El oro de Samaot

Jueves 11 de octubre de 2018
Octubre de 1492; Colón desembarca el viernes 12 y superado el primer asombro de esta “isla” que imaginó un obstáculo más que un continente en su derrotero a la India, confidenció en su Diario su estrategia y objetivo: "Martes 16. Partí de las islas de Santa María de la Concepción cerca del medio día, para la isla Fernandina, la cual muestra ser grandísima al Oeste y navegué todo aquel día con calmería (serenidad). No pude llegar a tiempo de poder ver el fondo para surgir (anclar) en limpio, porque es en esto mucho de haber gran diligencia por no perder las anclas; y así temporicé (a poca vela, para no ceder terreno) toda esta noche hasta el día que vine a una población adonde había venido aquel hombre que yo hallé ayer en aquella almadía (balsa) a medio golfo, el cual había dado tantas buenas nuevas de nos que toda esta noche no faltaron almadías a bordo de la nao (navío), que nos traían agua y de lo que tenían. Yo a cada uno le mandaba dar algo, a saber: cuentecillas, diez o doce de vidrio en un hilo, y sonajas de latón que valen en Castilla un maravedí cada una, y agujetas, de que todo tenían en grandísima excelencia, y también miel de azúcar. Y después envié al batel de la nao en tierra por agua, y ellos de muy buena gana le enseñaban a mi gente adónde estaba el agua, y traían los barriles llenos al batel y se holgaban mucho de nos hacer placer. Esta isla es grandísima y tengo determinado de rodearla porque según puedo entender, en ella o cerca de ella, hay mina de oro. Esta isla está desviada de la de Santa María ocho leguas casi Este Oeste; y este cabo adonde yo vine y toda esta costa se corre Noroeste y Sur sudeste, y vi bien veinte leguas de ella, mas ahí no acababa. Ahora escribiendo esto, di la vela con el viento Sur para pujar a rodear toda la isla, y trabajar hasta que halle Samaot (en Las Antillas) que es la isla o ciudad adonde es el oro que así lo dicen todos estos que aquí vienen en la nao, y nos lo decían los de la isla de San Salvador y de Santa María”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina