la reciente conformación del Consejo Provincial de Garantías de los Derechos de Niños, Niñas, Adolescentes y la Familia, al lanzamiento de capacitaciones sobre enfermedades poco frecuentes y la celebración del aniversario del general Andrés Guacurarí.
Con esta serie de actividades, como las que viene desarrollando desde la semana pasada, la Legislatura no interrumpió la actividad y es de puertas abiertas para abordar temas que mejoren el nivel de vida de los misioneros. Ello hace que se elevara y mantuviera la calidad legislativa avalada por normas ISO. A manera de resumen se destaca en lo político, los consensos logrados por los diputados, dejando de lado peleas estériles y ocupándose de importantes temas tratados, con quórum permanente en las sesiones, diferenciándose de otros parlamentos del país y la Nación.
Para arrancar la semana, mañana el presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, brindará una conferencia de prensa junto a autoridades y representantes de la Fundación La Salle, que viene trabajando en espacios de contención y promoción y con adolescentes y jóvenes en situación de vulnerabilidad social.

Cerquita de la gente
Como se indicó, desde la Legislatura se realizó un homenaje por el natalicio de Andresito, en la plazoleta del ex puerto, ubicada en inmediaciones de la intersección de las avenidas Kemerer y Roque Pérez de Posadas. Se destacó desde la Legislatura que fue para poner en su real dimensión al héroe nacional, de sangre guaraní y gobernador del territorio de las Misiones.
A su vez, en un acto en San José, el gobernador Hugo Passalacqua dio a conocer el contenido de una carta enviada por José Gervasio Artigas, padre adoptivo de Andresito, a quien le recomendaba gobernar en realidad el término usado era “mandar”- desde el amor y cerquita de la gente. Esto último es en lo que viene insistiendo con frecuencia el mandatario provincial a sus funcionarios y a los intendentes de Misiones. Destacaría que el héroe misionero, enseñó a gobernar cerca de la gente, desde el amor y no desde el temor, terror o castigo. Afirmó que el héroe nacional evitó que muchos se convirtieran en esclavos de los bandeirantes y sobre todo entendió el mensaje de Artigas de no rendirse ante nada ni nadie, como transmitió al misionero que siempre va para adelante. Es también otra manera de jugar de local, mediante el respeto mutuo, con reglas claras y horizontes bien definidos

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina