Revolución Cubana

Domingo 22 de abril de 2018
Al poder se sube casi siempre de rodillas. Los que suben de pie son los que tienen derecho a él”, decía José Martí, uno de los poetas latinoamericanos más destacados del siglo XIX. Después de 59 años en que el apellido Castro gobernó formalmente Cuba, ascendió esta semana como nuevo presidente de la isla Miguel Díaz-Canel. ¿Será esta una nueva Revolución Cubana?, entendiendo que la revolución es “la justicia, la igualdad del mérito, el trato respetuoso del hombre, la igualdad plena del derecho”, como también definiera José Martí. Sólo el tiempo irá respondiendo al interrogante de este destacado filósofo, escritor, político, pensador cubano, sobre cómo Díaz-Canel llega a la administración de la isla. Al menos en lo legal pareciera ingresar de pie al poder, ya que el sucesor de Raúl Castro obtuvo el 99,83 por ciento de los votos de la Asamblea Nacional del Poder Popular.  Aunque, claro, como se dice en Misiones, son casi votos cantados.
El siguiente paso es saber si está dispuesto a encarar una nueva revolución, no con armas sino con ideas. Afirmó en su primer discurso que nadie logrará el propósito de doblegar la revolución. Quien hasta ahora era el vicepresidente primero y brazo derecho de Raúl Castro, al asumir ante el Parlamento cubano habló de continuidad. Lo que se interpretó como que no habrá cambios bruscos en la isla.
Por ahora, Díaz-Canel en lo personal marcó un hecho histórico, porque desde 1959 ningún otro cubano sin el apellido Castro gobernaba el país.
A su vez, Raúl Castro, con 86 años, comenzó a ceder espacio, lo que no equivaldría a dejar el poder real que seguiría en  sus manos, como  desde hace 12 años -cuando cayera enfermo y luego muriera su hermano Fidel-, y del Buró Político del Partido Comunista, el único que existe en la isla. Díaz-Canel responde a ese esquema, como quedó demostrado al hacer el saludo militar, no sólo porque Raúl Castro fue ministro de Defensa, sino porque son los militares quienes manejan la economía. El nuevo presidente prometió continuar la senda como hasta ahora, es decir será una lenta apertura de la economía al capitalismo.
Por eso, sobre quien tiene y seguirá teniendo el verdadero poder en la isla, nadie duda que será Castro, cuyo mandato vencía en 2021. Es para esa fecha que se espera el verdadero cambio, la verdadera nueva Revolución Cubana. El propio sucesor no se ruborizó al  reconocer que Raúl, como primer secretario del Partido Comunista, seguirá encabezando las mayores decisiones. Por ahora la Revolución Cubana tiene muchas deudas, entre ellas la alta desigualdad social, producto del mismo sistema y del embargo. Se le reconoce logros como una buena seguridad ciudadana, leyes que protegen los derechos de las mujeres y muy buen sistema de salud.
Díaz-Canel es fiel al sistema y lo que Cuba está necesitando es que esa fidelidad sea para mejorar la situación de la población y avance hacia más derechos, como la libertad de expresión, para que la música de la revolución siga sonando en la isla.

Paraguay elige
Decir que Paraguay elige varias opciones presidenciales este domingo sería un exceso. Es cierto que hay varios candidatos, diez en total, pero como es tradición e historia en suelo guaraní, volverá a dirimirse entre dos colores muy conocidos e históricamente enemigos políticos. Todo indica que será un choque entre el derechista Partido Colorado, que gobernó el país buena parte de los últimos 70 años, y la alianza de centroizquierda integrada por el Partido Liberal y el Movimiento Guasú, del ex presidente y ex sacerdote Fernando Lugo.
El candidato colorado es Mario Abdo Benítez, conocido como Marito por ser hijo del ex secretario privado del mismo nombre del gobernante de facto Alfredo Stroessner, que derrotó en unas primarias internas a Santiago Peña, el favorito del presidente Horacio Cartes. Del otro lado está la Gran Alianza Nacional Renovada (Ganar) encabezada por el liberal Efraín Alegre, mientras el movimiento de Lugo al integrar la alianza puso de candidato a vicepresidente al periodista Leonardo Rubín. De nuevo, entonces, la disputa será entre los colorados que se identifican con un pañuelo rojo contra los azules del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), de centroderecha que llega en alianza con el anhelo de arrebatar el poder a los colorados.
Marito llega como favorito y aunque se lo vincula con el ala más conservadora del Partido Colorado, es un duro crítico del saliente presidente Horacio Cartes y promete un golpe de timón.
Serán las séptimas elecciones generales de Paraguay, desde el regreso de la democracia al país en 1989. Además de un nuevo presidente y vicepresidente, los paraguayos elegirán  gobernadores, senadores y diputados, tanto al parlamento local como al del Mercosur.
En el Paraguay la riqueza está en manos de muy pocos. Alrededor del 40 por ciento de la población vive en zonas rurales, aunque en su mayoría no son propietarios de la tierra, que está en poder de una minoría. Representa un reclamo periódico, con algunas ocupaciones que pasaron a la historia como la tragedia de Curuguaty. Aquel hecho de 2012 dejó 17 muertos, lo que luego provocó la destitución de Lugo de la presidencia acusado de ser el responsable político de lo sucedido. En el medio está el Ejército del Pueblo Paraguayo, más conocido por su sigla el EPP, que reivindica mejores condiciones de vida para la población empobrecida. Es que la riqueza y las propiedades, es de una minoría en Paraguay, como se refleja al ser uno de los generadores de riqueza respaldado en el cultivo de la soja que el país exporta en un 90 por ciento, además de la ganadería, energía. Riqueza y pobreza extrema son las contracaras. Con una población cercana a los siete millones, registra un desempleo promedio del 6 por ciento, aunque los trabajos existentes en su mayoría son bastante informales o precarios, con una pobreza que ronda el 27 por ciento. Tienen más coberturas de internet (22,5%) y telefonía móvil (96,6%), que buena salud pública, que apenas supera el 25 por ciento.
Del gobierno se tiene una alta percepción de corrupción y se ubica en el cuarto lugar como productor mundial de cannabis en el mundo, con la particularidad de que sólo el uno por ciento de la población paraguaya consume marihuana.
El Paraguay que va a las urnas es eso, con importantes diferencias sociales y económicas, con impuestos bajísimos y trabajadores baratos sin conflictos, con la singularidad de que no tiene mayores altibajos de inflación.

Rompiendo bloque
A propósito de la región, sumados a la Argentina, Paraguay y Brasil, se retiraron esta semana del bloque regional Unasur Perú, Chile y Colombia.  Representó un golpe casi de nocaut para el bloque creado en 2008, por impulso del ex líder y presidente venezolano Hugo Chávez, que inmediatamente contó con el  respaldado de los entonces presidentes Néstor Kirchner y, de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva. Fue con el fin de contrarrestar la influencia de Estados Unidos en la región. En ese sentido también los vientos soplan de otra manera, más al conocerse la apertura que tiene Argentina a través del presidente Macri hacia el país del Norte comandado por Donald Trump.
La razón de la suspensión de los seis países en la Unasur son las acciones de bloqueo que estarían realizando tanto Venezuela como Bolivia que, según alegaron, impiden el funcionamiento de las acciones de la organización que lleva un año sin secretario general, cargo que ocupó en su momento Néstor Kirchner tras finalizar mandato de presidente de la Nación. En general todos los organismos no suelen distinguirse por su excelencia en cuanto a funcionamiento, pero lo sucedido termina beneficiando al país del Norte, que tiene ahora un obstáculo debilitado, más teniendo en cuenta que era un bloque que había nacido díscolo.

Inflados a todos
Esta semana al gobierno nacional no le sirvió ningún intento por acaparar la agenda. La inflación, como se venía advirtiendo desde hace varias semanas en esta misma columna, representa un mal que nadie quería tomarlo muy en serio. Ahora comienzan a sentirse los reales efectos y todas las previsiones del gobierno entran en crisis, partiendo de que el país lidera las posiciones entre los de mayor inflación antes que encabezar la de los que la combaten  mejor. La suba permanente de los servicios esenciales, como luz, gas y agua, sumada al transporte -a su vez efecto de la suba ininterrumpida del combustible- más productos de consumo diario, hacen que la gente ande con los bolsillos flacos y sea causante de un verdadero malestar en la población. Ello sumado a que preocupa que de nuevo el argentino perciba un escenario similar a un país en crisis que tantas veces debió atravesar.
Hace rato dejó de ser una simple sensación y esta semana el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger,  antes de que le preguntaran sobre el tema salió a admitir que no era la inflación esperada de marzo. Para oscurecer el panorama, la titular del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, afirmó que el año terminará para la Argentina con una inflación cercana al 19,2 por ciento; una cifra que venían manejando desde la oposición y lejos de la meta corregida del 15 por ciento de inflación que estimaba el Gobierno de Macri. Es que a la fecha ya se lleva consumida la mitad de esta proyección inflacionaria y el cuarto mes aún no terminó. En el medio está el creciente nivel de endeudamiento externo, que hace rato se viene advirtiendo. Los máximos referentes económicos que comandan la administración del país admiten la necesidad de mantener la deuda bajo control. Eso mismo habían prometido respecto a la inflación que por ahora sube sin parar. Algunos economistas entienden que en mayo se empezará a percibir si el Gobierno logra controlar la inflación. Por ahora, la población sufre las consecuencias de esta ola inflacionaria.

El radicalismo quiere más poder
Comenzó como una ola en distintos distritos. Al sentirse como socios ninguneados y sin grandes protagonismos, la Unión Cívica Radical decidió plantarse ante sus aliados de Cambiemos y plantear que es hora de ocupar más espacio de poder. Fue el titular de la UCR y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, quien planteó el tema con todas las letras al sostener que ya no quieren ser meros acompañantes en Cambiemos. No lo dijo en un café ni en una reunión acotada entre correligionarios, sino que lo hizo público en reunión partidaria celebrada en el Comité de la provincia de Buenos Aires.  Cornejo de esta manera pasó en limpio los objetivos que persiguen ahora desde el radicalismo nacional como socios de Cambiemos. Además afirmó que buscan saldar aquella deuda económica y social que tienen con los argentinos, al haber abandonado el barco el radicalismo en su momento. Consideró que desde la UCR, además del espacio territorial cedido a sus socios políticos, ahora pueden darles a los argentinos una economía más sana. El mensaje llega en momentos en que la economía está al rojo vivo en el país y cuando los principales referentes de Cambiemos están movilizándose camino al 2019. Sin renegar del espacio del que forma parte, Cornejo dejó aclarado que también buscan un líder que los represente para que el radicalismo vuelva a ser gobierno.
En lo institucional, grandes expectativas generaron los reclamos internos de la UCR contra el gobierno de Macri por los tarifazos. Fueron convocados a una reunión en la Casa Rosada. Entraron con los cuchillos afilados para conseguir parar los tarifazos y salieron contentos por haber conseguido pagar en cuotas con interés los aumentos exorbitantes en las tarifas de gas.

Gestión
Una amplia agenda desarrolló esta semana el gobernador Hugo Passalacqua.
En Buenos Aires participó de la Cumbre Anual del Consejo Mundial de Viajes y Turismo, donde en encuentro con importantes empresarios detalló las potencialidades que tiene Misiones para un mercado de alta demanda como China. En la provincia, el sector turístico representa el 10% de la economía activa, generando empleos directos e indirectos. Por eso la apuesta al sector continúa con fuerte impulso. Fue también recibido por el presidente Macri, para repasar los compromisos y acuerdos celebrados en el marco de la reciente visita presidencial a Puerto Iguazú.
Del mismo modo, Passalacqua y al presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, recibieron en Misiones y hablaron de inversiones, cuestiones empresariales y políticas con los máximos directivos del Multimedios Clarín y de la empresa Telecom.  Los visitantes, recorrieron los parques de la Salud y del Conocimiento, la Costanera y la Escuela de Robótica, conociendo y admirando la innovación e inversiones impulsadas,  en línea con la vanguardia del pensamiento que predomina en la provincia. Trascendió el compromiso de inversiones y asistencia a la provincia, en cuanto al  avance de las telecomunicaciones además de prosperar en una relación institucional.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina